Selección de idioma

Las paradojas de la teoría del apego y las no monogamias

24 October, 2019 at 13:39/ por
hand-play-number-love-heart-red-372665-pxhere.com

El enfoque desde el que estudio las no monogamias no es el de la psicología, aunque sí la tengo en cuenta, como hago con la sociología, la antropología y otras disciplinas. Mi enfoque se deriva de la forma de estudiar la sexualidad y relaciones humanas (para entendernos) que intenta mantenerse dentro del mapa del “hecho sexual humano” de Amezúa de 2001. De eso hablaré, resumidamente, en el congreso de no monogamias de noviembre, dentro de unos días, y escribiré con más detalle por mi cuenta en otros sitios y en nuestra escuela, para ampliar ese enfoque. 

Este texto (gracias a un paper descubierto por @heroedesillon, el expendedor de documentación académica en twitter a quien debo tanto…) no lo incluiré en mi propuesta del congreso. Pero aunque no encaje dentro de mi enfoque, me parece muy relevante prestar atención a los hallazgos de la psicología relacionados con la teoría del apego y las no monogamias (o consensual non monogamy, como se suele llamar técnicamente en inglés). Parte de esos avances están en el paper Attachment in Adulthood, de Fraley (cita al final) y lo comparto aquí para que sea útil a quienes trabajan desde psicología. Esta es la web de su autor, Chris Fraley.

Esto que sigue NO ES UNA TRADUCCIÓN LITERAL, sino aproximada, de parte del contenido del paper relacionado con la no monogamia consensuada. Es decir, es irresponsable leer esto aquí, copipegarlo en una investigación propia y hacerlo pasar como contenido literal del estudio original. Para una traducción exacta, recomiendo acudir al texto original y encargar o hacer una traducción revisada.

Una traducción aproximada de los hallazgos sería, por ejemplo, los del equipo que trabajó con Moors (2015), que “analizaba la relación entre los estilos de apego y las actitudes hacia la NMC (no monogamia consensuada, traducción literal de CNM) en una muestra de 1.281 adultos que no habían sido parte de relaciones no monógamas. Se encontraron que había una mayor probabilidad de que las personas más evasivas respecto al apego tuvieran actitudes más positivas hacia las relaciones no monógamas. A primera vista, esos hallazgos parecerían sugerir que las relaciones no monógamas serían más comunes entre personas con un apego relativamente inseguro. De todos modos, un segundo estudio que comparó sujetos que tenían relaciones de NMC con otros que no las tenían, Moors y el equipo con quien colaboraba (2015) encontró que los sujetos con relaciones de NMC eran menos evasivos que quienes tenían relaciones monógamas.”

Unos resultados paradójicos “¿Por qué quienes no tienen relaciones de NMC pero actitudes favorables hacia ellas, tienen un apego relativamente evasivo, mientras que quienes tienen relaciones de NMC tienen un apego seguro? Hay varias respuestas posibles para esta paradoja. Una posibilidad es que la seguridad entre quienes tienen relaciones de NMC refleje un sesgo en la muestra: a quienes se les pregunta en las comunidades online de NMC, como los del segundo estudio de Moors (2015) podrían ser quienes han encontrando esos acuerdos especialmente satisfactorios.  El hecho de que quienes tenían relaciones de NMC tuvieran un apego más seguro que quienes tienen relaciones monógamas sugiere que podría ser así, algo que se podrá resolver en el futuro con investigaciones que no seleccionen a quienes participan en la muestra.

Otra respuesta posible a esta paradoja, sorprendente quizá, puede venir de la misma teoría del apego. Dado el estigma sobre los acuerdos de NMC, quienes tienen un apego más seguro pueden sentirse más a gusto aun yendo en contra de normas sociales predominantes. Como se discute más abajo, una cuestión clave en la teoría del apego es que tener una base segura le da a la gente la seguridad necesaria para enfrentarse a nuevos retos, explorar nuevas identidades y renovarse. Por lo tanto, quienes tienen un apego seguro con sus madres/padres o sus parejas pueden tener más seguridad para explorar otras relaciones, y para establecer esos vínculos cuando son satisfactorios y para cortarlos cuando no lo son. Uno de los retos es comprender estas cuestiones que es probable que, en gran parte, sean diferencias de cada cual en sus razones para formar parte de acuerdos de NMC. De todos modos, los diferentes acuerdos de NMC reflejan ellos mismos diferentes motivaciones. Por ejemplo, alguna gente puede tener acuerdos de NMC porque su apego es relativamente evasivo: no quieren depender de otras personas, o tener demasiada cercanía. Al tener varias relaciones con pocas obligaciones, les puede ser posible tener sus necesidades sexuales o relacionales cubiertas sin tener que invertir demasiado en una persona concreta. Algunos acuerdos de NMC, en otras palabras, pueden ser el reflejo de estrategias a corto plazo para relacionarse, y los estudios con adultos jóvenes sugieren que las personas altamente evasivas es más probable que muestren su apoyo a acuerdos para tener relaciones sexuales con un bajo nivel de compromiso (Gillath & Schachner 2006, Schmitt 2005). De todos modos, otras personas pueden entrar en las relaciones de NMC no porque tengan miedo a la intimidad y el compormiso, sino al contrario, porque quieren explorar y profundizar las conexiones emocionales y físicas que tienen con otras personas (Moorsetal.2017). Las personas adultas que tienen relaciones poliamorosas, por ejemplo, pueden hacerlo porque realmente aman a más de una persona (Jenkins, 2017). Ser capaces de reconocer eso y seguir adelante, a pesar de las normas sociales actuales, puede requerir tener un fuerte sentimiento de seguridad. Por lo que una de las líneas para futuras investigaciones es saber más sobre cómo las motivaciones de la gente pueden mediar entre sus patrones de apego y su partipación en relaciones monógamas o de NMC. Hay un creciente cuerpo teórico relacionado con el apego y las motivaciones para las relaciones sexuales (como las de Birnbaum&Reis2018,Gillathetal.2008a); integrar ese trabajo con las investigaciones sobre CNM puede dar resultados prometedores.”


 

R. Chris Fraley
Annual Review of Psychology 2019 70:1, 401-422

1 Comment to “Las paradojas de la teoría del apego y las no monogamias”

  1. Gracias. Yo me estaba haciendo esas mismas preguntas.

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive