Selección de idioma

Es tiempo de cuidarse (para luchar, para resistir, para salir de esta)

25 June, 2019 at 19:15/ por
protest photo-1388270

Llegan tiempos de acoso y desgaste. Lo vi ayer en el muro de facebook de una amiga. Antes de eso, daba una sensación semejante poner bajo sospecha las medidas institucionales contra la violencia de género en Andalucía. Y la misma impresión da el acoso a quienes estaban tras el proyecto Skolae. Sucederá en muchos sitios. Es un sistema de acoso muy habitual entre maltratadores: tener a su expareja en el juzgado todos los días, con citaciones continuas, por mil razones nimias. Y que sólo buscan la venganza convirtiendo en un infierno la vida de otra persona.

A la situación política le veo cierto parecido con el mobbing: no puedes irte de al empresa o del país, así que tienes que encontrar la manera de sobrevivir al acoso continuado que busca que te “rompas” y te vayas. Y cuando lo pasé en 2009, lo que me aconsejó un amigo sindicalista fue: “descansa bien”. Eso no quita que haya que luchar en otros frentes, que si el sindicato, que si las manifestaciones… pero si no estás bien, el resto se hace imposible. Terminarás por romperte.

Lo cuenta cualquier libro sobre emociones*: Tus emociones van a depender MUCHO de cómo has dormido, de si has podido descansar o no , de si has comido bien o no, de si has hecho un poco de actividad física o no. Como Lisa Feldman dice, quizá suene un poco a consejo maternal, pero ahí comienzan las reacciones corporales y mentales que intentamos interpretar y que llamamos emociones, como cuenta ella en su charla (20 minutos). Por cierto, que si de eso deduces que estoy diciendo que todo son nuestras emociones, que todo es nuestra responsabilidad y que no influyen las circunstancias, es que has leído muy poco de lo que he escrito en este blog. Gracias por leer haber leído hasta aquí, no pienso torturarte con todo lo que hay escrito en el blog desde 2006.

Todo esto no lo digo para retirarse, para rendirse, sino para ser capaces de luchar durante más tiempo y ser capaces de hacerlos durante años y años si hace falta. Pero si preguntas a quienes han sido activistas muchos años, te contarás historias de quienes se quemaron y pasaron a una segunda fila…de la que nunca volvieron. Te hablarán de gente quemada que se alejó de todos esos ambientes. Te contarán de quienes no fueron capaces. Y eso es lo que he aprendido de experiencias pasadas: para dedicarle cuerpo y alma a algunas causas, hay que cuidar el cuerpo para que sostenga a esa alma. El cuerpo lleva la cuenta, hay que cuidarse. Y ese cuerpo se cuida con cosas muy sencillas.

Van a ser (probablemente) cuatro años muy cansados. Si no descansas, bien, te quemarás. Vivirás peor. Durante ese tiempo mi receta será dormir bien (melatonina), meditar un poco, comer sano, hacer algo de actividad física y cuidar de la que gente que me rodea a quien quiero y que me quiere. Si alguien, al leer eso, cree que me refiero a encerrarse en casa, está claro que no me conoce… Empecé a comienzos del siglo como activista en política con movimientos sociales y seguiré al mismo tiempo en la calle. A lo único que me refiero es a que esa forma de cuidarse influirá en nuestras emociones y esas emociones nos ayudarán en esa lucha muchos años. Comencé a colaborar con los movimientos sociales a comienzos de los 2000, con el blog en 2006, con los eventos en 2008, con la web  de golfxsconprincipios en 2012, con la escuelasexologica hace bien poco…. No soy de encerrarme en casa sin salir. Pero para tener el aguante todos esos años con buen ánimo ha hecho falta cuidarse y ser parte de una red maravillosa. No digo que sea la única manera. Simplemente, ha sido la mía, la que he podido hacer. Y lo cuento por si le resulta útil a alguien.

En ese plan de cuidado propio evitaré en lo posible ver/escuchar/leer los medios de comunicación que repiten las idioteces conservadoras, como contaba el otro día. Mis interpretaciones de la realidad global suelen venir de lecturas de muchas cosas, y de mucho en mucho, Le Monde Diplomatique en español (lo compraba en papel. Lo valioso son sus mapas de recursos naturales, fronteras, conflictos… que te ayudan a entender mucho mejor las motivaciones tras los conflictos) y attac, tanto de Madrid como de toda españa, que analiza económicamente la política mundial. De poco vale que quieras cambiar el mundo desde la caridad. Será sabiendo cuáles son los medios que se utilizan hoy día  para colonizar el planeta (La pesadilla de Darwin) y uniéndose a otras organizaciones que se unan a otras en redes para poder presionar a poderes políticos, legislativos, empresas… O así lo he hecho yo siempre.

Ese cansancio se verá compensado por la adrenalina compartida, por la oxitocina del compañerismo de nuevas redes que se crean y que te hacen descubrir más iguales. La euforia de darte cuenta que somos muchísima gente. Darse cuenta que siempre vienen detrás más y más personas que van renovando las luchas. Esas redes, al final, son lo más importante para que nuestra vida valga la pena, podamos luchar más o menos. Nos veremos aquí, en los comentarios, en las redes sociales, en los colectivos, en los orgullos, en las reuniones, en la calle, cada cual con su grano de arena…

*Yo sigo a Lisa Feldman. Esta es una de sus charlas en TED, subtitulada. No solo me fijo en las ideas principales sino también en los pequeños detalles que relativizan todo. Cosas que “pueden” pasar, que “en parte” son la causa de algo…

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive