Selección de idioma

El dichoso anuncio de Amarna Miller

30 September, 2016 at 12:06/ por
https://www.youtube.com/watch?v=6om5nTVyQlg

 

En internet, lo que importa es que hablen de ti.

David Bisbal, el cantante, tiene más de ocho millones de followers en twitter. Cuando Bisbal — o su manager, o quien sea— se pone a negociar cuánto cobran por dar publicidad a algo en su cuenta ¿alguien se pregunta cuántos de esos ocho millones le siguen para saber sus últimas novedades y cuántos para ver cuál es la próxima tontería que dice? A nadie le importa. En todo caso importan cuántas cuentas falsas le siguen, pero si hay una persona detras de un follow, da igual la razón para hacerlo. Lo que cuenta es que hay una persona más, más número de followers y eso quiere decir, entre otras cosas, que se puede cobrar más por la publicidad. Lo mismo en prensa por internet, cuentas de instagram y likes en facebook. Lo que importa es hacer mucho ruido, da exactamente igual que suene desafinado.

 

 

Eso lo ha conseguido maravillosamente el anuncio del Salón Erótico de Barcelona protagonizado por Amarna Miller. Todo el mundo sale ganando: La productora  un anuncio con mucha visibilidad, Amarna Miller gana en protagonismo, Apricots consigue desaparecer detrás de tantos nombres y el Salón Erótico pasa a ser algo de lo que habla todo el mundo tomando cañas o en twitter… que para eso es la publicidad. Hay algo muchísimo peor a que hablen bien o mal de ti: La indiferencia. Y eso es lo que ha conseguido el vídeo del SEB: Muchísima gente ha sentido que se tenía que posicionar a favor o en contra. Poca gente se mantiene indiferente. Todo un éxito. Cuanto más se habla de él, más gente siente la necesidad de verlo para poder opinar (¿recordáis esa frase con “50 sombras de Grey”?) y al final es eso lo que la productora del vídeo, Vimema, tiene en cuenta. Esta es una captura de su página de Facebook.

 

screen-shot-2016-09-30-at-10-32-36

 

Lo primero que se le critica al vídeo es el tono de denuncia.  Curioso, porque se parece como una gota de agua al vídeo del año pasado por la misma productora y no hizo ni la mitad de ruido. Lo de la publicidad con aires de denuncia es un estilo muy muy usado desde 2011 cuando Movistar imitó las asambleas del 15M para anunciar que los SMS eran gratuitos. Pero antes de esos, ha habido y seguirá habiendo siempre una cantidad inmensa de anuncios nos han dicho que seamos rebeldes… desde los 70, los 80 ¿cuántas veces nos han dicho que vayamos contracorriente?¿Cuántas veces se han usado lemas que eran usados como protesta? Este es uno más en la lista.

Pero por si no fuera suficiente eso, por si no era suficiente que anunciase un salón erótico, por si no era suficiente que el patrocinador sea Apricots, usan algo que siempre funciona y por partida doble: Mezclar 20 temas y, a la vez, atacar a un montón de colectivos.  Por un lado, cita temas polémicos (es decir, que no son blanco o negro, que es imposible que todo el mundo esté de acuerdo, que son una cuestión moral, y como tal, dependen de los principios morales de cada cual) como porno, prostitución y abolicionismo, hipocresía, tolerancia, protesta y activismo, laicismo (aconfesionalidad más bien) y hablar de “un país asquerosamente hipócrita”. Así, en las mil conversaciones en internet sobre el vídeo, se tratan a la vez todos esos temas y algunos más derivados de que su protagonista sea Amarna Miller. Tratándolos todos a la vez no es raro que se líe la que se lía, que todo el mundo se caliente y que no se llegue a ninguna conclusión. Pero es que para eso se crean las polémicas…

 

El dichoso vídeo

 

Por si eso fuera poco mezclar todos esos temas se habla (de pasada) de antiabortistas, y ya no de pasada, de toreros, política corrupta y sus votantes, rescates bancarios y desahucios, imaginería católica y medallas a las vírgenes, no respetar los derechos humanos de inmigrantes, curas peligrosos… Así consigues que si no se siente agredido un colectivo, lo esté otro. Y como la atención está tan dirigida por los medios y redes sociales, y funcionan como funcionan, tienes incendio asegurado. Es muy fácil incendiar en internet, todo consiste en borrar los grises y decir que sólo se puede elegir entre blanco o negro. O con otras palabras, en eso consiste polarizar. Por eso, por ejemplo, consigue tanta atención las estupideces de Trump pero nadie tiene la paciencia de ponerse a estudiar las propuestas de Hillary Clinton. Por eso los incendios en twitter y facebook. Estamos viviendo todos los días lo que antes pasaba de cuando en cuando: Las “flame wars”. Guerras INTERMINABLES en internet que terminaban con la gente yéndose de foros, atacándose con toda la agresividad del mundo o siendo lo más hirientes posibles. Y hay una regla en esas “flame wars” que se sigue cumpliendo: Quien se calla da impresión de que ha perdido. Y entonces todo el mundo siente la necesidad de decir la última palabra… y así se eternizan esos debates, hasta que aparece el siguiente debate y de repente parece que nunca existió. 

 

Amarna Miller

Hay algo que influye mucho en las reacciones hacia el vídeo y son las filias y fobias hacia Amarna. Lo mío bien es sabido que son filias de siempre. No por jovencita actriz porno, sino por amiga desde hace bastante, por meterse en tantos charcos, por atreverse a denunciar en el porno cosas que NINGUNA actriz se atreve, como hablar de Mindgeek,  por colaborar en temas de maltrato ¿Podría Amarna hacer mejor las cosas? Pues claro que sí, como cada cual en nuestro trabajo. Pero cada vez que se le pide colaborar en algo, se lanza de cabeza y, dentro de sus luchas, se pelea en unas cuantas todos los días con un nivel de exposición inmenso. Gustará más o menos, pero antes de ella ninguna actriz porno se había atrevido a ponerse tan a la vista. Es normal que apareciendo como protagonista del anuncio le caigan a ella todas las patadas que en realidad irían a los culos de Apricots, de los gobiernos y la legislación que aprueban, de tantas cosas que no nos gustan. Pero yo no espero ni que Amarna vaya a solucionar todos esos problemas, ni que un anuncio vaya a cambiar el mundo.

 

 

Lo que reconozco a quien está detrás del vídeo es —si no está copiada de ninguna parte— la brillantez para resumir TAN BIEN la aprobación de la corrupción de las urnas con la imagen de una mujer votando con billetes que entran en la urna y caen en las manos de otra mujer, respresentando a una política (yo hubiera puesto un hombre, eso sí) recibiendo en el suelo ese dinero en sus manos. Esa idea me ha parecido gloriosa.

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive