Selección de idioma

Abierto nuevo plazo de matrícula para el curso 2020/2021 de monitor/a de educación sexual

20 julio, 2020 a las 9:00/ por
escuela nuevo curso 2020 2021

Este año hemos vuelto a actualizar la información dela web de la Escuela Sexológica. Hemos añadido nuevo profesorado, y aún falta alguna incorporación más. También hemos ampliado la descripción del curso y el proyecto de la escuela. Esto último es muy importante, porque nuestro enfoque es diferente a los más habituales a nuestro alrededor. 

Ahí está toda la información que podéis necesitar si os interesa hacer nuestro curso de monitor/a de educación sexual el curso que viene, que comenzará el 20 de septiembre a las 18:00 (hora peninsular / CET). Puedes inscribirte de dos maneras: 

  1. Enviándonos un email a info@escuelasexologica.com donde nos cuentes tus razones para hacer el curso (eso nos ayuda a hacer grupos más homogéneos en cuanto a formación, nivel, edades…). Una vez lo hemos leído te contestamos con los datos bancarios para hacer tu reserva para el curso próximo. (La información sobre los pagos la puedes leer más abajo).

  2.  En el formulario que hay abajo al final de la página de la Escuela

Y si tienes alguna duda, puedes escribirnos a info@escuelasexologica.com.

Todas las clases serán los domingos de 18.00 a 21.00 h, durante 28 sesiones de tres horas cada una, hasta un total de 84 horas. En festividades, puentes, vacaciones, etc se modifica en función de las preferencias de cada grupo.

 

El coste promocional es de 70 euros mensuales durante 7 meses y 50 euros iniciales en concepto de matrícula y reserva. El coste de reduce a 490 euros para quienes prefieren hacer un solo pago inicial. Los pagos se pueden hacer mediante transferencia o PayPal.

 

Los contenidos de nuestro curso son enseñanzas no regladas, por lo que no conducen a la obtención de un título con valor oficial, pero recibirás un certificado al finalizar el curso.

Son 7 meses en los que, un día a la semana (los domingos, para el primer grupo) durante tres horas y por videoconferencia/streaming, repasamos todos los aspectos relevantes de la sexualidad humana (identidades, prácticas, relaciones, etc), teniendo siempre muy presente la diversidad, no como un extra que se explica el día de “lo exótico”, el “día de la diversidad”, como si fuera algo ajeno, sino como una mirada global que aplicamos a cada uno de los temas que vamos explicando.

La ventaja que tiene el marco que usamos (partimos del de Amezúa y de Incisex, el del “hecho sexual humano”) es que contempla todo lo que se da en la sexualidad humana como una unidad, como un conjunto coherente, como un todo. Eso lo hemos completado con una serie de perspectivas que lo adaptan a nuestra visión. Si utilizamos las palabras técnicas, lo que hacemos es mantenernos dentro de la episteme sexológica, en lugar de la médica, psicológica, etc… Para explicarlo recurrimos a los marcos, de los que habla George Lakoff en “No pienses en un elefante” (se puede encontrar online): Utilizar los conceptos, las ideas de un marco que no es el tuyo refuerza ese marco ajeno que estás utilizando, en lugar del tuyo. Mala manera de intentar dar una visión alternativa de las cosas. Poniendo un ejemplo, si cuando hablamos de patologizar o despatologizar, nos seguimos moviendo dentro del marco médico, seguimos reforzando que nuestra sexualidad es una cuestión de salud, con todo lo que eso implica: Que es valorada y validada por una autoridad externa, que se ha de mover dentro de los conceptos de saludable, sano, etc en lugar de basarse en el deseo propio (que no el placer), que hay funciones y disfunciones, que hay conductas patológicas y, por lo tanto, curables…Todo una serie de consecuencias inevitables que a menudo hacen que se construyan discursos incoherentes, en los que unos temas no encajan con la visión del resto de temas.

Viendo toda nuestra sexualidad como un todo evitamos la sensación de “turismo” que puede dar dedicar un día al BDSM, un día a las no monogamias, otro día a la asexualidad, otro día a la intersexualidad… para darse cuenta, al final del curso, que no tenemos un conocimiento más profundo de nuestra sexualidad sino que sólo hemos añadido las últimas novedades a un conocimiento que no ha sido cuestionado en ningún momento, del que no se han revisado las bases, que sigue moviéndose entre varias disciplinas sin saber exactamente cuál es su terreno propio. De esa manera se comienza la casa por el tejado: Sin revisar los cimientos, se suman más y más plantas para llegar cuanto más alto mejor. Con nuestro enfoque se revisan esas bases, esos conceptos de partida y sobre ellos, sumamos todo lo demás.

Hacer ese cambio de enfoque INTEGRAL necesita de todo el tiempo que necesitamos para dar el curso. Es un proceso gradual, muy poco a poco y que hace que a veces nos chirríen cosas aparentemente, pero que tienen un sentido una vez se entiende el marco completo. Es muy chocante llegar al curso creyendo que se saben cosas que, una vez se pregunta en profundidad, nos damos cuenta de que se usan sin haber revisado lo que hemos aprendido. Y es muy satisfactorio, una vez se ha entendido, darse cuenta que contamos con un marco conceptual que nos permite situar cada fenómeno de la sexualidad humana por si mismo, con claridad, sin que se enrede con otros muchos conceptos parecidos o mal utilizados. Esa es la riqueza de un enfoque fenomenológico, humanista, desde una clave biográfica (en lugar de médica o activista). Damos toda una serie de herramientas y documentación para ampliar la perspectiva, saber las distintas posturas que podemos adoptar para educar, y desde ese punto, cada cual elija el enfoque desde donde educa. En nuestro caso, siendo también activistas, somos muy conscientes de no confundir y tener presente la diferencia entre educación y activismo, aplicado a la formación que damos y también a nuestro activismo.

En septiembre de 2017 comenzó nuestro primer curso, pero en dos grupos, uno online y otro presencial, que terminaron en junio y fueron nuestras dos primeras promociones. Desde entonces hemos seguido cada año con nuestro curso y este año volvemos con él. 

Para quien no conozca el proyecto, hace unos años lo pusimos en marcha entre tres personas (Bruno, Juncal y Vagalume; nuestros CV en escuelasexologica.com), tras pasar por el Master y el curso de sexologia avanzada de INCISEX y otras formaciones sexológicas. Además, desde hace tiempo, somos activistas y miembros de varias “minorías eróticas”, o sexualidades no convencionales. Y pensamos que es necesaria una formación, tanto para quien lo necesite en su vida privada, como en su labor profesional, que desde el primer día contemple la diversidad desde muy diferentes puntos de vista, enlazando las desconocidas aportaciones de la sexología de principios de siglo con las últimas identidades surgidas en el siglo XXI.

Sinceramente, creemos que la educación sexual con esta profundidad (no sólo ITS y medidas anticonceptivas, no sólo centrándose en la lucha por los derechos de esas minorías de las que somos parte) es fundamental para alejarnos todo lo posible del analfabetismo en la sexualidad y en las relaciones en el que nos movemos actualmente, y desde hace tiempo. Y en particular, en el caso de profesionales, creemos que ya es momento de que reciban formación en lo que se conoce como sexualidades y relaciones no convencionales que ya han pasado a formar parte de la infinita diversidad de la sexualidad humana. No es cosa de unas pocas minorías eróticas patologizadas, sino identidades, conductas, fantasías, relaciones que no son las convencionales pero que se encontrarán una y otra vez y que requieren una mirada que las encuadre dentro del resto de manifestaciones de la sexualidad humana y no como una “rareza” o “peculiaridad” que se debe integrar.

Una educación que lleva su tiempo, y que no es algo que se aprenda en cuatro clases, pero que ayuda a darle un nuevo enfoque a todo lo que tiene que ver con sexo. Una tradición sexológica que, como comento más arriba, viene desde hace tiempo y que empeñamos en hacer cada día más conocida, porque nos sigue pareciendo la más adecuada para integrar toda la sexualidad humana en este siglo en que se ha hecho, afortunadamente, mucho más compleja. No ha pasado nada más que habernos hechos conscientes de la infinita diversidad que siempre ha existido pero a la que se le van poniendo nuevos nombres y etiquetas.

Si tienes alguna duda, escríbenos a info@escuelasexologica.com :-)

escuela nuevo curso 2020 2021

1 Comentario a “Abierto nuevo plazo de matrícula para el curso 2020/2021 de monitor/a de educación sexual”

  1. Maloa Sterk dice:

    Cuántas ganas de hacerlo.

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo