Selección de idioma

Las prostitutas

1 April, 2006 at 21:02/ por

Segón veo en el número especial del periódico Diagonal, las cuatro posturas que existen en torno a la prostitución son:

Prohibicionismo
Para el prohibicionismo, tanto la prostitución
como el proxenetismo son un delito, por lo que la
única forma de enfrentarse a ellos es mediante la
represión penal y medidas coercitivas. Desde
esta perspectiva, la prostituta es una delincuente
a la que se persigue policial y judicialmente.

Reglamentarismo
El reglamentarismo considera que la prostitución es un fenómeno
potencialmente conflictivo, por lo que hay que abordarla con políticas
de control, desde una óptica en la que impera la protección
de la salud y del orden públicos: se establece la necesidad de que
la prostitución se ejerza fuera de la vía pública y, por otro lado,
que se controle administrativamente a quienes la desempeñan.

Regulacionismo
Para esta perspectiva, la prostitución es un trabajo voluntariamente
prestado, por lo que hay que dotar a las prostitutas de derechos. Así, la
prostitución debe tener un régimen jurídico como actividad laboral, con
derecho a sindicarse y a cotizar en la Seguridad Social, lo que mejoraría
las condiciones en las que trabajan y reduciría los riesgos a los que
se ven expuestas. Se distingue entre prostitución forzada y libre.

Abolicionismo
El abolicionismo sostiene que la prostitución es una forma de violencia de
género y que la prostituta -más bien, la mujer ‘prostituida’- es una víctima
que no escoge libremente dedicarse a esta actividad; ésta no se puede
considerar como un trabajo, pues sería legalizar el sometimiento de la
mujer. Sus propuestas son la prevención y la reinserción e integración de
las prostituidas; además de la persecución del proxenetismo y del cliente.

No comments yet

Leave a reply

Message:

 

Archive