Selección de idioma

Cómo enamorarte. Y cómo enamorarte “poliamorosamente”.

7 January, 2016 at 13:00/ por
https://www.flickr.com/photos/jetske/5824378086/

La mente, de momento, sigue funcionando de la misma manera que hace mucho tiempo. De maneras similares, en culturas similares, todos los seres humanos nos enamoramos, nos manipulan, manipulamos, sufrimos estrés, nos autoengañamos, reaccionamos al miedo, asco y sorpresa de maneras parecidas. Por eso, del mismo modo que existe una manera de provocar el enamoramiento entre dos personas (o de hacerlo altamente probable), eso mismo va a funcionar en relaciones abiertas. ¿Enamorarse de dos personas o más, cada una en un momento diferente? Eso lleva ocurriendo toda la vida… Por eso tanto empeño en perseguir el adulterio (femenino).

Si se quiere estar en una relación no-monógama, ya buscará nuestra cabeza la manera de que podamos hacerlo, compatibilizando ese enamoramiento con otras ideas incompatibles con la no-monogamia que tenemos en la cabeza (los dichos mitos del amor monógamo). El cerebro nos echará una mano, ya sea animándonos a buscar la manera de cubrir nuestras necesidades, sea desconectándonos de nuestras emociones o haciendo saltar nuestras alarmas continuamente (el polidrama).

 

 

No tiene mucho misterio. Lo que funciona en las relaciones monógamas muy probablemente va a funcionar también en las relaciones no-monógamas, principalmente porque las ideas básicas sobre las relaciones aún no las hemos cambiado, y además, todo el funcionamiento psicológico, hormonal, humano, sigue siendo el mismo. Somos más previsibles de lo que quizá nos gustaría.

Internet ha traido efectos secundarios muy variados: Uno de ellos es que se terminaron los espacios de autoridad (prensa, televisión, universidades) como únicos productores de opinión y pensamiento. Otra es que ya no hace falta estar mendigando poder acceder a esos espacios: Ya no hace falta conseguir trabajar en el periódico-que-sea para poder escribir algo que llegue a mucha gente. Ya no hace falta esperar años y años para poder publicar un libro. No hay que tener un doctorado o cátedra. Internet ha hecho posible que todo el mundo podamos dar nuestra opinión con la misma autoridad. Y a menudo es el número de “fieles”, followers, visitas en internet, lo que acaba determinando la relevancia de algo. Sí, hay otros sistemas de puntuación para medir la relevancia académica de un texto. Pero ese tipo de relevancia es algo que cotiza sólo en ese mismo mercado, el académico ¿Cómo funciona en realidad? Pues que lo que tiene más visitas circula más, lo que tiene menos acaba siendo irrelevante. Si tienes 100.000 followers, da igual si la mitad están ahí para ver cómo te estrellas, qué burrada dices, siguiéndote con la misma atención que si hubieses anunciado que te vas a lanzar delante de un autobús. Lo que importa es que llamas mucho la atención. Y si llama mucho la atención en internet, es probable que acabe llegando al resto de medios.

 

 

Pero aunque sea así, habrá quien lo ponga en duda. Es otro de los efectos secundarios de internet: Que da impresión que todo es cuestión de opinión ¿Hacemos una encuesta a ver si la tierra es plana o no?¿es 100% seguro que existe la ley de la gravedad? Esos temas parecen poco discutibles. Pero hay otros, sobre todo relacionados con ciencias humanas y sociales que, si hemos visto que tienen algo (razonablemente) criticable, reaccionamos como si esa crítica invalidase todo el estudio/hallazgo/hipótesis/propuesta.  Empecemos desde cero con toda la psicología, psiquiatría, sociología, antropología, tiremos a la basura todo lo anterior, que tienen cosas criticables.

En mi caso (relativicemos, no vaya a ser que no parezca razonable), si hay una serie de patrones de la conducta humana que se han venido repitiendo desde siempre, veo más que razonable que se vuelvan a repetir todos, independientemente del tipo de relaciones que tengamos. Hay muchas novedades hoy día, en las identidades, las relaciones, las prácticas sexuales, las expectativas… pero el sistema operativo mental que usamos se parece mucho al que ha habido siempre.

 

———–
Imagen principal: https://www.flickr.com/photos/jetske/5824378086/

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive