Selección de idioma

Las responsabilidades de la persona dominada (bottom) en el BDSM

5 May, 2015 at 11:00/ por
https://www.flickr.com/photos/8859804@N05/2947693106/

Ayer una amiga me animó a escribir sobre la responsabilidad propia en las situaciones en que se es la persona dominada en una relación/sesión BDSM. El tema surgió a partir de conversaciones sobre las lesiones recientes en el ambiente del bondage/shibari, que llevan meses sin curarse, una de ellas habiendo causado una baja laboral y la otra llevando a esa persona a una situación complicada en el trabajo. Es decir, que las consecuencias pueden ir mucho más allá del buen/mal rato de una suspensión.

Por supuesto, igual que sucede con la fotografía (“no te vayan con ese fotógrafo, que va a querer follar además de las fotos”), que entre modelos se avisan sobre con quién hacerse sesiones de fotos y con quién no, sucede con quienes atan: acaban llegando comentarios de quien ata pero también toquetea todo lo que puede, de quien tiene un amplio historial de personas atadas que terminaron con lesiones. Pero lo que sucede con esas situaciones es que si alguien alerta “desde fuera”, sin ser la persona atada o sin haber sido atada alguna vez por la persona a quien se “acusa”, la sospecha pasa a recaer en quien acusa en lugar de la persona acusada. Y por eso quien sabe estas cosas, quien ha oído advertencias, no lo dice abiertamente en los eventos a los que asiste. Es comprensible.

Y cuando las cosas salen mal, es fácil que se descargue toda la responsabilidad en quien ata, pero tiene razón mi amiga que hay también una responsabilidad propia que no siempre se tiene en mente. Una buena cantidad de veces me he enterado de amigas que se fueron con personas a quienes no conocían de mucho (o de nada) y se dejaron atar. De quienes no son conscientes de lo que puede pasar si el bondage/shibari se complica, de la gravedad de las lesiones posibles, de quienes se meten y se lamentan cuando la cosa sale mal. Aún siendo consciente de los riesgos, se suele olvidar que no es como hacer puenting, o cualquier deporte de riesgo: Cuando haces una actividad de ese tipo con una empresa, tienen que tener un seguro de responsabilidad civil… Quien te ata no lo tiene (tampoco digo que obligatoriamente deba tenerlo), con lo que si algo se complica, nadie te cubre.

Afortunadamente sobre el tema también escribieron Dossie y Janet, en The New Bottoming Book (La nueva guía para personas dominadas), y aunque muchas partes de libro sirven para hacerse consciente de dónde debes marcar límites, tiene una parte dedicada a tu responsabilidad a la hora de conseguir lo que quieres, que copipego aquí, porque hace 4 años que la publiqué y quizá no la viste, quizá te has olvidado, quizá acabas de llegar.

 

Conseguir lo que quieres.

“Mucha gente sin experiencia cree que para conseguir lo que estás buscando como bottom necesitas el dejar de lado tu sana individualidad, tu fuerza y tu poder: que las personas que se dejan dominar son menos que personas, especialmente menos que las dominantes con quienes juegan. Como hemos dicho, eso NO es lo que sucede. Incluso si te cruzas con gente que cree eso, te animamos a que ignores las ideas equivocadas de esa gente, y continues siendo la persona fuerte, atractiva y excitante que eres actualmente, incluso —quizás deberíamos decir especialmente— cuando estás de rodillas.

Creerse esas ideas estúpidas pueden suponer un serio obstáculo para pasarlo bien. ¿Crees que perderás atractivo como bottom a no ser que no tengas límites, a no ser que te encante arrastrarte, a no ser que te dispares inmediatamente al “espacio sumiso” (o subspace) en cuanto oigas la voz de tu Dominante, a no ser que te excites hasta el punto de casi llegar al orgasmo con intensas estimulaciones dolorosas que no habías probado antes?. Bueno, eso es una estupidez.

Si te das permiso para empezar desde el punto en el que estás ahora y aprendes cómo llevar tus fantasías a la realidad, te convertirás en la persona dominada que has soñado ser en un tiempo sorprendentemente corto. Eso sí: para eso tendrás que cuidar de tí e insistir en jugar con tops que también te cuidan mucho.

Alguna gente cree que para alcanzar tu potencial como bottom debes aproximarte a cada sesión como si estuvieses a punto de saltar desde un acantilado, sin cuerda. Eso no es lo que nos ha funcionado a nosotras y hemos encontrado pocas personas Dominantes dispuestas a estar allí para recoger a su bottom cuando aterriza.

Date permiso para aprender paso a paso, cada nueva sensación, cada nuevo reto, y haz todo lo posible para que te sea fácil de manera que tú, y tu Dominante, tengáis más posibilidades de tener éxito en lo que estéis haciendo. Haz lo más fácil primero, y luego lo siguiente más fácil, y pronto estarás a gusto entre las cosas duras.

Alguna gente piensa que la seguridad es para la gente floja pero nosotras nos hemos convertido en bottoms entusiastas, populares y respetadas por cuidar de nosotras mismas, y de quienes nos dominaban, en cada paso del recorrido. Y no nos llevó mucho tiempo llegar ahí.

La verdadera habilidad de ser bottom está en como interactúas con tus compañerxs de juego: qué tipo de comunicación tienes y qué tipo de apoyo ofreces a la gente tan maravillosa con la que juegas.

Así que ¿quién es responsable de qué?:

Tú eres responsable de conocer tus límites y asegurarte de que tu top los conoce, que los comunicas claramente, explicando lo que quieres, mantiendo los acuerdos, apoyando a tu dominante y ayudarle a que también encuentre lo que va buscando, lo que necesita.

 Tu dominante es responsable de saber y establecer sus límites, respetar los tuyos, cuidar de la seguridad y comunicar claramente sus deseos y necesidades.

Las dos  personas sois responsables del “guión” de la sesión, de la negociación clara, de mantener el espacio de la sesión y de cerrar correctamente la sesión cuando se haya terminado

 Lxs bottom responsables saben lo que quieren y cuáles son sus límites y comunican esa información a su Dominante. Si no tienes experiencia porque acabas de empezar, puede que no tengas todavía toda esa información —pero eso no quita que tienes que comunicar lo que SÍ sabes sobre tus fantasías y límites, y que tienes que compartir la nueva información y averiguaciones según las vayas descubriendo.”

 

Si te interesa saber también cuáles son las responsabilidades de las personas dominantes, también se publicó aquí parte de la traducción de The New Topping Book (La nueva guía para Dominantes): Parte 1 / Parte 2 / Parte 3 / Parte 4

 

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive