Selección de idioma

El sexo tiene mucho que ver con la política. La política tiene mucho que ver con el sexo.

5 April, 2021 at 9:00/ por
trump_donald_trump_donald_president_usa_politics_republican_election-1263437.jpg!d

En EEUU pensaban que era imposible tener a alguien tan ridículo y peligroso como presidente, pero lo tuvieron que aguantar durante cuatro años con un asalto final al Capitolio. Después de eso, hizo falta la movilización de muchos sectores activistas para movilizar más votos que nunca en la Historia y echarlo.

Como decía Preston Mitchum cuando Trump perdió las elecciones en noviembre de 2020:

“No lo olvidemos. Esto lo han conseguido personas activistas racializadas. Esto lo han conseguido mujeres racializadas. Esto lo han conseguido la gente LGTBQIA+ racializada. Las personas racializadas del sur y del medio oeste. [Esto lo han conseguido las personas con diversidad funcional]. Muchas de las personas a quiénes habéis tratado de culpar antes”.

Todos esos colectivos y muchos más debieron movilizarse para conseguir que votara más gente que NUNCA en la historia de EEUU, como resumía en twitter, de forma muy condensada, el periodista Lawrence McDonald:

Total de votos para presidente:
Biden: 75’5 millones de votos
Trump: 71’2 millones*
Obama: 69.4 millones**
Obama: 65.9 millones***
Clinton: 65.8 millones
Trump: 62.9 millones
Bush: 62.0 millones
Romney: 60.9m
Kerry: 59m

*4 millones de nuevos votos republicanos.
Mayor porcentaje de votos de personas racializadas en 60 años.
Cerca de 9 millones de votos más que en 2016
**2008
***2012

Lo comento por si podemos aprender de lo que pasó en EEUU y evitar que nos pase en Madrid, en lugar de tener que esperar a que gobierne y dejar que haga los destrozos que hizo Trump durante cuatro años que parecieron cuatro décadas…

En el caso Trump no lo hacía sin supervisión de nadie, obviamente, sino que el ideólogo Bannon le estuvo asesorando hasta que ha decidido dedicarse a asesorar a la extrema derecha europea. En Madrid, la mano que no se ve es la de MAR, quien trabajó para Aznar en su momento, quién destrozó la vida del doctor Montes llamándolo nazi y asesino (por lo que fue condenado) como cortina de humo para privatizar la gestión de los hospitales, dejando como público la contratación precaria del personal sanitario. “Cuando la ciudadanía pierde la confianza en la sanidad pública, es el momento de desarmarla para que desaparezca”, como contaba el doctor en la entrevista inédita publicada hace un año.

 

 

WH32_ABCsexo.indd

¿ES BUENA IDEA MEZCLAR SEXO Y POLÍTICA?

A alguna gente le chirría que hable de partidos políticos en este blog. No de política en general, idealista y sin mojarse en cada elección. Como han visto esa mezcla en pocos blogs y cuentas de Instagram, redes sociales, etc les parece que no hace falta mezclar las dos cosas. La realidad es que la mayoría de las cuentas, blogs y medios que hablan de sexo saben que es un tema que atrae MUCHA atención, muchas visitas. Y saben que posicionarse políticamente hará que pierdan la mitad de su público.

El problema es que PRECISAMENTE EL SEXO es el tema preferido de la ultraderecha para llamar la atención, ocupar tiempo en los informativos/redes sociales/prensa y que no se oigan las propuestas más razonables de otros partidos. Son ese inmenso lastre que nos hace perder tiempo, agotar las fuerzas y evitar que pensemos por qué otros cambios sociales deberíamos estar luchando. Saben que hablar de mujeres (la violencia de género, el feminismo), de menores, de educación sexual en los colegios hará que todo el mundo les preste atención.

Y yo, en lugar de esperar a que la extrema derecha siga llamando la atención con esos temas, como en Murcia este año, hasta que pase lo mismo en Madrid y tener que hacer esta propuesta dentro de unos años, prefiero hacerla ahora. Como en EEUU, la cosa estará en insistir en todos nuestros colectivos de lo importante que es que vote toda la gente posible, cuánta más gente mejor. Y que consigamos un cambio como cuando echaron a Trump, sin que haga falta que las cosas vayan a peor ¿O hará falta que pasemos unos años parecidos a los de Trump para que se comprenda que, además del activismo en otros campos, y en el día a día, y de otras maneras, también es importante que haya todos los votos posibles?…

La política influye en que haya más o menos centros especializados en infecciones de transmisión sexual, que te den los resultados antes, que se dediquen más medios. Que sea más fácil tener información sobre cómo interrumpir un embarazo no planificado (actualmente en muchas provincias es muy complicado y no se tiene toda la información). La política influye en que la educación sexual se reduzca a infecciones y embarazos y que no se amplíe a todo lo que significa en nuestra vida: nuestra identidad, lo que hacemos en la cama, cómo nos sentimos al hacerlo, cómo nos queremos, cómo nos sentimos al hacernos mayores, cómo nos sentimos cuando aparecen complicaciones como a tanta gente… La política influye MUY directamente en la legislación que va a determinar qué puedes hacer y qué no, a qué tienes derecho y a qué no. Y que tu “vida sexual” sea amplia, rica y satisfactoria va mucho más allá de los orgasmos. Si crees que la educación sexual es hablar de lo que haces con los genitales, ahí tienes otra prueba de la visión tan raquítica que nos han dejado del sexo.

Esta es la definición de salud sexual según la Organización Mundial de la Salud. Algo a lo que deberías tener derecho permanentemente y que seguramente te gustaría vivir:

“La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive