Selección de idioma

El final de otro mito: El orgasmo vaginal no existe (y otras palabras que usamos sin que tengan base científica)

10 octubre, 2014 a las 11:02/ por
Clitoris_anatomy_labeled-es.svg

“Estoy en pareja desde hace un tiempo y aún no he conseguido tener un orgasmo vaginal, sólo lo consigo si yo me toco el clítoris a la vez que la penetración. ¡Ya empiezo a dudar incluso de que exista! ¿Qué puedo hacer para solucionarlo? Porque me agobia bastante y a algunas de mis parejas también”.

Este era el comienzo de un artículo sobre este tema del supuesto orgasmo vaginal, un tipo de orgasmo que ha desechado un estudio que toda la prensa ha difundido rápidamente: “El orgasmo vaginal no existe”. El único origen del placer es el clítoris. 

Esta idea del orgasmo vaginal sigue existiendo, y a veces va más allá y se concreta en la frase “no debería hacer falta que te toque/toques el clítoris mientras te follo para tener un orgasmo”, como algunas personas (a mí me lo han contado sólo de chicos, la verdad) les dicen a sus parejas femeninas. Como si necesitar frotar el glande de una polla fuese un añadido, un extra que hiciese falta para llegar al orgasmo pero que, en realidad, lo realmente valioso es llegar al orgasmo sin tocarlo.

El “orgasmo vaginal” es una idea que sigue viva herencia de “la creencia de Freud que afirmaba que el orgasmo deseable y maduro era el que se obtenía a través de la estimulación de la vagina, mientras que si sólo se estimulaba el clítoris era un orgasmo infantil” (fuente). No es tan raro que ideas que no son ciertas persistan durante años como si lo fuesen (como el mito de que los cinturones de castidad eran de la Edad Media, el de que los vikingos tenían cuernos en el casco o que los romanos ponían el pulgar hacia abajo para indicar que el gradiador vencido debía morir)

El estudio —publicado online hace muy poco, hace 4 días, el 6 de octubre— es de Vincenzo Puppo, del Centro Italiano de Sexología (CIS) de Bolonia y Giulia Puppo, del Departamento de Biología de la Universidad italiana de Florencia.   El estudio completo (PDF, ) se puede ver aquí o descargarlo: Anatomy of Sex: Revision of the New Anatomical Terms Used for the Clitoris and the Female Orgasm by Sexologists

Traduzco el resumen del estudio. Con el tiempo, me leeré el documento completo y si el contenido es muy diferente del resumen (como pasó con el estudio sobre BDSM), lo traduzco y enlazo a este. 

La imagen es de la wikipedia. Los músculos del perineo, de aquí.

Clitoris_anatomy_labeled-es.svg

“La labor de profesionales de la medicina sexual y de la sexología debe ser difundir certezas sobre la base biológica del orgasmo a todas las mujeres, no difundir hipótesis u opiniones personales. Por lo tanto, deben utilizar terminología anatómica científica. La anatomía del clítoris y del orgasmo femenino están descritos en manuales, pero algunas investigaciones han propuesto nueva terminología anatómica para la respuesta sexual en mujeres. El clítoris interno no existe: el clítoris entero es un órgano externo. El clítoris no está formado por dos arcos, sino por glande, cuerpo y raíces [crura, plural; crus, singular, en inglés]. Los “bulbos clitorianos” es un término incorrecto desde un punto de vista embriológico y anatómico: El término correcto es “bulbos vestibulares“. Los músculos bulbocavernosos están implicados en el vaginismo inferior, mientras que el músculo pubovaginal es responsable del vaginismo superior.

Screen Shot 2014-10-10 at 10.53.06

El clitorial o complejo clitoris-uretro-vaginal no tiene base embriológica, anatómica y fisiológica: La vagina no tiene relación anatómica con el clítoris;  el clítoris es un órgano perineal mientras que el supuesto punto G está en la uretra pelviana. El punto G/orgasmo vaginal/orgasmo clitoriano, el orgasmo activado vaginalmente y el orgasmo activado clitorianamente son términos incorrectos: Igual que “orgasmo masculino”, el término correcto es “orgasmo femenino”. El orgasmo “vaginal” que algunas mujeres indican siempre está causado por los órganos eréctiles circundantes (disparadores del orgasmo femenino). El pene no puede entrar en contacto con el plexo de Kobelt* o con el clítoris durante el coito vaginal. Del mismo modo, eyaculación femenina, eyaculación prematura, el síndrome de excitación sexual genital persistente, glándulas periuretrales, los componentes genitosensoriales vaginales-cervicales del nervio vago y la amplificación del punto G son términos sin ninguna base científica. La satisfacción sexual de las mujeres se basa en orgasmo y resolución: En todas las mujeres, el orgasmo siempre es posible si los órganos eréctiles femeninos, esto es, el pene femenino, son efectivamente estimulados durante la masturbación, cunilingus, masturbación por su pareja o durante el coito vaginal/anal si el clítoris es simplemente estimulado por un dedo.”

Cínical Anatomy, 2014  ©2014 Wiley Periodicals, Inc

*Plexo de Kobelt, también llamado plexo intermedio de Kobelt 

9 Comentarios a “El final de otro mito: El orgasmo vaginal no existe (y otras palabras que usamos sin que tengan base científica)”

  1. Mes dice:

    ¿Entonces es verdad que en la mujeres no hay meseta?

  2. Antes de hacerle tanto caso a un artículo publicado en una revista científica de cuarta categoría (índice de impacto 1.157) por un señor (el Dr. Puppo) que ni investiga ni está afiliado a ninguna universidad, por favor, lee mi explicación sobre este tema tan controvertido. Si necesitas más, incluyo referencias a 14 artículos científicos en los dos lados de la controversia… incluido uno anterior por el Dr. Puppo.

    ¿Clítoris o punto G? La controversia en torno al orgasmo femenino
    http://sexocienciaespiritu.blogspot.com/2012/12/clitoris-o-punto-g-la-controversia-en.html

    Y no, no es el final de un mito, a no ser que quieras ser tan dogmático como el Dr. Puppo.

  3. Hermes dice:

    He escrito otra entrada en mi blog sobre los criterios que se deben usar a la hora de juzgar la calidad y fiabilidad de un artículo científico. No todo lo que se publica como ciencia es verdad o siquiera fiable.

    ¿Cómo nos podemos fiar de lo que dice un artículo científico?
    http://sexocienciaespiritu.blogspot.com/2014/10/como-nos-podemos-fiar-de-lo-que-dice.html

    En general, no es tan fácil decidir lo que tiene base científica y lo que no la tiene. Por lo demás, si quieres empezar en un debate conmigo sobre la existencia del punto G, el punto P, los orgasmos vaginales, los orgasmos de próstata y temas relacionados, bienvenido. Es un tema que me fascina.

  4. Sanney dice:

    Llevo tiempo leyéndote, por eso me extraña eso de “…si los órganos eréctiles femeninos, esto es, EL PENE FEMENINO…” y casi me caigo de culo. No tenemos NINGÚN pene femenino. Tenemos un clítoris maravilloso.

    Al final terminamos convirtiendo una ablación de clítoris en una circuncisión.

    Por favor, las mujeres tenemos nuestros propios órganos sexuales con nombres que los designan divinamente.

    Me queda felicitarte por las muchas entradas y traducciones maravillosas, explícitas y aclamadoras que gracias a tu página me has hecho llegar.

    Un cordial saludo

    Sanney

    • moscacojonera dice:

      Hola Sanney. Conviene no confundir lo que digo y lo que no digo. Eso del pene femenino es parte de la traducción, y cuando traduzco no quiero ir eliminando las partes que no comparto. Creo que es preferible compartirlos tal cual y a partir de lo que se dice ahí, dar nuestra opinión o hacer articulos/textos derivados. Personalmente yo tampoco le veo necesidad de llamar al clítoris “pene femenino”, como si necesitase llamarse pene para justificar las conclusiones… o no sé muy bien para qué.

    • moscacojonera dice:

      Y por cierto, gracias por los piropos :-))) :-***

  5. cris dice:

    Yo, mujer, consigo tener un orgasmo gracias a la estimulación de mi clítoris. No sé como funcionan todas las mujeres, pero sé lo que a mí me funciona (clítoris) y lo que no(vagina) para correrme.
    El artículo puede no ser 100% científico, pero es 100% mi caso (y el de algunas mujeres con las que hablo).
    Durante años sufrí al tener relaciones heterosexuales sin alcanzar orgasmos mediante la penetración vaginal, a pesar de que sí podía tener orgasmos clitorianos. Finalmente me harté de buscar el orgasmo vagina que nunca llegaba y decidí disfrutar del orgasmo clitoriano que tan fácil y satisfactorio me pareció siempre. Desde entonces mi vida sexual es infinitamente mejor.
    En base a mi experiencia,sí creo que el orgasmo vaginal es un mito y creo que hace mucho daño. Daño a las mujeres heterosexuales que (como yo antes) piensan que sería “mejor” correrse cuando sus parejas las penetran. Pero también daño a los hombres heterosexuales que creen que las mujeres se pueden correr gracias a sus pollas dentro. Al final acaba en lo que me confiesan algunas mujeres: para no decepcionar al hombre durante la penetración, fingen el orgasmo. Ufffff

    • Hermes dice:

      Cris, tienes que darte cuenta de que ese es TU caso, no se puede aplicar a TODAS las mujeres. De hecho, conozco dos casos de mujeres con el problema contrario al tuyo: se sentían presionadas por tener que alcanzar el orgasmo estimulándose el clítoris y no lo conseguían. Los suyo es estimularse la vagina. Da la casualidad de que esas dos mujeres fueron mis amantes, así que puedo decir que hablo por experiencia directa. Creo que sí es verdad que hay mujeres “clitoridianas” y mujeres “vaginales”. También creo que el primer grupo es más numeroso que el segundo, un 80% frente al 20% (basado en mi experiencia y en alguna cosa que he leído de paso). Claro, que habrá mujeres que sean las dos cosas. Otras prefieren el sexo anal, el BDSM… Lo que está claro es que no se pude imponer uniformidad ni en un sentido ni en el otro; cada una tiene un cuerpo distinto y la sexualidad femenina tiene una enorme variedad.

  6. caterina dice:

    El clitoris definido como pene femenino es como decir que la mujer es la costilla del hombre. O sea, que son el mismo órgano en el desarrollo del feto hasta que se produce la diferenciación sexual pero es que está tomando “pene” como si fuese un universal jajaja

    Por otro lado, lo que me ha venido a la cabeza es: y la eyaculación dónde entra en toda esta fisiología? Sigue dándose por válido lo de las glándulas de skene y tal?

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo