Selección de idioma

Postporno, asistencia sexual y diversidad funcional: Noche erótica en Nave10

18 December, 2015 at 11:00/ por
12399216_10205516838863127_532237456_n

Hoy viernes, en Nave10, centro social en Madrid (Doctor Zofio, nº 10 / Metro Carpetana y Oporto) habrá una noche dedicada al erotismo y la diversidad funcional. Empieza a las 20h. Podréis ver el cortometraje postporno “Habitación” (sinopsis en la imagen más abajo), donde sale Soledad Arnau, además de Teo Valls y Kani Arkada, recién terminado.

Aquí están presentes el tema de la asistencia sexual, de la sexualidad y la diversidad funcional… Trataron sobre el tema en El País con motivo de la orgía de Toronto “para ir en silla de ruedas”, pero donde, además, también entrevistaron a Soledad y Teo:

“La controvertida figura del asistente sexual es otro de los temas que el documental Yes, we fuck! contempla. Un apartado que protagonizan Soledad Arnau Ripollés y Teo Valls. Soledad es filósofa, sexóloga, escritora de relatos eróticos, directora y presentadora del programa de radio sobre sexo Acuéstate conmigo y actriz post porno en el cortometraje Habitación, además de activista del foro Vida Independiente. Teo es asistente sexual. Soledad, como ella misma confesó en la rueda de prensa del estreno de este documental, fue la única que no se quitó las bragas en la cinta, pero lo remedió en su discurso, con la ayuda de Teo, ya que ella tiene una disfunción de nacimiento que le impide mover piernas y brazos. Las bragas, para más señas, eran rojas. “Mi paso por el documental, mostrar mi cuerpo desnudo”, cuenta Soledad, “me ha ayudado a sentirme orgullosa de él, a quererme más a mi misma. Existen tantos mensajes: eres defectuoso, asexuado, no eres persona deseable ni deseante. La sexualidad está muy genitalizada y es heterosexual y binarista. Toda pluralidad está excluida. A todos nos hace falta una buena educación sexual que incluya la diversidad. No es un fracaso que no haya genitales en el acto sexual. Y si te gusta la penetración y alguien no puede penetrarte con su pene puede hacerlo de muchas maneras, con la lengua, la mano, con juguetes eróticos”.

Para Soledad la figura del asistente sexual es imprescindible en ciertas personas con un determinado tipo de disfunción, ya que sin ella no es posible la actividad sexual. “Así como una persona con diversidad funcional necesita de alguien que la ayude a lavarse, vestirse, comer… Si quiere masturbarse, tocarse o tener cibersexo también necesita asistencia. Pero yo defiendo que el asistente sexual no es una persona para follar con ella, sino alguien que te ayuda a que tu lo hagas. Cuando empiezas a tomar las riendas de tu vida y empiezas a asumir responsabilidades, es también posible que pienses o te apetezca experimentar con tu sexualidad, pero necesitas a alguien que te desnude, que mueva tus manos y las coloque donde tu no puedes, porque el sexo es un derecho, aunque no un deber”.

Teo Valls vive en Barcelona y llegó a la asistencia sexual naturalmente, como derivación de su trabajo de asistente personal en personas con discapacidades. Para lo que muchos es una actividad con una barrera difusa e incómoda con el mundo de la prostitución, él lo ve muy claro. “Siempre digo que tengo un trabajo sexual y que recibe una herencia del mundo de la prostitución, pero no es exactamente lo mismo, ya que una trabajadora del sexo pone mucho más en juego que yo. Mi tarea es ayudar a que las personas con algún tipo de diversidad funcional tengan sexo cuando ellos lo decidan, pero no conmigo. Puedo ayudarles a que tengan autoerotismo, a que se masturben, a guiar sus manos, puedo penetrarlos con un vibrador. Soy un puente entre el deseo y el placer”. Teo está a favor de que esta figura se legalice, como ocurre en países como Alemania, Bélgica, Suiza, Holanda o Dinamarca, donde además reciben ayudas económicas. “Me gustaría que se cubriera a nivel legal y que las personas con diversidad funcional, que lo pidieran, tuvieran cubiertas unas horas de asistencia sexual”. El contacto de Teo con sexualidades diferentes le ha mostrado la importancia de “aprender a jugar. Las posibilidades de placer son infinitas. La sexualidad tiene más que ver con estar abierto a disfrutarla que con la capacidad anatómica o funcional”. (fuente)

Y para terminar, poesía erótica feminista de Soledad Arnau. Habrá buffet vegano y entrada accesible.

Aquí podéis leer más sobre Soledad Arnau y Teo Valls, además de una sesión de fotos de desnudo.

 

cortometraje-habitacin-1-638

 

 

 

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive