Selección de idioma

¡¡¡ CENSURADO !!!

2 February, 2021 at 9:00/ por
Foto de 
terminallychll

El principal problema que tienen las redes sociales es que funcionan MUY bien. Siendo gratuitas (lo “único” que te piden a cambio es un contenido entretenido, y así te darán más visibilidad), sus claves básicas de funcionamiento son dos: Una, la facilidad de uso (de crear un perfil, de responder, interactuar, etc) y poder usarlas en cualquier situación, desde cualquier equipo. El conocido mantra de “convenience and accessibility”.

Siendo tan barato, fácil y rápido crear una página en Facebook para tu proyecto ¿por qué gastar dinero en hosting, diseño, etc?

El problema es que cada vez estamos viendo más gente que ve cómo se censura su contenido en Instagram y Facebook. Se empieza a hacer común la frase de “si no me devuelven la cuenta, me podéis encontrar en…”.

Hablando de censura, es fácil poner el foco en las grandes corporaciones, el uso de nuestros datos, etc. Pero hay otro peligro en las redes sociales igual o más peligroso: el acoso.

Esto no es nada nuevo. Comencé este blog en 2006 precisamente porque dos trolls me dieron la lata mucho mucho tiempo en un foro swinger. Luego esos trolls, diciendo idioteces, se trasladaron de los foros a los comentarios de las noticias en internet, soltando bilis permanentemente, destilando un odio sin sentido que era complicado entender. Con el tiempo, esos trolls se han ido a redes sociales y a foros que reúnen a millones de usuarios.

Eso ha hecho que el peligro de que cierren tu cuenta de Instagram, Facebook, Twitter etc no sólo viene de la censura que pueden poner en práctica esas mismas empresas, sino miles o millones de usuarios organizados contra ti o contra el colectivo del que eres parte.

Por eso, en estos tiempos de bullying como modo de vida (ya no es algo excepcional, es la norma) vuelve a ser recomendable que tengamos nuestro propio blog, nuestra propia web y usar las redes sociales SOLO para publicitar nuestro contenido. Y el día que deja de tener sentido publicitarse por Facebook o Instagram, es fácil dejar de compartir ahí tus enlaces para empezar a compartirlos en cuentas de whatsapp o telegram. Y mañana en la nueva red social que aparezca… SIN PERDER todo tu contenido anterior.

Si no, el día que nos vamos de Instagram o Twitter, ahí se queda todo lo que hemos subido durante tanto tiempo…y cuando comienzas tu propio blog tienes que empezar desde cero con tu contenido.

Todo esto no solo lo recomiendo para quienes comparten materiales potencialmente censurables, generalmente los relacionados con sexo, sino para cualquiera. Se va viendo poco a poco como el acoso se va extendiendo a más y más temas, llegando a muchos ambientes y desde muchas plataformas distintas.

A esa medida técnica (tener tu propio dominio, tu propia web, etc) hay que sumar una medida de autocuidado: no responder nunca, bloquear sin intercambiar una palabra y seguir disfrutando de tu vida. El debate con trolls sólo lleva al agotamiento, al estrés, a quemarse… y al final, en tiempos tan polarizados, se quedan las posturas extremas ¿por qué? porque a esas posturas extremas les conviene eliminar toda postura intermedia, de entendimiento, conciliadora, denunciándola como cómplice de un bando o el otro.

Espero que os resulte útil… En mi caso, la web se diseñó hace ya 6 años y necesita actualizarse. El hosting es caro (en torno a 500 euros anuales) pero me garantiza un backup diario de todo, solución rápida a los problemas, atención por teléfono sin llamadas interminables… Pero a pesar de las pegas que se le pueden encontrar, no tiene precio seguir conservando muchos materiales que traduzco, reuno y comparto desde hace años. Para cualquier recomendación, consejo, ayuda, etc, hay muchas vías para contactarme por redes sociales. Que también son muy buenas para el contacto directo  ;-)

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive