Selección de idioma

De nuevo, persiguiendo el porno.

23 julio, 2013 a las 11:00/ por
2053906006_f5bd3dbeb0_o

Reino Unido bloqueará el porno por defecto a partir de enero 2014: La noticia que ayer corrió por todas partes, supongo que por la sensación de “¿y esto lo harán en nuestro país?”. Estos anuncios suenan a querer poner puertas al campo. A la reencarnación de la época victoriana mezclada con internet. Que sí, entiendo el debate, entiendo que también es complicado gestionar una inmensa cantidad de porno para todo el mundo, y que el porno se acabe convirtiendo en una especie de educación sexual por defecto de todo el mundo.

Lo bueno de los debates morales es que, una vez que empiezas, puede terminar donde igual no les interesa tanto terminar… ¿Por qué se acaba recurriendo al porno como fuente de educación sexual?¿Por qué no existe una educación sexual universal, por defecto, igual que la prohibición?. La razón, en parte, que se da para que no la haya es que, como provocan polémica los contenidos de la educación sexual, al final se termina explicando únicamente la parte biológica. No porque sea la más importante, sino por la incapacidad de quienes seleccionan esos contenidos de llegar a seleccionar los contenidos que realmente les harán falta en su vida sexual. Lo que tiene la educación sexual es que, si no se aprende en internet, se aprende de las amistades…que no es una fuente de información mejor. Pero por lo visto a mucha gente parece resultarles tentador volver a cualquier visión victoriana, cualquier sistema oligofrénico que consista en “si no lo veo, no existe”. La educación a través de las amistades es la que ha habido siempre y el resultado no ha sido precisamente mejor… 

Hay otra cosa que me resulta cómica en todo esto y es apelar a la moral, los altos valores, el decir que “hay que poner algún límite”, el lamentarse de que resulte accesible para menores y pueda provocar traumas, el presentarse como miembros de una defensa de un mundo ideal…cuando al mismo tiempo es sabido que están espiando las comunicaciones por internet de todo el mundo. “El proyecto secreto, nombre en clave Tempora, por lo visto ha permitido a la GCHQ [Government Communication Headquarters]  almacenar inmensas cantidades de llamadas de teléfono, posts en Facebook, emails e historial de búsquedas en internet de ciudadanos inocentes, así como de personas sospechosas seleccionadas“. Sumadas las dos cosas resulta obvio que es una cuestión de control, no de moral.

Y este tipo de medidas, también como de costumbre, como la Patriot Act en EEUU, se acaban utilizando para ir todo lo lejos que se pueda prohibiendo otras cosas: “Anunció nuevas medidas para hacer frente a la pornografía extrema, lo que representa la violencia contra las mujeres, incluida la violación simulada”. A ver… una cosa es el sexo rough, el porno cada vez más extendido que, sí, es cada vez más “duro” y otra empezar a marcar una línea muy complicada entre lo que es una violación simulada y un sexo “rough-pero-demasiado” simulado. ¿Se considerará el BDSM una violación simulada? Ya existen normas para perseguir y castigar la ausencia de consentimiento, que es lo importante ahí. Pero perseguir violaciones simuladas, que hay muchas… ¿a partir de dónde está la línea inadmisible para la simulación? Lo divertido del caso es que entonces es que cuanto mejor actúen, cuanto mejor el guión, más real parecerá y más boletos tendrá de ser perseguida… La tontería añadida es que cuanto más se parece a las fantasías, más probabilidades tiene de no ser real. Las violaciones reales son algo más sórdido (aquí la explicación de qué sucede en el vídeo).

Una de las puertas al campo que no se puede cerrar aquí es que el material de internet no lo suben sólo empresas (como la televisión, que sólo la emiten empresas, no cualquier persona). Así que se pueden estar subiendo materiales que pasan esas delgadas líneas… ¿se impedirá también subir material supuestamente “traumatizante”?. Es normal que se prohiba subir grabaciones de delitos para su consumo pero… ¿no se hace lo mismo con las noticias?. ¿No se están viendo comportamientos violentos continuamente que son completamente aceptados?. Estas decisiones victorianas de perseguir el porno al final acaban teniendo la misma moral “marciana” del origen de la censura en el cine, el código Hays, que perseguía sexo y violencia…y hemos visto que de manera “natural” se ha acabado guardando el sexo bajo la alfombra y se ha extendido la violencia a todas partes (¿hay alguna película norteamericana donde no aparezcan pistolas y se dé un tiro a alguien?).

 La otra puerta al campo es ¿qué es porno?. Con el inmenso terreno de las perversiones ya lo ha descubierto Youtube. ¿Con qué justificación prohibes la humillación verbal, el fetichismo de pies…? Fetichismo de pies y zapatillas, dominación femenina, salivafetichismo por las axilasfumandotrampling… hay todo un mundo pervertido ahí fuera. Otra duda más: Si es heterosexual se permite, ¿si fueran sólo hombres se permitiría ese vídeo?. Como leí por ahí, un beso de un hombre y una mujer en la calle es bonito, uno de dos hombres es una provocación. 

¿Dónde creo que se va a aplicar de manera muy sencilla la censura y control de los contenidos? En los móviles. No queremos compartir el teléfono (como se hacía con los fijos, uno para toda la familia), ni nos conectamos siempre desde casa (donde el ADSL no distingue quién lo está usando). Cada cual queremos nuestra línea propia en el móvil…con lo que dejamos un rastro estupendo, no ya con una dirección de email que puede ser auténtica o no, sino con nuestro número. ¿Se terminarán vendiendo en el mercado negro móviles de prepago registrados a nombre de otra persona para poder consultar determinado tipo de porno?

Y este tipo de medidas, además, para qué engañarnos, no es algo que sucede solo, aislado del resto de la realidad. Es parte de esa resaca conservadora en la que nos vamos metiendo cada día un poco más. Si hablamos sólo de sexo, también Yahoo está escondiendo el porno de Tumblr. Pero si vamos más allá del sexo lo que están desapareciendo son derechos sociales, laborales, que antes se consideraban algo que era imposible quitar…para descubrir décadas después que sí, se pueden quitar, no les cuesta nada.

Hablando de sexo y censura resulta inevitable citar a John Lennon, “vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor, mientras la violencia se practica a plena luz del día.”. Si hablamos de censura y sociedades conservadoras entonces siempre se recuerda “1984” y “Un mundo feliz“. ¿Es casualidad que sean tres británicos?.

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo