Selección de idioma

Diseña tu propia relación abierta (recopilación y repost)

27 marzo, 2013 a las 11:00/ por
Screen Shot 2013-03-27 at 03.37.39

Como el antiguo blog de La Mosca en blogger ha dejado de funcionar se han perdido los enlaces a algunas traducciones de la página de Textos Útiles. Por eso ahora debo dedicarle un tiempo a recopilar (en lugar de una serie de posts, ahora un post entero con todo el texto) y hacer repost para que ya no depende de otras webs.

Cada cual puede diseñar su relación abierta como quiera obviamente. Se puede utilizar esta guía para hacer una serie de preguntas exhaustivas sobre dónde se marcan los límites al abrir la pareja. Pero sobre todo creo que es útil para darse cuenta de todas las posibilidades que existen: Que la tercera persona sea alguna de vuestras amistades, colegas de trabajo… que se puede estar con la tercera persona un día, una semana, meses… Que se pueden hacer prácticas sexuales que no sabías que tu pareja las quería… Pueden ser buenos puntos de partida para hablar de la posibilidad de abrir la pareja, para saber qué temas necesitan tratarse antes de que aparezcan los problemas.

Al final se ofrecen consejos para la negociación entre las personas implicadas. Son extractos de Opening Up, de Tristan Taormino.

 

POST ORIGINAL:

El mundo anglosajón tiene esta costumbre, que a veces tanto repatea en el Mediterráneo y las culturas del Sur, de tener las cosas medidas, reguladas, normativizadas… Esa facilidad para acabar estableciendo límites muy concretos, normas muy precisas que a veces nos parecen excesivamente detalladas. 

Dentro de esa línea, Opening Up tiene un capítulo dedicado a que diseñes tu relación abierta. Es decir: En lugar de buscar un modelo ya hecho (swingers, poliamor, pareja abierta,…), diseñar una relación a la medida de las personas implicadas. Es imposible que a tu pareja le dé igual te enrolles con quien te enrolles, por eso conviene ser específicxs, entrar en los detalles,… Es una buena excusa para hablar y hablar y hablar. ¿Qué pasa si mi nuevo amante es tu jefe?¿O tu mejor amiga?¿O un familiar tuyo?
Para eso, el libro hace una especie de lista de cosas que se pueden incluir en un hipotético repaso entre las personas de la relación, para ver dónde ponen límites, qué cosas aceptan y cuales no. Lo divide en “Quién”, “Qué”, “Cuándo” y “Dónde”.
 
 
 

———————————— Quién ————————————

 

Características de potenciales amantes. Las preguntas están planteadas para que las conteste la persona que tiene la nueva relación. © “Opening Up”. Tristan Taormino. Pag. 125. Amazon: http://www.amazon.com/Opening-Up-Creating-Sustaining-Relationships/dp/157344295X

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Otras características: Aspecto

Otras características: Tipo de cuerpo

Otras características: Identidad (p. ej. swinger, crossdress, butch…)

 

———————————— Qué ————————————

También es importante que discutáis los límites del sexo con otras personas.

La siguiente lista sería la de ¿qué es ok hacer con tu nueva relación?
(sigo traduciendo de Opening Up)
 
————————————————————
 
Qué
Formulario sobre las características de las relaciones/interacciones potenciales. © “Opening up” Tristan Taormino. http://www.amazon.com/Opening-Up-Creating-Sustaining-Relationships/dp/157344295X

 

 

 

 Es importante no olvidar que hará falta una charla en profundidad sobre los límites en cuanto al sexo seguro.

 

—– Quien y qué para practicantes de BDSM —-

BDSMers o bedesemerxs, como os guste más. El libro Opening Up abre capítulo aparte para el gremio. Porque por ejemplo, dice, puedes ser la parte dominada en una relación, pero tienes ganas de probar a dominar a alguien, y abres tu relación para hacerlo.

O también que el rol de cada uno tenga cierta exclusividad. Por ejemplo que Jimmy tenga un esclavo. Y que pueda dominar a otros chicos, pero que ninguno de esos pase a ser también SU chico, SU esclavo. Otra gente le sirve, le obedece, pero no son “su propiedad”.
Otro ejemplo del libro: “Mi pareja principal y yo tenemos una relación kink, con roles de “papá” y “niña”. Hemos llegado al acuerdo de que otros hombres pueden dominarme, pero nadie más puede ser mi “papá”.

Y otra gente, switch, elige negociar que cuando está con otras personas, cambia el rol que tiene habitualmente. “Tu eres top, ella bottom y habéis llegado al acuerdo de que cuando juegas con otras personas, tú puedes someterte a ellas. Tu pareja está a gusto cuando estás con otras personas porque no cuestiona su rol como “tu bottom”; no siente que está compitiendo con tus otras parejas sexuales porque no son bottom cuando juegan contigo”.
 
(Traducido solo por partes de pags 131-132 de “Opening Up” de Tristan Taormino).
 
Esto me recuerda algo que oi una vez y no sé si he comentado… Soy de la opinión de que las relaciones BDSM, como cualquier otra relación, pueden tener muchas formas diferentes. Y sobre todo siendo un tipo de relación que se sale de la norma ya desde el inicio.
Y dentro de esas formas diferentes, está el que pueda haber relaciones abiertas también en el BDSM. El pensar que solo pueden ser dos personas es consecuencia de aplicar los esquemas que tenemos de monogamia sobre las relaciones BDSM. La exclusividad no es algo esencial. Lo característico de estas relaciones (que son relaciones de poder) se puede aplicar a muchas situaciones diferentes.
 
 
———————————— Cuándo ————————————
 

Sigo con esta serie. Como dije un día en los comentarios, esto no es como la declaración de la renta: No hay que rellenar el impreso “Quien” y entregarlo en ventanilla. Son ayudas para relaciones, que quizás puedan valer como puntos de partida para comenzar a hablar, negociar, cómo queremos que sea la relación abierta.

Como ya dije, es imposible el ponerse a negociar si una de las dos partes dice “A mí me da igual“… ¿En serio te da igual?¿Te da igual que sea con tu jefe?¿Que sea con alguien de tu familia?¿Con tu mejor amigo? ¿Te da igual que me vaya a follar 3 días y no vuelva?…
 
¿Cuándo?
Si sólo vas a tener rollos de una noche no hay problema, pero si tienes una relación continuada con otras personas, necesitas decidir las normas sobre cuánto contacto habitual tienes con tus otras relaciones. Esto da en uno de los puntos centrales al negociar la no-monogamia: La gestión del tiempo. Tú puedes tener cantidades interminables de amor que dar, pero el día tiene 24 horas. Cuánto tiempo de esas 24 horas pasas con una de tus relaciones —sea online, por teléfono o en persona— es una consideración importante. ¿Preferirías que tu pareja tuviese contactos poco frecuentes con las otras personas y que sólo hablase con ellas para ponerse de acuerdo sobre cuándo quedan?¿Vas a hablar con tu pareja todos los días?
 
Además de eso ¿cuánto tiempo vas a pasar con cada una de esas personas?¿Verás a otra persona una vez a la semana, una vez al mes, una vez cada tres meses?¿Quieres marcar un mínimo y máximo de tiempo que pasas con la persona con la que tienes una relación pero con quien no vives? Piensa que es más cómodo para ti. ¿Puedes salir con tu nueva relación, pero solo dos o tres veces a la semana?¿Hay límites concretos que quieres marcar cuando tienes sexo o una cita con una de tus relaciones?
Por ejemplo, igual puedes quedar sólo cuando tu pareja y tú estáis geográficamente separadxs, cuando unx de vosotrxs está fuera de la ciudad, por ejemplo. Puedes decidir que los viernes por la noche están reservados para ti y tu pareja principal. Quizás compartes custodia de tus hijxs con una ex-pareja y negocias que tu o tu pareja actual queréis dormir en cualquier otro sitio, sólo puede ser cuando no tienes que cuidar lxs niñxs.”
 
Traducción de Opening Up, de Tristan Taormino.
 
———————————— Dónde ————————————
 

 

Hay personas que diseñan su relación basándose en la geografía “Puedes tener una amante si vive en otra ciudad”, o “como viajamos mucho, podemos tener aventuras”. Si vives en un lugar pequeño, a menudo tienes que tener una discreción extrema sobre tu relación abierta. Si es tu caso, puedes llegar al acuerdo de que las otras personas, sea para una vez o estables, deban vivir en otro lugar y las citas deben de ser en otro lugar que no sea donde vives. (…)

 
Para algunas personas, explorar sexo con otras personas es específico de un lugar. Puedes jugar con otras personas solo en bares de copas, fiestas o eventos, algo que es especialmente cierto para singers y BDSMerxs. A menudo son esos entornos los que llevan a esa exploración, ya que están sexualmente cargados, la mayoría de lxs asistentes son parte de una comunidad y muchas de las personas están allí específicamente buscando nuevas relaciones.
Si varias de tus relaciones viven en la misma zona, debes valorar otras cosas. Si vives con una de tus relaciones ¿puede venir otra persona a tu casa para una cita o eso no está permitido?¿cómo te sientes pensando en que cualquiera de vosotrxs tengáis sexo con otra persona en la cama que compartís? Mucha gente comentó que tenían otra habitación para las otras personas o actividades, porque habían acordado que su dormitorio estaba más allá de los límites.
 
 
—————————— Negociación ——————————

Negociación. ¿Cuándo?¿Cómo hacerla?. @japArtero preguntaba en los comentarios: “¿Y si las cosas te cogen por sorpresa? No veo a mucha gente capaz de pararse a redactar algo así en mitad de una tormenta emocional.”

Claro. Es que no veo yo lo más razonable ponerse con todo esto en medio de una tormenta… No es la mejor idea ponerse a hablar sobre los muebles de cocina te vas a comprar en IKEA, en el momento en que estás con una bronca soberana…Mejor calmarse, y hablar en otro momento.

Opening up” recomienda hablar todo esto en lugar de dejarlo a “ya veremos sobre la marcha”, porque comenta que es mejor tener relaciones abiertas teniendo las intenciones y los límites muy muy claros. “Olvidarse de prever y decidir sobre temas importantes por adelantado puede significar ir camino del desastre“. Sigo traduciendo del libro

“Empieza tu negociación desde un punto de estabilidad. Si tienes temas anteriores no resueltos con tu pareja o estás en un estado de transición, no es el mejor momento para crear un cambio radical en la estructura de vuestra relación o para que te comprometas con una nueva relación.
 
(…) El mejor momento para negociar es cuando ves las cosas claras y con buenas sensaciones sobre la relación. Es mala idea negociar y tomar decisiones cuando estás peleando o cuando os sentís insegurxs sobre vosotrxs o sobre la relación.
Es difícil, aunque no imposible, negociar cuando ya te has enamorado de alguien o ese alguien está esperando “ahí fuera” a que abras la relación.
Si estás pensando ir a un evento donde tienes pensado ligar —una fiesta privada, un local swinger, un congreso, un viaje— negocia siempre antes de ir. No hay nada peor que encontrar alguien que te interesa, tener que dejar de flirtear, llevar a tu pareja aparte y preguntar «¿Entonces en este caso qué podemos hacer y qué no?». Rompe el ambiente, está fuera de lugar y estás ya dentro de una atmósfera sexualmente cargada. Con tu juicio bajo la influencia de la lujuria, puede que no tomes las mejores decisiones.
 
Ponte a negociar con el corazón y la mente abiertos, y con honestidad y confianza. Confía en que tu pareja tiene buenas intenciones. Esto no es sobre quién gana a quién y ganar la discusión. Lxs dos debéis sentir que habéis sido tratadxs con respeto y de manera justa, que las reglas que se han puesto son justas. A nadie se le ha preparado una trampa para que caiga. Cada unx de vosotrxs queréis conseguir todo lo posible de lo que queréis y necesitáis, y sois capaces de negociar en algunos temas cuando hace falta. Ningunx se siente con presión o siendo forzadx a aceptar algo. Lxs dos tenéis voz en el proceso.
 
Cuando pase algo nuevo, daros tiempo para decidir. Si tu pareja viene a pregutarte sobre una nueva relación, no te sientas con la presión de tener que decir “sí” o “no” inmediatamente. Mi pareja y yo tenemos el acuerdo de preguntarnos antes de empezar una relación con una nueva persona, y a veces he dicho “sí” sin pensarlo lo suficiente porque quiero apoyar las aventuras sexuales de mi pareja. Pero ahora, en lugar de correr a decir “sí”, dame un día (o una hora, o una semana) para que piense sobre el tema. El tomarnos tiempo nos hace sentirnos mejor: Permite valorar la situación, y mi pareja se siente con seguridad sobre mi decisión porque sabe que me lo he pensado bien.
 
Hay otros temas como la posibilidad de veto, permiso por anticipado, si juntxs o por separado, y la interacción entre las diferentes parejas. Muchos de estos temas son asuntos prácticos, pero no confundas prácticos con irrelevantes. Cualquiera de estos temas nos puede llevar a un martillazo emocional. Debes ser sensible y recordar que algo que para ti puede parecer algo sin importancia, puede ser algo con mucha importancia para la otra persona” 

Traducción y adaptación: La mosca cojonera. ©. Opening UpTristan Taormino

1 Comentario a “Diseña tu propia relación abierta (recopilación y repost)”

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo