Selección de idioma

Activismo, polémicas y entretenimiento

4 January, 2019 at 17:07/ por
200721567_498574d98d_o

Cada día las redes sociales se van limitando más al entretenimiento, dejando de lado todo tema que incomode a una visión conservadora cada vez más extendida (Salvini, Bolsonaro, Trump…) Y así, todo nuestro contenido, el que producimos y publicamos en redes sociales (sean tweets, sean posts de tu blog) debe parecerse todo lo posible a un canal de televisión en horario infantil. Las redes sociales no tienen nada que objetar a tu contenido, ni borran tus fotos ni posts, si quieres subir fotos de tu familia, de tu empresa, de tus vacaciones, de tu nueva oficina, de cómo trabajas en tu casa… Muestras de vida feliz en familia, en el trabajo y de merecidas vacaciones. Moda, tecnología, recetas… Y polémicas. Nada le gusta más a las redes sociales que las polémicas. Pero esas polémicas que son como un soufflé, que crecen hoy y se apagan mañana. El ruido. Cuanto más emocional, más se comparte y más se puede cobrar por los espacios publicitarios.

Hay quien cree que las polémicas son algo diferente al entretenimiento. Y no, en realidad se limitan a tocar temas muy emocionales y que, en el fondo, son debates morales. Temas que revuelvan mucho a la gente por dentro, que les anime a participar, compartir, retuitear… y mañana otro tema, pasado mañana otro, como hace Trump, como hace cualquier muchifollower. Cada vez es menos bienvenido cualquier tema realmente activista, que toque profundamente un tema,  que no plantee los temas como o blanco o negro, con tiempo para argumentar y se da la bienvenida, como aparente sustituto, a polémicas entre dos posturas opuestas (como si fuera lo mismo estar a favor o en contra de los derechos humanos, por ejemplo) donde todo quede reducido a opinión (LaSexta Noche y sus inútiles debates, por ejemplo). Se da la bienvenida a todo lo que sea entretenido, lo que llame la atención de forma sensacionalista. Nada le gusta más a la publicidad. No sea usted aguafiestas, no venga a amargarnos el día con problemas reales, lo que queremos es entretenernos, estallar y gritar y olvidarnos de nuestros problemas…

 

El activismo cada día gusta menos en las redes sociales

Lo que cada día está más perseguido en internet son las cuestiones más activistas. Sea contra la monarquía, sean algunas propuestas feministas (muchas de mis amistades, a quien borran posts y cuentas) y desde luego, todo lo que tenga que ver con sexo. Y eso no solo se refiere a los desnudos, clasificados como problema desde la Segunda Guerra Mundial (antes no había clasificación del cine según hubiera desnudos o no), sino también se considera censurable que se noten los pezones como antes fueron pecaminosos los tobillos y los ombligos. Desaparece lo que tiene que ver con sexo en cualquiera de sus expresiones, desaparece el porno de Tumblr pero también los pies mostrados como objeto de deseo o la desnudez que la misma plataforma acepta en sus normas.

También es problemática (y censurada) la educación sexual (censurando, por ejemplo, todo lo que tiene que ver con Skolae, el proyecto de educación sexual –esta es su propia web- sobre el que se ha manipulado y tergiversado tanto desde los medios conservadores). Algo habitual en este país, donde se prefiere el analfabetismo sexual antes de que se hable de transexualidad, gays, lesbianas, bisexuales… como si la identidad y la orientación no existieran hasta que eres mayor de edad. Se prefiere hablar de sexo como algo separado de sus relaciones afectivas, como si no fueran unas de la mano de las otras, como si nuestra sexualidad sólo fueran los genitales propios y ajenos. De nuevo, el sexo como tabú, como algo que desgraciadamente a veces queremos, ignorado como una función corporal de la que es mejor no compartir nada. Y por supuesto, todo ello anclado en unas ideas que sostienen una manera de ver el mundo en la que, simplemente, no encaja la realidad, que es más rica, diversa y compleja. 

Y así se elimina todo lo que le moleste a un colectivo lo suficientemente grande. Y, como era de esperar, ahí es dónde las minorías discriminadas salen perdiendo.

 

newzealand_wool_animals_rural_sheep_farming_flock_mob-172569.jpg!d

¿Tienes plan B, si cierran tu cuenta?

Con ese funcionamiento de internet, cada vez se hace más probable que tu cuenta, tu página de fans en facebook, tu perfil, desaparezcan de un día para otro. Que tu proyecto desaparezca y tengas que empezar desde cero. Y hay quien sobrestima la fidelidad de sus fans… En Tumblr se leen los lamentos de quienes han migrado a BDSMLR o a Reddit, y llaman, avisan, “ey, aquí estoy! seguidme!” y no, no todo el mundo está dispuesto a irse a plataformas donde hay poco contenido y poca gente. Ese es el problema de twitter,  instagram y Facebook: Que funcionan bien. Y eso hace que todo el mundo tienda a estar pendiente de esas redes en lugar de las alternativas que se propongan donde, sí, puede que haya menos censura pero también hay mucha menos gente…

Por eso, si te lo puedes permitir, es bueno volver a tener tu propia web y tus listas de correo. Así, el día que te impidan el acceso a una de esas redes podrás volver a contactar a todo el mundo en la red a dónde se vaya todo el mundo ¿Recuerdas MySpace? ¿Recuerdas el porno de Tumblr? Ahora Tumblr parece un desguace de coches, con la mayoría de posts censurados y un post visible aquí y allá. Ahí está el solar abandonado que es MySpace, a pesar de que se compró por 580 millones en 2005. Tuenti, Orkut, Foursqueare… Pues eso mismo le irá pasando a otras redes sociales.

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive