Selección de idioma

Abrieron su relación, fueron felices y comieron perdices.

23 January, 2015 at 11:00/ por
https://www.flickr.com/photos/vblibrary/8472794574

Hay una gran frase en Opening Up: “El poliamor es descrito como una manera idealista de relacionarse en la que todo el mundo está de acuerdo y tienen una relación estupenda. Eso me hacía desconfiar”.

Y es algo que repito a menudo, algo que comienza a convertirse en habitual cada vez que hablo de la no monogamia, sea con una persona o en una charla: La no monogamia, el poliamor del tipo que sea, la anarquía relacional, da igual el tipo de relación que se elija no es mejor opción que cualquier otra. No son paraísos con unicornios, magia y hadas madrinas. Son simplemente puntos de partida, propuestas, modelos. Son como impresos en blanco que tendrás que rellenar con tus datos personales. E igual que tus datos —tu nombre, tu fecha de nacimiento, dónde naciste— los mantienes durante toda tu vida, lo mismo pasa con lo que haces mejor y peor en las relaciones personales. Tu manera de ser no va a cambiar mágicamente en el momento en que te decides por la no monogamia. Y una persona manipuladora da igual en qué tipo de relación esté, lo será en cualquiera de ellas, ya buscará la manera de que no la pillen, porque muchas de esas manipulaciones se siguen produciendo a solas, donde no hay testigos. Y si es una persona que no sabe comunicarse bien (verbal o no verbalmente), ese problema lo va a tener en cualquier tipo de relación de la que forme parte. Si es una persona adicta al drama, los tendrá con una, dos o tres parejas. Si tiene un caracter frío y distante, probablemente siga siendo así en una relación abierta. Y es un aviso que se da siempre en esto de abrir las parejas: Si tienes problemas en tu relación actual, al abrir la relación no van a desaparecer o mejorar, van a aumentar… Del “amor romántico” pasamos al “poliamor romántico”. Del “amor culebrón” pasamos a dos o más culebrones simultáneos.

En esta vida hay opciones, elecciones que parece que las hemos decidido… y en realidad no: nos las asignan por defecto, como ser heterosexuales, casarse, tener sólo una pareja, tener descendencia. Otras opciones en la vida nos las plantean con un gran cartel encima que dice ¡NORMAL!¡No te van a rechazar! y el resto de opciones (practicar BDSM, travestirse, tener varias parejas, optar por la promiscuidad) son más difíciles de encontrar y te van aconsejando que ahí no te metas… Nada fácil elegir una opción que critica todo el mundo…

La gran ventaja que le veo a salirse de cualquier camino convencional es que te obliga a plantearte las cosas. Lo habitual es lo contrario, es hacer lo que hace todo el mundo sin plantearnos por qué lo hacemos.

Aparte de esa frase, Tristan Taormino tiene alguna frase interesante más al inicio del libro:

 Screen-Shot-2013-03-27-at-03.37.39-copy

 

La investigación de Tristan Taormino para Opening Up

En los últimos 10 años he estudiado mucho el poliamor y otras formas de no monogamia. Lo que siempre me ha chocado, al leer libros e ir a talleres, es que la información de “cómo se hace” ayuda, pero es sólo un marco de referencia. Recuerdo acudiendo a charlas sobre el tema y salir pensando que no sabía más de lo que sabía antes. El poliamor es descrito como una manera idealista de relacionarse en la que todo el mundo está de acuerdo y tienen una relación estupenda. Eso me hacía desconfiar.

Hace siete años, una vez que había salido de viaje, fui a cenar con un amiga y con una mujer que conocía en la zona. Sabía que las dos eran poliamor y comenzamos a conversar sobre el tema. Mi amiga nos contó:

“mi pareja principal y yo no tenemos relación sexual. Tenemos sexo con nuestras otras parejas. Pero mi compromiso con mi pareja es del 100%”.

Me sorprendió, porque lo que ella estaba diciendo contradecía todos los modelos que conocía. Nuestra compañera de mesa era una líder en la comunidad BDSM, y había estado con su pareja principal durante mucho tiempo.

“Della y yo nos hicimos poliamorosas después de que ella me engañó con otra persona. Yo fui en cierto sentido arrastrada dentro del poliamor de manera no consensuada, por decirlo de alguna manera. Cuando averigüé que me había estado engañando, me sentí herida y enfadada pero cuando me calmé me di cuenta que no quería terminar nuestra relación. Así que nos sentamos y dijimos ¿Qué podemos hacer para que esto funcione?”.

https://www.flickr.com/photos/beglendc/433984238

https://www.flickr.com/photos/beglendc/433984238

De lo que me di cuenta aquella noche, escuchando sus historias, es que yo no había escuchado a demasiada gente hablar sobre detalles específicos de sus relaciones. Cuando alguien acepta ir al grano y compartir los detalles de su vida, podemos aprender de sus experiencias. Pero la gente tiene que tener el valor de contar lo bueno, lo malo, lo feo, lo raro, lo embarazoso, y así las otras personas pueden sentir que no están solas.

Esta es la razón por la que era importante incluir en el libro tantas voces distintas y versiones diferentes de la no monogamia como pudiese. Tengo mis propias experiencias con relaciones abiertas, tanto exitosas como fallidas. He probado muchos estilos diferentes de no monogamia. He estado en mi relación actual siete años. Pero creo que es útil tener todas las perspectivas diferentes posibles sobre un tema tan amplio. Así que me dirigí a las personas que conocía y que estaban saliéndose del molde de la monogamia”.

 

——————-

Fragmentos parte de la traducción al castellano de Opening Up, que publicará Editorial Melusina en 2015. En este blog se van publicando de manera autorizada extractos traducidos del libro.

1 Comment to “Abrieron su relación, fueron felices y comieron perdices.”

  1. Leon says:

    Lxs felicito. Me parece excelente que pronto habrá una traducción de este libro. Es un excelente recurso, de los que hacen mucha falta en nuestro idioma.

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive