Selección de idioma

Una serie sobre lo que hay detrás (y delante) del porno

25 February, 2021 at 11:24/ por
adult-material-serie-pikaa-870x522

Pikara Magazine, que me ha ofrecido a volver a escribir artículos, me propuso escribir una reseña sobre “Adult Material”, una serie de cuatro capítulos sobre una actriz porno que se puede ver en Filmin y HBO. El personaje es Jolene Dollar y, su recorrido a lo largo de la serie va enseñando todos los elementos del porno: los rodajes, directores, productores, actores, la novata que acaba de llegar, la precariedad, las drogas, los abusos, las ideas sobre el consentimiento o no, el activismo antiporno…

Se ha titulado Adult Material, una representación tan fantasiosa como la del porno. Ahí está el artículo completo. Sólo hay un spoiler, al final del todo y con avisos previos :-)

Hablar de la serie permitía también hablar del porno real. De lo que denuncian públicamente desde hace años actrices y exactrices como Amarna Miller, Anneke Necro… De lo que me han contado algunas con nombre y apellidos pero también otras que no quieren ser nombradas o quieren pasar página a esa época de su vida, cruzando los dedos para que nadie las reconozca en los vídeos que siguen dando vueltas y vueltas por internet.

Y eso, las actrices, es donde se suele centrar la prensa, el activismo, las series y películas… La parte más morbosa, más fácil de entender, más simple cuando, en realidad, las que están dentro es lógico que no digan nada para no complicarse la vida y las que están fuera no dicen nada porque prefieren olvidar las malas experiencias que hayan tenido.

Ahí es donde se atasca siempre el debate, el punto de partida y el punto final: las actrices. Por eso en el artículo quise ir más allá e insistir una y otra vez en que no perdamos de vista los tres niveles en que se puede dividir el porno: actrices, profesiones relacionadas con el porno y grandes plataformas/capitales.

De las actrices habla todo el mundo. Pero no se presta mucha atención a directores, productores, edición, iluminación, maquillaje… A toda una red de profesionales donde hay mala gente y gente maravillosa, lealtades a prueba de años y traiciones, abusos y ayuda. Una red de favores, amistades y enemistades muy amplia, con mucha gente y en la que las cosas no son tan fáciles de clasificar de forma maniquea.

Y por último está el tercer nivel, el menos visible en los debates: el de las grandes plataformas que consiguen sus beneficios de poner en contacto la precariedad de quien no puede pagar mucho y la de quien no tiene más remedio que dar ese servicio a un precio irrisorio. No son solo las plataformas de porno, sino Facebook y otras redes sociales, Spotify, Amazon, Glovo, Uber o las grandes cadenas de ropa que viven de poner en contacto a quien no puede pagar más de 3 euros por una camiseta y a quien la fabrica por 1 euro.

Afortunadamente ese nivel SÍ aparece en la serie, nombrada como Hazewire. Y sobre esas empresas llevo escribiendo desde 2011, cuando empezó a cambiar el panorama del porno online. Y todos los enlaces a esos artículos se pueden encontrar en el artículo de Pikara.

Sé que suena aburrido leer sobre plataformas e ingeniería financiera. Esa es la ventaja del porno: que el debate fácil siempre recae en las actrices y siempre se les pide que cuenten lo mismo en lugar de escuchar lo que ellas mismas cuentan desde hace mucho, aún a costa de poder meterse en muchos problemas.

Gracias a ellas por todo lo que han contado y a Pikara por la invitación.

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive