Selección de idioma

De abogada a estrella porno y lo que se pierde por el camino

13 agosto, 2013 a las 11:00/ por
4530656940_955b5aaf80_z

Lo comentamos el otro día por twitter pero ¿por qué no repetirlo, con la ilusión que nos hace? Tenemos autorización expresa de Carlin Ross y Betty Dodson para traducir lo que queramos de sus blogs. Que puede parecer: “Ah, pues mira que bien…” Bueno, nos hace especial ilusión por ser quienes son, por ser Carlin “distinguida entre las 10 blogueras más famosas de los Estados Unidos según el sitio Ranker.com” y por venir de una familia que nos puede enlazar con una parte muy latina: Su padre es  Ministro Cristiano Fundamentalista. Podéis leer más de Carlin Ross en su biografía en castellano en la wikipedia. Lo bueno de que su padre sea fundamentalista cristiano es que nos puede situar más cerca de ella que otras personas que disfrutaron de una liberación en los años 70 que en España no se tuvo, de la que hemos oído hablar en las películas, poco más.

 

“Añade una cámara y un orgasmo se convierte en la honestidad absoluta”

 Entrada original: Add a Camera & Orgasm Becomes the Greatest Honesty

Tener un orgasmo delante de la cámara es una de las cosas más intimidantes que te puedes imaginar. Para la mayoría, tener un orgasmo ya nos supone en sí un reto. Súmale una cámara y el orgasmo se convierte en la honestidad absoluta. 

Después de filmar nuestra película Bodysex y volar a Noruega para grabar una sesión privada para NRK [emisora pública de televisión noruega], se acabó. Era una mujer que había tenido un orgasmo delante de la cámara. Había cruzado la línea de abogada a estrella del porno. Ya no había vuelta atrás.

Si me diesen un céntimo por cada vez que alguien dijo “Carlin, no necesitas hacer esas cosas”, sería rica. Y le quitó tanto a la experiencia… Betty y yo estábamos excitadas pensando en esas imágenes del sexo en positivo siendo distribuidas a lo largo de Escandinavia. Nuestro episodio fue emitido en el equivalente a la MTV noruega. Imaginábamos lo diferentes que hubiesen sido nuestras vidas si hubiésemos visto imágenes auténticas de orgasmos en lugar de la típica pornografía androcéntrica.

En el fondo esperaba algún tipo de felicitación por haber tenido la confianza para presentar mi yo sexual al mundo… por mostrar ese tipo de vulnerabilidad. Quizá pensaba que verían la diferencia entre las imágenes que excitan y las imágenes que educan. Al final, no hay diferencia.

Mi elección no sólo afectó a mi relación, también me afectó a mí. Experimenté profundos sentimientos de liberación. Lo peor que puedes llamar a un mujer es “puta”. Lo peor que te puede pasar es que sea pública una cinta de video donde tienes sexo (aunque una de esas lanzó la marca Kardashian). Como mujer, puedes ser sexual pero tienes que arrepentirte o echarle la culpa a tu novio para recuperar los favores de América. No me arrepentía. Me hacía responsable de lo que había hecho.

Relanzar los talleres de bodysex llevó mi liberación un paso más allá. No hay placer mayor que curar la vergüenza y culpa sexual del cuerpo de las mujeres. No puedes hacer ese trabajo y guardarte nada. Debes hacerlo a las claras, con un buen fundamento y de manera abierta. Y me encanta estar desnuda con otras mujeres en un ambiente donde no se tiene que hacer nada, no hay planes de nada.

Después de hacer seis talleres me di cuenta de lo maravilloso de las técnicas de Betty para el orgasmo. Llevando a las mujeres desde su técnica rock’n roll (otro día toca traducirla) a follar con la almohada y las posturas de la vibración estilo indio era transformador. Simplemente funciona. Comencé a planear cómo llevaría a cabo esas posturas y técnicas delante de la cámara.

No volví a pensar en ello hasta que uno de nuestros blogueros, Lawrence Lanoff, me envió un SMS diciendo que estaba en la ciudad. Lawrence era un director de cine de verdad de otra época de mi vida. Tener a alguien como él trabajando en un proyecto así sería perfecto. Podríamos estar yo, Lawrence, dos cámaras y un micrófono, nada más. Le envié un SMS con mi propuesta. Lawrence se subía a bordo.

La semana siguiente mi vida entera implosionó. Mi pareja a largo plazo comenzó radioterapia, a mí me dieron dos semanas para irme de mi apartamento, y mi relación se acabó. Fue tan intenso que pensé en cancelar el rodaje. Luego me di cuenta que era precisamente lo que necesitaba.

Rodamos desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Literalmente, tuve orgasmos durante 7 horas. Pusimos dos cámaras para cada postura del orgasmo: Un plano cerrado del coño y un plano amplio del cuerpo. Miraba directamente a la cámara y describía cómo estaba estimulando mi cuerpo… qué estaba sintiendo… por qué el orgasmo era importante para mí. Estaba jadeando, sin aliento, sudando de la cabeza a los pies. Hubo un momento en que me desplomé en el suelo. Lawrence sujetó la cámara y descendió por mi cuerpo. Compartí cómo sentía un hormigueo en los dedos de mis manos y mis pies. La cámara hizo una panorámica hasta mi coño para mostrar mi erección… el enrojecimiento de mis labios y cómo se había hinchado mi clítoris.

Fue tan íntimo. Tan puro. Fue el trabajo más honesto que hice nunca.

Cuando terminamos, Betty entró en el salón “Me quiero masturbar delante de la cámara también”. Lawrence y yo no nos lo podíamos creer. Habíamos creado una energía sexual tan positiva que Betty se sintió obligada a compartir su orgasmo. Las imágenes eran tan potentes. Ver a una persona octogenaria estimulando su cuerpo hasta el orgasmo… ver su coño húmero y su piel ruborizada fue una de las cosas más hermosas de las que he sido testigo. 

Sé que esos vídeos serán de los mejores que hemos producido nunca. Ahora tenemos documentado para el futuro el método de Betty para conseguir orgasmos. Ser la mujer a la que se la ha dado esa oportunidad es algo fantástico. Al final, es un honor.

Y sé que mi elecciones polarizan: Que la mayoría de la gente no será capaz de manejarlas; pero nada de eso importa. A pesar de todas mis pérdidas, soy feliz”.

La chica de la foto es Carlin Ross en el rodaje de sus orgasmos, de la misma fuente. La de la pintada, de aquí. Y sí, hoy es translation Tuesday :-) 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo