Selección de idioma

Contra TRANS*

5 diciembre, 2014 a las 11:00/ por
trans-poster-900

Frente a la propuesta que Sam Killmann hizo hace un par de años —usar trans*, con asterisco, para referirse a todas las identidades transexuales, queers y transgénero— hay posturas rotundamente en contra dentro de las comunidades transexual, transgénero y queer (¡Gracias, @mort, por la pista!). El principal argumento en contra es que, de nuevo, el asterisco separa al espectro/universo trans en binario y no binario, al quedar “trans” para transexuales (hombres y mujeres transexuales) y “trans*”, con asterisco, para el resto de identidades.

Screen Shot 2014-12-04 at 18.05.24

Una de esas opiniones es la de SJW Vivian, @VanguardVivian en twitter, la de la foto, “queer transexual radical”. Estos son sus tuits sobre el tema*:

  1. O sea, que ahora la gente cis [personas que no son transexuales/transgénero] pone el asterisco detrás de LGBT. Me parto de risa, simplemente me parto.
  2. Espero que el asterisco al final de LGBT no lo estén aplicando sólo a la T, porque ya hemos dicho por qué “trans*” es una mierda
  3. “Trans*” es una mierda porque, simbolizando la inclusión no-binaria con el asterisco, implicas que las personas no-binarias no pueden ser trans.
  4. “Trans” está bien como está, y las personas trans no binarias tienen todo el derecho al término sin tener que ponerle un asterisco.
  5. Un esfuerzo hacia la inclusión que terminó en exclusión. Las personas trans binarias se incluyeron por defecto, y las no binarias como un grupo añadido, secundario.
  6. Habría una “comunidad trans”, que sólo incluiría a hombres y mujeres, y luego “la comunidad trans*” para el resto.
  7. “Trans” sólo significa “que cruza”. No dice de dónde a dónde cruza. Pero la gente se comporta como si tuviese que significar “que cruza al género binario contrario”
tumblr_mvza4mdnGh1qkffmvo1_1280

http://nataliereed84.tumblr.com/image/66438214795

 

Otra opinión en contra puede ser la de Natalie Reed hace un año, una mujer transexual blanca queer femme de Vancouver, transfeminista y otras mil cosas que pone su blog (la de la foto con el libro). Natalie habla del tema del asterisco trans en “Así que hablemos del puñetero asterisco“. Estos son sólo algunos fragmentos de su artículo:

“Mis críticas principales son…

a) El valor relativo del término y el grado en que representa más una “ficción de inclusión” más que una inclusión auténtica.

b) Cómo este término coexiste con otros y por lo tanto sugiere que requiere un reconocimiento especial… un patrón problemático que se puede encontrar en cosas como cuando la gente insiste en “pansexual” como más inclusivo que “bisexual” (y por lo tanto que hombres transexuales, mujeres transexuales y individuos no-identificados como binarios requieren un cierto reconocimiento especial y consideración en la sexualidad de las personas) o como “siempre pregunta antes qué pronombre prefieren que uses”, lo que se traduce, en la práctica, en “siempre pregunta a las personas-que-podrían-ser-trans qué pronombre prefieren usar, independientemente de lo clara que pueda ser su identificación a través de cómo se presentan. Pero no te preocupes  y haz las suposiciones habituales sobre las personas que tienen aspecto de cis [no ser transexuales])”, y por lo tanto tratando los géneros de hombres y mujeres transexuales como cuestionables, sin importar lo claramente que los estemos comunicando.

No añadimos un asterisco al final de “gay” para indicar que también incluye a hombres transexuales gays y otros hombres gay que no encajan en la identidad gay normativa, privilegiada, o indicar que no todo hombres que exclusivamente folle con hombres se identifique como gay. No ponemos un asterisco al final de “lesbiana” ni “bisexual”. No ponemos un asterisco al final de “blanco” para reconocer que las definiciones de raza son fluidas e inmateriales y que hay personas con privilegios de blancas e identidades blancas que pueden tener partes de genealogía interracial. No ponemos un asterisco en “Personas con diversidad funcional” para añadir un recordatorio extra de que no todas las discapacidades son visibles, o físicas, etc.

(…) El lenguaje es fluido, cambiante y voluble. Trans-sin-asterisco sólo falla para incluir a las identidades trans no binarias si es así como elegimos tratarlo e interpretarlo. Igual que “bisexual” tiene la peligrosa connotación de “sólo con interés en hombres y mujeres no transexuales y nada más”, y que el “bi” de “bisexual” sólo se refiera al binomio “hombre/mujer” en lugar de la dualidad “mismo género/otro género”, PORQUE LO HABIAMOS TRATADO ASÍ Y ANIMADO A CADA PERSONA ALIADA DE TRANS Y GENDERQUEER USAR PANSEXUAL EN SU LUGAR. Nosotrxs creamos los significados y definiciones que enfrentamos, oponiéndolas.

Esto podría pasar fácilmente con “trans*” —con asterisco— también. Pero ¿por qué estamos asumiendo que “trans” no incluía ya las iteraciones no binarias, y que no significaba ya más que transexual?¿Y por qué estamos luchando por el asterisco en lugar de luchar por un término propio que simplemente signifique lo que debe significar?. Especialmente si es la misma palabra.

(…) Poner un asterisco al final de “trans” es INCREIBLEMENTE FÁCIL. Mucho más fácil que realmente trabajar para crear espacios, eventos, proyectos, organizaciones o instituciones GENUINAMENTE inclusivas de trans/genderqueers.”

 

Este post completa el de ayer, TRANS*

 

*El enlace me lo pasó @mort. Pido disculpas a todas las personas que no cito cuando uso un artículo que me habían recomendado. Normalmente guardo los enlaces en Pocket, lo que no permite poner anotar quién me lo dijo, y pasado un tiempo, me olvido. Aprovecho para dar las gracias a todas las personas que me enlazan artículos, eso ayuda a encontrar más cosas :-)

1 Comentario a “Contra TRANS*”

  1. @JuanEs1eban dice:

    Que lío. A mi al leer Trans* simplemente lo leo como Trans y todo porque lo leo como informático:

    $ls Trans*

    Trans
    Transgender
    Transexual

    —-

    Se entiende perfectamente la observación. Asi como me marea la posibilidad de poner LGBTQiH…y demás letras del alfabeto en mayúscula o minúscula o como sean.

    Al final las palabras que permiten identificar el colectivo terminan obsesionados con trtar de incluir a todes como si fuese la ecuación del todo de en física. Ecuación que no existe.

    Más que oponerse o estar a favor, como si fuese el blanco y negro, es entender el poder de una palabra o acrónimo (como quieras) y darle el que merece. No más ni menos.

    ¿Y cuál es el poder que merece? En mi opinión, no demasiado.

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo