Selección de idioma

Consejos para tu primera sesión BDSM como dominante (y 4)

21 August, 2014 at 11:00/ por
4203510831_e94346bd32_n

CIERRE

Terminar una sesión es uno de los factores más importantes para que tú y tu bottom recordéis con cariño esa sesión. Un final repentino, inesperado o torpe puede quitarle todo el disfrute a una sesión que ha estado bien hasta ese momento.

Terminar una sesión tiene tres partes: Preparación, cierre y “aftercare”. Durante el proceso de preparación, mientras estás todavía jugando, debes indicar a tu bottom que la sesión terminará pronto, de manera que pueda volver al “mundo real” y recobrar la compostura. A Dossie le gusta elegir un juguete suficientemente duro como la vara, mostrársela a su bottom y decirle que elija cuántos golpes fuertes entre 1 y 10 (o 30, o 50) se atreve a aguantar antes de cerrar la sesión.

Si tu sesión está más centrada en el control que en las sensaciones, puede que quieras encargarle a tu bottom una tarea especialmente difícil —”repite la siguiente frase 100 veces, sin equivocarte, mientras eres mi reposapiés”— entendiendo que la sesión terminará cuando te satisfaga la manera en que tu bottom cumpla tu orden. Puedes alargar esto de acuerdo con tu propia idea de lo exigente que querrás ser para considerar que se ha cumplido esa tarea correctamente.

5334247807_a4b293460e_z

Janet recuerda:

Estaba haciendo “ageplay” [sesión centrada en aparentar otras edades de las que se tienen realmente] en la que yo era una niña de nueve años muy traviesa, y mi Papi, que me había azotado concienzudamente, me estaba haciendo escribir una carta de disculpa al director de mi colegio. Estaba tan metida en mi rol que mi letra era con la caligrafía que había aprendido cuando era niña (y con la que me había frustrado mucho en la educación primaria). Como él rechazaba mis cartas una tras otras —demasiado desordenada, demasiado corta, sin pedir disculpas suficientemente— me fui hundiendo más y más en mi rol, y me frustré más y más con mi mala caligrafía. Afortunadamente, él vio que me estaba entristeciendo realmente y eligió ese momento para “aceptar” mi última carta, aunque no era tan buena como algunas de las previas.

Lo principal a recordar sobre el cierre es evitar que sea repentino. Alejarte de tu bottom mientras aún está flotando en su espacio mental sumiso es torpe y antipático [subspace], y puede dar la sensación de un abandono terrible. Dale a tu bottom avisos de sobra, de cualquier manera que funcione en vuestro caso, de que la sesión se acerca al final.

 

Embrace

BAJANDO LA INTENSIDAD

Una vez que la sesión se ha terminado formalmente, la mayoría de participantes en sesiones quieren y necesitan un tiempo para descomprimir: Abrazarse, acariciarse, hablar, adormilarte, comer, ducharse, lo que haga falta para que ambas personas os estabilicéis de nuevo en el mundo real. (Ya ofrecimos una larga lista de sugerencias para descomprimir en The New Bottoming Book). No es buena idea dejar que tu bottom intente realizar tareas complejas o peligrosas justo después de la sesión, cuando puede que aún esté bajo el efecto de las endorfinas y quizá sugestionable en su espacio mental sumiso.

Una sesión S/M no se ha acabado hasta que las dos personas (o todas) han vuelto al mundo real, a un estado mental más o menos funcional, conectadas intimamente y contentas como unas castañuelas, aunque algo atontadas. Este es un buen momento para relajarse y disfrutar de la conexión. Algunas tradiciones señalan que después de una sesión la persona dominada debe apresurarse a limpiar los juguetes, pero nosotras preferimos esperar a que la persona dominada se ha recuperado lo suficiente para hacerlo sin romper nada. Nos gusta respetar y disfrutar de la incompetencia de bottoms bajo la influencia de las endorfinas, y compartir ese estado nosotras mismas.

 5892869196_350a0249ab_n

Así que dedicad un poco de tiempo, a acurrucarse, compartir algo de comer o beber, quizá un baño caliente (los jacuzzis son geniales para esto). Podéis masajear los músculos que estén doloridos, o hacer que tu bottom masajee los tuyos. Poner hielo en moratones, peinar, lavar cualquier parte del cuerpo que se haya quedado sudorosa, comportamientos para el cuidado sientan bien en este momento y son una manera agradable de dar cuidados.

A veces, especialmente después de una sesión especialmente intensa cuando has dominado muy bien, tu bottom puede necesitar apoyo para volver al estado consciente normal. Si la persona dominada se desconecta y sientes que no puedes alcanzar a tu bottom, mantente cerca y con contacto físico. Si mantienes la conexión, puedes disfrutar también de la sensación de desconexión. Deja que pase un poco de tiempo. Llama a la persona por su nombre; a Dossie le gusta soplar en su oreja. Toca a tu bottom de manera firme, masajea músculos y mueve cuidadosamente sus articulaciones. Un vaso de agua o algo de comer es algo básico. Pregúntale sobre su viaje —hablar nos hace volver a nuestra cabeza— y dale la bienvenida a tu bottom por su vuelta. Recuerda, si tu bottom se desconecta mucho es probablemente porque has dominado muy bien.

3960535249_875529b415_z

¿Y tú? ¿Cómo vuelves a la consciencia normal después de haber estado jugando a ser Dios? Es un error pensar que el “aftercare” [cuidados posteriores a una sesión BDSM] se da sólo a bottoms. Muchas personas que han estado dominando necesitan también este tipo de calidez y cuidado, para recordarles que en la realidad no son personas horriblemente mezquinas y abusonas como las que estaban representando sólo unos minutos antes. Y probablemente  tú tampoco debes intentar organizar una reunión de personal o hacer las 500 millas de Indianápolis justo después de tu sesión; las personas que dominan también caen bajo el efecto de las endorfinas y la energía dominante de top —que puede ser un problema en el mundo real— no puede cerrarse como un grifo.

Así que  disfruta del momento de relax con tu bottom. Disfrútalo. Si hay algo que te guste después de una sesión, díselo a tu bottom, y ayúdale a que te cuide. Si tu orgasmo está previsto después de la sesión, asegúrate de comprobar con tu bottom que se ha recuperado lo suficiente para tener sexo contigo con toda la energía y concentración por la que estabas esperando; te tratarán maravillosamente si no vas con prisa. Recuerda, estás jugando con alguien que te gusta (¡al menos eso esperamos!); tómate tiempo para disfrutar de su compañía mientras flotas suavemente de vuelta a la realidad.”

 

—————————————————–

Traducción propia de un fragmento de “The New Topping Book”, de Dossie Easton & Janet W. Hardy. El ebook está en Amazon por 8 euros. El formato kindle se puede leer en el ordenador, el móvil, tablet; no hace falta tener kindle, solo hace falta bajar de Amazon la app gratuita Kindle , o de iTunes, Google Play… 

 

IMAGENES

https://www.flickr.com/photos/paulidin/5334247807 
https://www.flickr.com/photos/cobrasick/5037373229 
https://www.flickr.com/photos/joanna8555/5892869196 
https://www.flickr.com/photos/neonfear/4203510831 
https://www.flickr.com/photos/psilocybes/3960535249

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive