Selección de idioma

Consejos para tu primera sesión BDSM como dominante (3)

20 August, 2014 at 11:00/ por
5435349518_32dba2b40e_z

COMO DAR APOYO

“Siendo bottom se necesita mucho apoyo cuando están en su papel y, dependiendo del tipo de sesión que estés haciendo, hay muchas maneras de ofrecerlo.

Si tu bottom está haciendo algo intenso y difícil para complacerte, merece y necesita tus elogios. Si tu sesión tiene un tono de cuidados, simplemente querrás dar ese elogio: “Siento orgullo de ser tu top” o “aguantaste eso muy bien” o “te sienta tan bien estar haciendo eso”. Por otro lado, pocas personas en un interrogatorio alaban a sus víctimas por lo bien que aguantan la tortura. Así que si estás haciendo una sesión de no-consentimiento o dura, tienes que ser más sutil, pero comentar murmurando sobre la terquedad de su víctima consigue el mismo objetivo sin romper el rol: “¡Aha, tiene aguante, me gusta!¡Así hay más donde romper!”.

Un truco especialmente retorcido para tops es usar las defensas bajas en la sesión para “implantar” mensajes que mejoren la autoestima. Nosotras hemos hecho un par de sesiones juntas en las que Janet es la figura autoritaria en forma de profesora y Dossie la niña; Janet disfruta diciéndole a Dossie que “una cosa tan linda como tú va a ser muy popular aquí entre las chicas más mayores”, creando una agradable sensación de miedo al mismo tiempo que va creando una autoimagen mental de Dossie.

También puede ser útil “asistir” a tu bottom en las partes más duras recordándole hacer cosas como respirar y relajarse, un poco como una matrona en un parto. Si eres del tipo de top que da apoyo, simplemente puedes decir a tu bottom qué es lo que quieres que haga: “Respira conmigo” o “relaja los músculos de tu culo” o “escucha la música”. Si eres del tipo mezquino de top, puede que quieras poner un poco más de creatividad: “Quiero oírte gritar” consigue el mismo objetivo de recordar a tu bottom que respire (se necesita oxígeno para gritar) pero da miedo de una manera completamente diferente. También puedes ordenar a tu bottom hacer algo como relajar sus músculos, con penalizaciones si se tensa.

2897251785_273796dafe_z

COMPROBACIONES

Como a veces hay bottoms que ocasionalmente olvidan, por una u otra razón, cómo cortar la sesión diciendo la palabra de seguridad, pensamos que es una buena idea para tops tener un mecanismo que puedan usar para “comprobar” de vez en cuando y asegurarse de que está todo bajo control.

Muchas personas hacen esa comprobación verbalmente. “¿Sigues conmigo” o  “¿recuerdas tu palabra de seguridad” son fáciles y se entienden fácilmente. De todos modos pueden ser muy poco apropiadas para algunos tipos de sesión (en el caso de guardas de prisiones, pocas veces preguntan a sus víctimas si se lo están pasando bien), además de que algunas veces hay bottoms que se vuelven muy poco verbales como para contestar correctamente.

8573026025_93ef10fb75_b

En su libro “SM 101: A Realistic Introduction” [en castellano "BDSM: INTRODUCCION A LAS TECNICAS Y SU SIGNIFICADO"], Jay Wiseman sugiere utilizar la comprobación de “los dos apretones”: La persona dominando sujeta una parte del cuerpo de la persona dominada (a menudo su mano) y da dos apretones firmes. La persona dominada transmite a su top que está todo bien haciendo lo mismo. Si quien está dominando no recibe los dos apretones, vuelve a intentarlo una vez más; si los apretones no vuelven, asume que algo malo está pasando y es momento de abandonar los roles y hablar.

Otras maneras de hacer esas comprobaciones son físicas: Buscando moratones para asegurarse de que el látigo está golpeando en los lugares correctos, vigilando cambios en la respiración o el sonido, tocando las manos y pies atados para asegurarse de que siguen calientes y recibiendo suficiente riego sanguíneo. Estas comprobaciones también te acercan al cuerpo de tu bottom, algo que normalmente no le molestará.

10024029783_2c89f5e3e5_z

CALIBRANDO TU BOTTOM.

Muchas personas que dominan, cuando dominan por primera vez a una nueva persona (o con un nuevo juguete con su bottom de hace tiempo), usan alguna variante de la estrategia “de uno a diez”. Normalmente, quien está dominando da un estímulo muy suave y dice “Eso era el ‘uno’ en la escala del uno al diez. Cuando te sientas capaz de recibir otro, di el número que indique lo intenso que quieres que sea”. La persona puede pasarse varios minutos dejando que sea la persona dominada quien pide de esta manera, aprendiendo cuáles son las reacciones de su bottom según juegan.  Cuando ya empiece a parecer que la persona dominada se puede estar aburriendo un poco, la persona dominante dice “si te ves capaz de dejar de decir los números y dejar que yo decida la fuerza y el ritmo por ti, házmelo saber”. La persona dominada puede seguir uno-a-diezando todo el tiempo que necesite para sentirse a gusto y así la persona que domina puede hacerse una idea de qué tal maneja su bottom esa sensación.

 

3491182636_cfdb21ab06_z

POZOS SIN FONDO Y “EL PAÍS DE NUNCA JAMÁS”

A veces la persona dominada tendrá tal subidón de adrenalina o se habrá ido tan al fondo que se sienta queriendo hacer eso eternamente. Una persona dominada que se encuentra en ese estado no será capaz de decirte si estás haciéndole daño en el cuerpo o mentalmente. Puede que se quede muy tensa, que deje de resistirse o de hacer ruidos: Puede ser algo que da mucho miedo si no te lo esperas. O puede que siga gimiendo, y llorando, pero siendo incapaz de responder preguntas sencillas o cumplir órdenes. O puede parecer que está perfectamente. Dossie sonríe y se ríe, pareciendo de manera engañosa que está por encima de todo, mientras que, relajadamente, Janet no para de hablar.

Si tu bottom se va al “País de Nunca Jamás”, eso pone sobre ti una carga extra de responsabilidad; tu bottom ha perdido la capacidad de valorar la situación, así que tienes que cuidar de ambas personas. Controla especialmente señales físicas como habones, moratones, rasguños y ampollas, y atiende por si aparece mareo, temblores y nauseas (todas son señales de que tu bottom está empezando a tener “sobredosis” y puede estar al borde de desmayarse). Ten un respeto extremo de los límites que acordasteis tu bottom y tú antes de la sesión: Una persona dominada en “el País de Nunca Jamás” puede mostrarse absolutamente encantada de ver el puño americano al que dije “bajo ningún concepto” antes, pero eso no significa que sea correcto usarlo porque que dé su consentimiento tu bottom ya no significa demasiado.

A las personas dominadas que parece que nunca tienen suficiente se les llama, con cierta pena, “pozos sin fondo”. Ese tipo de bottom puede ser frustrante para las personas que dominan, porque puedes acabar sudando como un pollo y aún así recibir un melancólico “¿Ya hemos terminado?” después de todo lo que te has esforzado. Algunas personas al dominar se guardan uno o más juguetes o técnicas muy intensas para convencer a su bottom, que se cree que nunca tiene suficiente.

FLBull-cat-1218

Dossie recuerda la performance en público que hizo una vez:

A comienzos de los años 80, otras dos mujeres y yo hacíamos una performance erótica, que yo sepa, la primera muestra pública SM en un espacio para mujeres de San Francisco. Representábamos el rapto de una víctima “aleatoria” entre el público (en realidad mi amante) e insistíamos mucho en llegar a que hubiese consentimiento de manera que el público no se escandalizase, incluyendo que mi “víctima” eligiese el látigo con el que la golpearía, que era un gato trenzado relativamente suave. Habíamos planeado una escena en que contase los golpes que eran su “regalo de cumpleaños”, en el que se suponía que ella podría controlar la duración e intensidad de los golpes contándolos para recibir el número con que se sintiese cómoda… la sesión empezó “uno-zas-dos-zas-tres-zas-tres-zas-tres-zas” y así. Nuestro acuerdo era que cuando nos acercásemos a su edad, la golpearía todo lo fuerte que ella quisiera y terminaríamos en 33. Bueno, ella se fue al Lugar de Nunca Jamás y olvidó que era ella quien debía decir cuándo paraba y siguió contando “30, 30, 30″. No conseguía que me atendiese, y no podía romper las reglas de juego que había marcado tan cuidadosamente, con lo que al final tuve que abandonar, anunciar que ella era la ganadora, felicitarla y acompañarla saliendo del escenario, esperando que nadie se diese cuenta de cómo yo le decía disimulando que se callase mientras ella me preguntaba por qué me había parado cuando ella se estaba sintiendo tan bien” 

 

————-

Traducción propia de un fragmento de “The New Topping Book”, de Dossie Easton & Janet W. Hardy. El ebook está en Amazon por 8 euros. El formato kindle se puede leer en el ordenador, el móvil, tablet; no hace falta tener kindle, solo hace falta bajar de Amazon la app gratuita Kindle , o de iTunes, Google Play… 

 

IMAGENES

https://www.flickr.com/photos/ataferner/5435349518 
https://www.flickr.com/photos/79226974@N07/8573026025 
https://www.flickr.com/photos/cactusthesaint/2897251785 
https://www.flickr.com/photos/malecution/10024029783 
https://www.flickr.com/photos/soyignatius/3491182636 
http://www.efleathercraft.com/CatONine.htm

 

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive