Selección de idioma

Las dinámicas de poder en la jerarquía del poliamor #MoreThanTwoTraducido

16 July, 2018 at 9:28/ por
chess_figures_black_hierarchy_king_lady_runners_tower-1334936.jpg!d

En una relación jerárquica según nuestra definición, el poder deriva desde  una relación para restringir a otra, formando una especie de “compuerta” para limitar el compromiso o la conexión. Cuando el flujo natural de conexión o compromiso es más pequeño que el tamaño de esa compuerta, todo va bien. Eso es lo que sucede cuando la gente pone como ejemplo a grupos poliamorosos jerárquicos en los que unos roles delimitados le están funcionando bien a todas las personas involucradas. Por supuesto, si el flujo natural de conexión y compromiso es lo suficientemente pequeño para poder pasar a través de esa “compuerta”, la jerarquía probablemente no es necesaria: Esa relación se mantendría como ahora por sí sola.

 

3541387427_6665ed93a0_z

 

Los problemas surgen cuando los flujos naturales son mayores que esa compuerta. No van a reducirse por sí solos, por mucho que deseemos que lo hagan, por lo que seguirán empujando contra esa compuerta. Esa restricción podría ahogar, o finalmente, terminar con esa nueva relación, impidiendo que crezca de la misma manera que una planta deseosa de luz solar se atrofia si crece a la sombra de un gran árbol. Pero si los flujos son demasiado poderosos, finalmente romperán esa compuerta, a menudo provocando muchos daños en la relación de la que ese poder emanaba originalmente. 

(…) Valorar las consecuencias que pueden tener nuestras decisiones en futuras parejas es un trabajo duro, y es tentador no hacer ese trabajo. Y es especialmente complicado valorar las necesidades de otra persona cuando tenemos miedo. Por eso es habitual que las personas en relaciones jerárquicas se puedan comportar de manera innecesariamente cruel con algunas de sus relaciones; no con mala intención, sino meramente por desconsideración.

 

8179217471_e03d078d88_z

 

Volviendo a nuestra analogía del jardín, imagina una nueva relación a punto de abrirse como un gran árbol con raíces profundas, uno que quizá ha estado dando fruto durante muchos años, que ha pasado por algunas temporadas complicadas y ha desplegado sus ramas. Luego plantas otra semilla en tu jardín: Una nueva relación. No sabes qué crecerá de esa semilla, pero si sois como la mayoría de relaciones principales, es muy probable que tengáis la esperanza, explícita o no, de que será una planta que sólo dure un año, o que se mantenga pequeña, o que al menos prospere a la sombra de ese gran árbol. Sin duda, nunca va a ser tan grande como el árbol o demandar tanto espacio ¿verdad?                       

Tendemos a pensar en las relaciones secundarias como “nuevas” relaciones, sin pararnos a pensar en el hecho de que pueden durar muchos años. Es común escuchar diferentes versiones de la misma idea: “¡Pero no puedes esperar que una nueva pareja tenga los mismos derechos que su cónyuge!”. Cierto, pero las relaciones no son nuevas para toda la vida. Hubo un tiempo en que tu pareja de hace quince años era tu nueva pareja, y podría llegar un momento en que tu nueva relación con tu nueva pareja también se afiance. Por supuesto, es posible que quieras tener el mismo tipo de relación dentro de quince años que la que querías a los seis meses, pero es poco probable.

Aún así las parejas a menudo parecen tener la esperanza de mantener las relaciones secundarias congeladas para siempre en la forma y tamaño que tenían a los seis meses. No funciona así. Si plantas una bellota en una maceta y ese brote es capaz de sobrevivir, vas a terminar con una maceta rota.

 

14427821648_47d48d2929_z

 

A menudo las parejas principales manejan ese defecto estructural simplemente deshaciéndose de cualquier relación que amenace con crecer más que el espacio que se le había asignado. Muchas personas a menudo asumen implícitamente que una relación secundaria que se afianza demasiado bien puede amenazar la relación principal; algo extraño, considerando que la relación principal ya ha tenido tiempo y energía para desarrollar unas raíces profundas. Habitualmente, alguien que es la relación secundaria puede sentir que su felicidad no le preocupa demasiado a la pareja principal, incluso si no es capaz de dar con la clave de por qué. Puede estar sintiendo que aunque la pareja nunca ha sido cruel o poco ética, la estructura misma de la relación parece no respetar sus derechos y sentimientos, ni darle a su relación espacio para crecer.”

 


 

 

Traducción provisional de “More Than Two”, que publicará traducido la querida editorial Contintametienes para todos los países de habla hispana.
© 2018 Contintametienes / Eve Rickert y Franklin Veaux / Miguel Vagalume

More Than Two es, junto con Ética Promiscua y Opening Up, una de las tres guías prácticas más utilizadas para el poliamor y no monogamias. Gran parte de su contenido se puede consultar (en inglés) en la web Morethantwo.com, en el apartado How-To y se irán publicando aquí extractos de la nueva traducción.

Fuente de las imágenes: Pxhere y Creative Commons de Flickr de aquí, aquí aquí.

morethantwo horizontal

                       

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive