Selección de idioma

“5 errores graves que cometí cuando me inicié en el poliamor” (Sian Ferguson)

20 septiembre, 2016 a las 14:54/ por
https://www.flickr.com/photos/sfslim/15159902440/

 

Publicado originalmente en “Everyday Feminism”

 

Sian Ferguson cuenta, desde su propia experiencia, cinco errores serios —y muy habituales— que cometió cuando comenzó a tener relaciones poliamorosas. Lo cuenta en Everydayfeminism, “5 Dangerous Mistakes I Made When I Started Practicing Polyamory”. Aunque ella viva en Sudáfrica, aunque esté en una cultura distinta, los errores que ha cometido son habituales en todas partes. Se dan por supuesto también en nuestras comunidades poliamorosas, unos más, otros menos. Es cuestión de cada cual mirar a su alrededor y a sus propias ideas y vea cuántos de esos errores se están repitiendo en nuestro caso. Y cómo cambiarlo.

Aclaración que parece necesaria: NO ES UN RELATO DE MI CASO, SINO EL DE LA AUTORA SIAN FERGUSON :D

 

 

Polyamory_pride_in_San_Francisco_2004

Polyamory_pride_in_San_Francisco_2004

 

“5 errores graves que cometí cuando me inicié en el poliamor”

“Antes de tener relaciones poliamorosas, conocía bien la teoría del poliamor: Me había leído libros y artículos sobre no-monogamia, había discutido esas ideas con amistades no-monógamas y me había pasado mucho tiempo pensando sobre qué significa el poliamor en el contexto de una sociedad heteronormativa.

Pero saber la teoría de algo no evita que cometas errores cuando lo llevas a la práctica. Cuando comencé a poner en práctica el poliamor, cometí muchos errores, errores que eran muy grandes y a menudo peligrosos.

Comparto estos errores aquí, en público, para que las personas que llegan por primera vez al poliamor no cometan los mismos errores que yo he cometido.

También hablo de estos temas públicamente para recordarle a la gente poliamorosa que no pasa nada por cometer errores. Asumir tus propios errores e intentar hacerlo mejor es increíblemente importante.

Veamos alguna de las meteduras de pata que hice como poliamorosa novata:

 

 

 

Error 1: Asumí que toda la gente poliamorosa es más avanzada.

“La mayoría de la gente poliamorosa que conozco son feministas. Supongo que eso fue lo que me hizo suponer que todo el mundo que tiene relaciones poliamorosas es poco conservadora. Esta suposición me llevó automáticamente a confiar más en la gente poliamorosa. Pensaba que los espacios poliamorosos eran espacios seguros que activamente denunciaban las conductas opresivas. Desgraciadamente, vi que no era así. Después de un tiempo me di cuenta que las comunidades poliamorosas son tan problemáticas como cualquier otra comunidad. Hay un alto grado de exclusión dentro de las comunidades poliamorosas, algo de lo que no se habla suficientemente. Me he encontrado un monton de machismo, capacitismo y racismo en esas comunidades.

Lo aprendí por las malas cuando vi como algunas personas poliamorosas cosificaban a las mujeres bisexuales. Siendo yo una mujer bisexual, me hundió en la miseria, porque pensaba que mi nueva comunidad sería segura. También me encontré abusos de un gran número de hombres “feministas” que usan el poliamor como una fachada para parecer que tienen una mayor concienciación social. Al asumir que los hombres poliamorosos son poco conservadores, fui más vulnerable a los abusos de algunos, hombres que tenían el apoyo de la comunidad feminista porque parecían poco conservadores.

Creer que el poliamor es inherentemente más avanzado puede ocultar todo estos asuntos bajo la alfombra. Esa manera de verlo nos puede llevar a creer que no necesitamos trabajar para ser más amables. En el fondo, dejar de lado estos asuntos causa muchos perjuicios, especialmente a la gente poliamorosa que está particularmente marginalizada. En lugar de creerse ese mito, la gente poliamorosa debe llamar la atención sobre esos temas dentro de sus comunidades.

 

Error 2: Pensaba que yo era más tolerante que la gente monógama.

Aunque siempre fui conscientes de que el poliamor no era para todo el mundo, subconscientemente creia que en cierto modo yo era más tolerante que la gente monógama. Por supuesto, esto es completamente falso, aunque sea un mito que mucha gente cree. Por supuesto que tener relaciones poliamorosas te obliga a dejar de lado muchas ideas tóxicas, tradicionales, sobre el amor, el romanticismo y el sexo para estar más a gusto. Pero tener una mente abierta respecto al amor, romanticismo y el sexo no es algo exclusivo de la gente poliamorosa. Y —como dije más arriba— la gente poliamorosa no es necesariamente menos conservadora, ni por supuesto “tolerante”. El tener una relación poliamorosa o monógama (¡o lo que sea!) no es un indicador de lo abierta y avanzada que es nuestra mentalidad.

 

 

Error 3: Creí que no podían existir las infidelidades en una relación poliamorosa.

Cuando comencé por primera vez una relación no-monógama, me sentí realmente segura. En relaciones anteriores, tuve que enfrentarme a sentimientos de celos y desconfianza. Siendo alguien con una autoestima baja, subconscientemente siempre creía que mis relaciones me dejarían por alguien mejor.

La no-monogamia parecía darme algo similar a una solución: Si mi pareja quiere acostarse con alguien, no amenazaría necesariamente nuestra relación, porque a mí me parecería bien. Aún así, esa pareja me engañó, varias veces. Cuando se acostaba con otras personas, me mentía, rompiendo nuestra única condición: Tener una honestidad absoluta sobre con quiénes nos acostábamos.

Cuando me enteré de que me había engañado, me dolió de dos maneras. Primero, me sentí herida porque mi pareja había sido deshonesto conmigo a propósito. Segundo, que me sentí herida porque mi suposición había sido equivocada. Destruyó la idea de que me relación me liberaría del miedo a que me traicionasen. Me costó reconocer la conducta tóxica de mi pareja como infidelidad. Le quité importancia al efecto que tenía en mí. Como resultado de eso, estuve en esa relación demasiado tiempo, lo que tuvo en mí un efecto terrible, traumático.

Las “infidelidades” pueden parecer diferentes en las relaciones no-monógamas, pero eso no quiere decir que no existan. Las relaciones no-monógamas también pueden ser tóxicas, deshonestas e incluso abusivas. Ser consciente de esto nos permite identificar y ocuparnos de los elementos tóxicos de nuestras relaciones.

 

Error 4: Creía que no podría volver a estar en una relación monógama.

En cuanto descubrí que era poliamorosa, pensé que nunca más sería capaz de volver a tener una relación monógama. Sentía que el poliamor era una parte esencial de mi identidad. Eso me hizo creer que sólo podía tener relaciones que fuesen poliamorosas, o al menos, no monógamas. Cuando me atraía una persona no poliamorosa, dudaba si tener una relación con ella. No estaba segura de que pudiéramos llevar nuestra relación de una manera que funcionase para ambas personas.

Afortunadamente, a pesar de todo, empecé una relación con ella. Y no sólo fui capaz de tener una relación monógama, sino que fui increiblemente feliz mientras estuve en una relación monógama. Me di cuenta de que, aunque el poliamor ES parte de mi identidad, no tiene por qué determinar cómo estructuro mis relaciones. Tener la capacidad de enamorarse de varias personas a la vez no significa que siempre tengas que poner en práctica esa capacidad, ni significa que tenga que organizar mis relaciones en torno a esa capacidad.

Esta flexibilidad no es algo que tenga toda la gente poliamorosa. Mientras que algunas personas poliamorosas pueden tener relaciones de todo tipo, otras sólo quieren tener relaciones poliamorosas. Y las dos cosas están bien: ¡A cada persona le funciona una cosa diferente!

 

 

Error 5: Quería tener una relación con todo el mundo.

Ser capaz de tener una relación con más de una persona es una sensación liberadora. Para mí fue tan liberador que sentía que quería tener una relación con TODA la gente que me gustaba. Estaba a punto de comenzar relaciones con gente por el simple hecho de podíamos hacerlo. En mi mente, sabía que no todo el mundo tenía que cubrir todas mis necesidades. En cierto modo eso fue algo bueno: Dejé de buscar a una persona que fuese “perfecta” en todo para mí. Abandonar ese objetivo inalcanzable me hizo muy feliz.

Pero por otro lado, me llevó a cometer el error crucial de comenzar relaciones con personas que eran atractivas, pero bastante incompatibles conmigo. No siempre veia un futuro posible con ellas. A veces, ni siquiera nos llevábamos bien.

Esta mentalidad es peligrosa por tres razones: Primero, tener relaciones con varias personas puede ser agotador. Tener una relación con alguien requiere un montón de tiempo y energía emocional, por eso es importante pensárselo bien y sólo comenzar las relaciones que realmente deseas.

Segundo, tener relaciones con cualquiera hace que te puedan herir mucho. Incluso si no tienes un vínculo muy fuerte, romper con alguien puede ser muy doloroso. Comenzar una relación sin pensárselo puede significar que termines haciéndote daño y haciéndoles daño.

En tercer lugar, me di cuenta de algo horrible. Estaba cosificando a la gente. No me gustaban por quienes eran, sino porque me encantaba la idea de tener varias relaciones a la vez. Eso es muy cosificador y doloroso. Sé que la idea de tener varias relaciones a la vez puede ser super excitante, pero aún así es imporante pensárselo bien. Esto nos ayudará a no herirnos ni herir a nuestras relaciones.

 

***

Cometer errores es normal y una parte razonable para aprender algo. Es normal cometer errores pero realmente espero que aprendas de lo que hice mal antes de que entres por primera vez en el mundo poliamoroso. Recuerda que el respeto mutuo y la empatía son esenciales en toda relación, sea romántica o no, monógama o no”.

 

 

SIAN FERGUSON / BIOGRAFÍA

Sian Ferguson es una escritora freelance residente en Sudáfrica. Su trabajo se ha publicado en varias webs, incluidas entre otras Ravishly, MassRoots, Matador Network. Tiene especial interés en escribir sobre asuntos queer, misoginia, recuperación tras traumas sexuales y la cultura de violación. La puedes seguir en Twitter e Instagram. Puedes leer aquí sus artículos para Everyday Feminism.

Sian Ferguson is a full-time freelance writer based in South Africa. Her work has been featured on various sites, including Ravishly, MassRoots, Matador Network and more. She’s particularly interested in writing about queer issues, misogyny, healing after sexual trauma and rape culture. You can follow her on Twitter and Instagram. Read her articles here.

————————————–

Fuente imagen principal

 

6 Comentarios a ““5 errores graves que cometí cuando me inicié en el poliamor” (Sian Ferguson)”

  1. Mafalda dice:

    Muchas gracias por la traducción :) Las Golfas Éticas de la Comunidad Soy1soy4 estamos compartiendo y hablando de artículos como éste :D

  2. Klint-psk dice:

    No estoy nada de acuerdo con el Error 4. Este es completamente dependiente de la persona. Mi primera relación fue no-monógama y la segunda por comenzó siéndolo, aunque ya no lo es.
    Fue un año y medio bastante difícil de soportar. Sentía frustración, impaciencia, rencor, claustrofobia… quise darle una oportunidad a la monogamia y me quedó clarísimo que soy sentimentalmente incapaz de seguirla. Nunca más.
    Así que si ella puede volver a eso, genial, es su experiencia. Pero ponerlo como un error general me parece desacertado.

  3. […] 5. 5 Erros graves que cometi quando me iniciei no Poliamor (em espanhol e inglês) – “5 Err… ou 5 Dangerous Mistakes I Made When I Started Practicing Polyamory – http://everydayfeminism.com/2016/09/mistakes-made-practicing-polyamory/. […]

  4. Eva R. dice:

    Felicidades.
    Somos testigos de tu proceso de maduración personal y así otras personas crecen también con ello.
    No estoy de acuerdo con cosas, pero sí encantada con tu proceso, es constructivo también para los terceros que lo lean, fantástico.
    Pero como la opinión de cada persona es la suma de sus vivencias y los resultados de ellas, que yo no opine igual en cosas no tiene por qué influír en tu percepción.
    No estoy de acuerdo en que sólo hayan actitudes tóxicas asociadas a la monogamia. De hecho, la palabra clave es “asociada” a..
    Es decir, No tiene por qué ser tóxica una relación monógama, al contrario. Se interpreta que el amor es amor, o sea, hacer equipo disfrutando con el bien del otro. Da igual el tipo de amor, o las actitudes tóxicas que se asocien. Si se asocian muchas, no es amor.
    No estoy de acuerdo en que el poliamor sea más evoluciononado. Solo “es”.
    No estoy de acuerdo en que una persona “sea” poliamorosa. Como identidad inamovible. Es una vivencia que se ha desarrollado en tí, y no sabemos si habrá otro giro en tu vida en ése sentido.
    No estoy de acuerdo en que una forma de vivir el amor como solución a traumas vividos, como refieres que es en tu caso, sea un estado natural congénito. Es decir: puede que sí, pero está por ver.
    Un gran abrazo, sigue así. <3

  5. Shad dice:

    Estoy muy agradecido por tus aportaciones. Procuraré aprender de tus errores.

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo