Selección de idioma

El poliamor NO es la solución (por enésima vez).

12 marzo, 2014 a las 11:00/ por
Screen Shot 2014-03-11 at 19.40.37

Tengo la impresión de que, después de la burbuja inmobiliaria, el poliamor está siendo la próxima burbuja, y que ahora está en pleno crecimiento. Lo malo de toda burbuja es que preveo de aquí a  unos años todo un colectivo desencantado con el “engaño” del poliamor y que abogan bien o por la pareja monógama a ultranza o por la soltería eterna. Lo que sea con tal de volver a lo de siempre antes que entender dónde está el cambio.

El poliamor* (y tantas otras cosas que nos ofertan) se está viendo como una promesa de libertad, felicidad, placer, satisfacción personal. ¿Queréis que os dé una noticia? Os va a defraudar. Como las dietas o el gimnasio, se cree que el poliamor, o la última moda espiritual que quieran vender van a ser la solución definitiva. “¿Aerobic? ¡Qué antigua eres, hija, yo hago aeroboxing!”. Y lo que era aeroboxing, luego es spinning, luego Pilates, luego Crossfit, creyendo que alguno de esos sistemas tiene la solución. Lo mismo se hace con la dieta de la lechuga y el pescado cocido, que luego pasó a ser la dieta de la alcachofa, del limón, del arcoiris, la disociada, la Dukan o en la vertiente sana, la baja en carbohidratos, la de la zona o la dieta proteinada.

Y con todas esas modas se corren dos peligros: Uno, creer que “nah, todas las dietas/deportes son un negocio de las farmacéuticas que sólo buscan acomplejarnos y engañarnos” (cuando hay unas que tienen unas ventajas, otras tienen otras, nunca es TODO malo, o todo bueno). Y dos, olvidar que hay algo muy antiguo detrás del ejercicio y las dietas que no se replantea muy a menudo: La autodisciplina, la constancia, la responsabilidad. ¿Suena aburrido, verdad?. Mucho mejor las novedades, los palabros, algo-totalmente-nuevo-y-revolucionario.

Screen Shot 2014-03-11 at 19.39.43

Lo mismito está pasando con el poliamor. Igual que pasó con la “liberación sexual”,  con los tríos y orgías, igual que pasó con el movimiento swinger (intercambio de parejas y similares) o alguna incauta con “50 sombras”. Se cree que en el siguiente sistema, en el siguiente modo de vida va a estar la solución a nuestros deseos y fantasías. Y esos deseos a veces son follar más, o vivir experiencias inolvidables, o ser la persona más cool del grupo, o que nos deseen continuamente. La que sea. Te subes a la siguiente novedad pensando que tu vida será distinta…para encontrarte que es más de lo mismo, que no se replantea nada. Con el poliamor viene lo de siempre, la novedad, los palabros, como las dietas y el deporte: Metamor, compersión, polícula… Es ese poliamor “de libro”, el que parece una religión, con sus reglas, normas, vocabulario, el que más gusta a los medios, el que más se acaba popularizando (frente al menos normativo de Dossie y Janet).

En el caso de las relaciones ¿dónde está el secreto para cambiar de verdad?. En la honestidad, en autoexaminarse, en replantearse lo que nos han contado sobre las relaciones. Y especialmente en las parejas heterosexuales, en romper el desequilibrio que va incluido de serie en la relación. De nuevo suena aburrido ¿verdad?. “¡Pero si yo quiero tener dos novias!¡Hartarme de follar!¡No tener que mentir!”. Y parece que la solución estará en hacerse de la nueva religión, sea ahora el poliamor, o declararse anarquista relacional, o que se defiende la libertad por encima de todo. (En esto pasa como con el Tea Party: Cuando lo ÚNICO que importa es la libertad, igual no es buena idea participar.)

2937422089_3ab386b08d_z

Por ejemplo, y centrándome en el mundo de las relaciones hetero (que es mayoría) es MUY FÁCIL ser poliamor siendo chico si no te replanteas las relaciones, si no haces un trabajo de autoanálisis, si no se cambian las reglas del juego en la pareja o la relación. Y me dan igual las mil teorías que se puedan argumentar en los comentarios, o twitter o facebook. Hablar es gratis, es fácil. Pero la realidad que conozco me dice algo muy distinto a todo lo que se pueda argumentar, a las motos que se me quieran vender. Yo he estado ahí, yo me aprovechaba de muchas ventajas que se tienen siendo chico, así que no me vengáis a contar milongas.

Empecemos por lo básico: ¿Me vais a querer convencer que las amistades, colegas de trabajo, familiares de un chico y de una chica reaccionan exactamente igual si se enteran de que ese chico o chica no paran de follar?. Porque el poliamor será lo que sea, pero la prensa siempre lo ilustra con la imagen de dos chicas y un chico, confundiéndolo mentalmente con un trío. O si tienes dos parejas, la pregunta de siempre cuando te conocen en persona “¿Y entre ellas no se enrollan?”. O de repente la preocupación  (o admiración) masculina de “cumplir” con las dos. 

Si me decís “el mundo ha avanzado, ahora ya se ve más normal” estáis mintiendo pero mucho. Me da igual que me habléis de vuestras amigas. Que yo-tengo-una-amiga-que. De lo relativa que pueda parecer mi experiencia. Sé que es así, que población media no considera deseable que una chica folle todo lo que quiera… y que quiera hacerlo muy a menudo. Esa especie de cinturón de castidad social, esa especie de vigilancia moral alrededor hacen que siendo chica o folles menos o tengas que llevarlo mucho más discretamente. ¿Que tu novia quiere follar más que tú en una relación abierta? Anatema, eso hay que frenarlo de alguna manera.

¿Seguimos con obviedades? Ellos follan, ellas se enamoran. “Yo tengo claro que soy capaz de follar con varias personas, pero ella se las toma de otra manera”. No sabéis la cantidad de chicos que sea explícitamente o secretamente en su cabeza lo ven así.

Y si falla esa base, los principios, la ética, la moral, esa honestidad, sobre todo hacia dentro, contigo, con lo que deseas realmente no hay nada que hacer. Y lo mismo con las personas que te relacionas. Da igual si te has leído Etica Promiscua o lo que sea sobre relaciones abiertas. Si con quien estás actúa de mala fe, si te miente, si te ignora, si te hace creer una cosa cuando es otra, si te da unas esperanzas que no existen, si lo usa para tenerte en un culebrón continuo, si usa manipulación psicológica, si te hacen aprender a manejar los celos para hacer lo que le dé la gana sin ninguna responsabilidad… olvídate. Toda tu ética y buena intención no te valdrán para nada.

Y en el caso de los chicos, sinceramente, el poliamor no solucionará nada, por muy moderno que suene, si no se hace algo que de nuevo suena muy aburrido: Ser responsable de qué quieres hacer. Porque sobre todo a los chicos se nos enseña a escaquearnos. Como tan bien dice Brigitte Vasallo en su gran artículo

“Los celos son gestionables y vencibles. Hay libros para aconsejarse, fórmulas demostradas y grupos de apoyo para superarlos y vivir sin ellos. Sin embargo, contra el escaqueo hay poco remedio. Las relaciones no-monógamas son también el refugio y la excusa perfecta para el individualismo emocional, para esconder bajo una pose moderna la incapacidad para el compromiso con la vida misma: amar a mucha gente para en el fondo no tener que amar a nadie.

Del mismo modo que la posesión de los cuerpos y deseos ajenos forma parte del capitalismo emocional, la desvinculación de los mismos también lo es, pues comparte con ella la cosificación, el usar y tirar: las personas y los cuerpos como puro objeto de consumo, como entes substituibles.”

¿Cuántas veces se ha visto esa escena en las películas (y en la vida)? Un hombre casado que tiene una amante. Y la amante que le demanda una serie de cosas, y cuando su mujer lo descubre le demanda otra serie de cosas. Y la duda de ese pobre hombre “sufriendo” sin saber cómo hacer para tener contentas a las dos, de ver cómo darle a las dos lo que quieren…sin plantearse lo más básico: Lo importante no es qué quieren ellas sino ¿qué quieres tú?. ¿Era tu idea de relación estar intentando que “no te pillen”?¿Te da igual engañar a esas dos personas?.¿Te parece que vale la pena traicionar tus lazos más cercanos con tal de conseguir lo que quieres?. ¿No te apetece mirar hacia dentro, ser honesto contigo mismo y admitir qué es lo que quieres realmente?. Sin mentir (o no-decir-toda-la-verdad) a nadie. Ahí está lo complicado.

Screen Shot 2014-03-11 at 19.40.04

Para hacer eso te vas a encontrar con dos enemigos a los que cuesta superar. Uno, lo cansado que es ir contracorriente. Dos, lo fácil que es pensar y hacer dos cosas contradictorias a la vez (como saber que fumar mata 140 personas al día en España y seguir fumando).

Te va a costar hacer las cosas al revés de lo que habías aprendido. El que no presumas de ser un “latin lover” va a costar, porque el entorno te va a animar a eso. El que no presumas de moderno, de avanzado, de superior moralmente a otras opciones, te va a costar, porque el entorno te va a estar diciendo eso y porque el colectivo poliamor (como todo colectivo) crea su identidad por oposición a otros grupos. En este caso a la monogamia, como si ser poliamor fuese moralmente superior que alguien monógamo por el simple hecho de serlo (en lugar de plantearse qué acuerdos están en marcha en la relación). Te va a costar estar a menudo revisando si no te estarás aprovechando de una situación privilegiada para llegar a los acuerdos. Te va a costar llegar a acuerdos en los que tienes que olvidarte de lo que se considera “normal”. ¿Cómo llevarás que otra gente vea a “tu novia” esté enrollándose con alguien, que lo vean tus amistades?. ¿Cómo llevarás que tengas que pensar de manera independiente, que no te influyan tantas ideas territoriales/posesivas/basadas-en-tu-orgullo que has aprendido?.

Y la otra parte complicada es que el ser humano tiene esa capacidad: Ser capaz de pensar/hacer dos cosas contrarias a la vez y vivir perfectamente con ambas. Como el ejemplo del tabaco. O por ejemplo, decir que es normal que tú te acuestes con otras chicas “porque lo tuyo es distinto” pero que ella no pueda… y que al mismo tiempo digas que es una relación igualitaria. O que seas capaz de criticarla a ella por “ser celosa” pero al mismo tiempo tengas amantes (caso real). Ejemplos hay mil.

Por eso estar en relaciones afectivas no-monógamas (sea poliamor, anarquía relacional, redes afectivas o lo que sea) es tan complicado. Porque no es cosa de follar más y punto sino que tiene lo aburrido ¿lo he dicho ya? de basarse en la honestidad contigo mismo y no aprovecharte de un montón de ventajas que te da la sociedad mediterránea. Seas consciente de ellas o no. Por ejemplo, ¿has compartido piso alguna vez con más gente? ¿Recuerdas cómo se repartían los “marrones” por turnos? Y lo fácil que es compartir la casa con una chica y que esos turnos…desaparezcan suavemente, sin saber muy bien cómo.

En Latinoamérica supongo que también pero conozco muy poco su cultura (aparte de ser inmensa y enormemente variada). Eso sí, las pistas que me dan followers de Argentina, como esta chica que cito, por ejemplo, dicen bastante al respecto…

“Yo soy de Buenos Aires pero vivo en el norte de Europa y estoy segura de q hablar de no monogamia en Buenos Aires sería una invitación a los peores depredadores. 
Es q los hombres allí no son monógamos en base a engaños
Y las mujeres sueñan con encontrar un mujeriego q se convierta en ‘fiel’ gracias a ellas. Es un juego de cacería donde todo en mentira.”

Pero eso de la no-monogamia latina ya lo hablaré otro día, así como las dinámicas en el resto de relaciones, no sólo las hetero, donde también hay inercias, obviamente.

—–

*la palabra “poliamor” la utilizo como término-paraguas para referirme a toda relación no-monógama con implicación emocional.

Foto: http://www.flickr.com/photos/tchuntfr/2937422089/ El resto son capturas de diarios online.

23 Comentarios a “El poliamor NO es la solución (por enésima vez).”

  1. Cosabonita dice:

    Me parece interesante aunque delicada la reflexión. Es cosa de andarse con pies de plomo… pero como en lo común: igual toda gestionarse la neurosis sexual

  2. Sí señor! Y muy buena esta reflexión sobre la libertad como bandera que, efectivamente, solo contribuye a seguir dando espacio para las violencias de toda la vida. Porque las personas, como los mercados, no se regulan por sí mismos. Y si lo hacen, tiran siempre hacia la cumbre.
    Hay neoliberalismo bajo algunas de las visiones del poliamor, y eso da un miediiitooo…

    • moscacojonera dice:

      @brigitte muchas gracias :-) <3 Lo de la libertad como único referente tiene mucho que ver creo yo con lo que dices del escaqueo en el párrafo que utilicé. A mi la sospecha me la despertó el que les guste tanto la idea del poliamor al ABC o Libertad DIgital, y claro, si lo piensas aplicado dentro de un mundo heteropatriarcal que no se plantea nada, es lo mismo que el swinger: Quien tiene la pasta pone las reglas de juego y la otra persona no tiene huevos a llevarle la contraria.

      @Asor, y ANTES de la comunicación horizontal hay algo IMPRESCINDIBLE:

    • Iñaki dice:

      ¿Neoliberalismo? Creí que justo la propiedad privada era lo que apestaba a capitalismo…

  3. Sergio dice:

    Pues me parece que la siguiente burbuja que va a petar es la del periodismo. La cosa esta muy mal…

    • Iñaki dice:

      Enorme, gracias. Ya no hay periodismo, solo opiniología. Y el autor de esta nota parece no entender que eso del poliamor es simple neologismo para algo que ni es nuevo, ni es moda, ni es solución de nada.

  4. Asor dice:

    Me gusta mucho la reflexión, mas allá de lo que cada unx decida para sus relaciones o afectos.
    Comunicación, escucha, empatía, honestidad… es un mundo construido de imágenes la gente se ata a modas para mantener un sitio. Sin embargo, eso no es libertad, mentir no es libertad, no escuchar o entender lo que mejor se nos acomoda tampoco.
    Los ejercicios de violencia por omisión de significado existen y hacer dos cosas distintas, no es para nada una dinámica recomendable, genera disonancias cognitivas, ansiedad y miedo, por todas las partes implicadas.
    No pueden existir relaciones sin una comunicación horizontal y fluida, cuando no es así duele-hiere, tenga el formato que tenga.

  5. cris dice:

    Me gusta cómo escribes y no me gusta la palabra poliamor, ni siquiera como término paraguas para cualquier relación no monógama con implicación emocional.
    Prefiero identificarme con la frase “golfxs con principios”. Para mí ésta sí que refleja honestidad, comunicación, empatía… Obviamente también refleja una visión positiva del sexo (independientemente de la mayor o menor implicación emocional)

  6. moscacojonera dice:

    @cris gracias, pero escribo poliamor (como escribo bisexual en lugar de pansexual o queer) para evitarme el recorrido de tener que explicar a qué me refiero cada vez que escribo sobre el tema.

  7. Ana dice:

    Interesante reflexión, y aviso para navegantes.
    Pero no me acaba de cuadrar con mi experiencia.

    - En mi caso, sería absurdo optar por el poliamor para follar más. Si quieres cantidad, lo mejor es tener UNA pareja con la que duermas todos los días, pues puedes hacer el amor todos los días. Y si quieres variedad, lo mejor es estar SOLTERA con una extensa agenda de amantes que puedes ir acrecentando o renovando a tu gusto.

    - Mi única experiencia con el poliamor ha sido por omisión y a toro pasado: hace 15 años estaba enamorada de dos hombres a la vez, y ellos lo estaban de mi. Pero como entonces como dices tu esto del poliamor no se llevaba, no se me ocurrió que podía proponerles salir los tres. El canon social era que DEBÍA ELEGIR. Y lo intentaba, y lo intentaba. Los mareé un monton, fue un dramón. Al final, incapaz de elegir, los dejé a los dos. Y los tres sufrimos mucho. Ahora que sé que existe la posibilidad de ser más de dos de forma abierta y pactada entre todos, si me volviera a encontrar en esa situación lo plantearía.

    - Aunque espero no encontrarme en ella porque, como tu dices, si mantener una relación es difícil y requiere paciencia y cuidado, mantener dos a la vez ha de resultar agotador. Y no lo digo a nivel sexual, sino emocional, de tiempo, de tener detalles y tiempo para cuidar,… Yo no sé si tendría agenda para ello. Supongo que sólo podría si ellos a su vez tuvieran otras parejas, para no sentir que están esperándome todo el rato.

    O sea, el poliamor no lo veo deseable por complicado, pero tampoco automáticamente egoista o frívolo.

    • moscacojonera dice:

      @Ana, la idea de poliamor para follar más la planteo desde el lado masculino. La idea tan antigua del harén, el querer estar con todas las mujeres posibles. Y estando soltero no es lo más deseable para ellos.

      Lo de tomar decisiones dolorosas por no saber de la posibilidad de estar más de dos la he oido. Gente que, como desea a otras personas, cree sinceramente que no quiere a su pareja actual y la deja. Y asi se van desperdiciando relaciones perfectamente válidas, una tras otra.

  8. jaime dice:

    Lo dificil del poliamor es, entre otras muchas cosas, compativilizarlo con la sociedad exclusivamente monógama en la que vivimos, donde todo tu entorno te dirá “¡¡Joe qué bien te lo montas!!”, y así tiran todo tu discurso al suelo quitandole valor, como si lo único que te importara en el fondo es follar.

    El poliamor no es la solución a nada ni sirve para follar más, ni eres más wai por ser poliamoroso, es simplemente una opción más igual de válida que cualquier otra, que la eliges si crees que eso va contigo en base a tus valores.

  9. julio francisco peñasco gallego dice:

    sobre el anarquismo relacional:”Caos.La creacion de una ciencia” de james gleick. Del poliamor:”Las virtudes del poliamor. La magia de los amores multiples” de Thalmann.

  10. De acuerdo con los problemas que señalas. Sin embargo, me preocupa un poco toda esa negatividad, sobre todo en el título. En fin, como llego tarde a la discusión, te contestaré desde mi blog.

  11. maf dice:

    me ha encantado tu artículo…ahora mismo me encuentro en una búsqueda interna y tengo la terrible corazonada de que la liberación sexual es parte de mi camino…esto del poliamor me confunde, me agobian las reglas y los límites…¿será posible aprender a ser una misma? tengo miedo y estoy aprendiendo a hacer lo que pienso…y ahora que he decidido vivir como pienso, ¿dónde encontraré refugio?

    • moscacojonera dice:

      Pues eso, lo mejor es que te hagas preguntas, que veas en el blog los extractos traducidos de The Ethical Slut, o puedes comprarte la traduccion que hemos hecho (Etica Promiscua), que leas a Brigitte Vasallo… y ojo, lo de las normas y demás tienes que adaptarlo a tu vida. No es una religion, nadie te tiene que dar el carnet o certificado :D

  12. Dulce25 dice:

    Uffff despues de ser bombardeada de miles de publicaciones a favor del poliamor, es un alivio leer a alguien que si entiende las cosas como son, el poliamor lo venden ocmo si fuera lo correcto porque ser monógamos es contranatura, pero como dices lo unico que buscan es una excusa para follarse a quien quieran sin que nadie les diga nada y como dices, es una forma de evitar el compromiso real que requiere el amor, una forma de escapar de los sentimientos y terminar no amando a nadie mas que así mismo.

    • moscacojonera dice:

      Eso mismo, es lo que llama brigitte “monógamos…consigo mismos”, que van dejando “cadáveres emocionales” por el camino. Se intenta hacer creer que la ausencia de compromiso es que no deberías quedarte al lado de alguien que está mal… (sin renunciar a tu bienestar, sin asumir culpas que no son tuyas, pero cuidar).

  13. lluviadeltropico dice:

    Interesante lectura. (vivo en Latinoamérica) Mi generación y la generación anterior a la mía practicó el poliamor y fue un verdadero desastre – especialmente para los hijos, quienes ahora están en sus 30 y pico o más (les ha creado una serie de vacíos existenciales y resentimientos con sus padres, quienes estaban demasiado de ocupados en sus líos pasionales como para atender las carecías – para completar, muchos de estos niños fueron abusados sexualmente por adultos sin que la mamá lo supiera). También me refiero a que fue un desastre porque la ventaja siempre estuvo en los hombres: 1- si una mujer se embarazaba, pensando que pertenecía a una comuna amorosa que le ayudaría de manera gregaria a criar y mantener a sus hijos, por lo general se quedaba sola con sus hijos y con un problemón económico que la puso en desventaja financiera y marginación en general por el resto de su vida 2- En el caso de las mujeres que optaron por nunca tener hijos para que no les pasara la misma tragedia de sus amigas, maduraron solas, ya que al envejecer, fueron rechazadas 3- los hombres que se cansaron de la relación poliamorosa, buscaron a una muchacha fiel y de valores conservadores para casarse y despreciaron a sus anteriores amantes tildándolas de promiscuas, locas y no confiables (esta mala reputación impidió que estas mujeres crecieran en sus carreras profesionales y por la misma mala reputación se quedaron sin pareja cuando fueron madurando) 4- la relación poliamorosa se acababa cuando las mujeres maduraban ya que eran reemplazadas cíclicamente por mujeres más jóvenes (aún tengo amigos que a sus 50′s y 60′s años de edad siguen comportándose de esta manera y ya cuando su amante cumple los 30 y tantos, la reemplazan por una de 20 y pico y así se la pasan – y estos mismos amigos, siguen teniendo creencias súper machistas en cuanto a lo que ellos piensan debe de ser la sexualidad femenina, el cuerpo femenino y los roles de la mujer – honestamente da asco escucharlos…los tolero porque han sido mis amigos por muchos años) 5- Las mujeres que se sintieron engañadas o que lucharon por sus derechos o justicia para sus hijos en la corte, fueron burladas y los comentarios fueron así como: “¿primero vives de esta manera y luego quieres derechos?” – de más está decir que muchas de estas mujeres aun no han podido recuperarse – ni económicamente, ni emocionalmente. Para que funcionen las relaciones poliamorosas desde el punto de vista de la mujer, debería primero desaparecer el patriarcado.. ja!. Por lo tanto la mujer que es naturalmente promiscua y desea vivir este estilo de vida necesita la seguridad de que si tiene hijos sus finanzas no estarán comprometidas. También deberán ser independientes del mercado laboral y de la sociedad en general, en otras palabras, que su bienestar sea totalmente independiente de la sociedad (esto es contradictorio, puesto que la práctica poliamorosa da la ilusión de que pertenecerás a un grupo de personas afines y amorosas que jamás te defraudarán ni abandonarán, cuando en la realidad la mujer se quedó muy sola cuando fue rechazada del grupo, por haber previamente cortado con los vínculos de su familia y de la sociedad). Deberán poseer y sostener poder económico y deberán encontrar una red de amistades afines y fieles para el resto de su vida. Otro punto importante es que las relaciones poliamorosas te quitan mucho tiempo y energía. Debes entonces de ser extremadamente organizada y consistente en las otras fases de tu vida – el crecimiento espiritual, el crecimiento laboral o empresarial, las metas y misiones importantes de tu vida y las otras cosas que te producen placer como son las artes, viajar, o deporte, o lo que sea que te produzca placer y sea de gran significado. Finalmente, y no me canso de recalcarlo, UNA BUENA PLANIFICACIÓN financiera te salvará de la pobreza, puesto que a la hora de envejecer, NADIE se ocupará de ti – a menos (otra vez) que logremos primero abolir a la sociedad de los valores patriarcales (chip programático) . Espero que mi contribución “maternal” haya aportado una referencia a las muchachas que han leído el artículo.

  14. kenia dice:

    Estoy absolutamente de acuerdo con parte de lo que dices. Esta opción de vida NO es fácil, pero la anarquía relacional es el modo en que muchas personas procuramos vivir hace tiempo, mucho antes de que a alguien se le ocurriera ponerle nombre… que alguien llegue y le ponga nombre a lo que hacemos no significa que lo inventen ahora, que esté de moda o no, es otro asunto y a mí la verdad me resbala.
    Puede que quien escribe este artículo haya vivido así, pero algo hay que no ha entendido cuando dice “Del mismo modo que la posesión de los cuerpos y deseos ajenos forma parte del capitalismo emocional, la desvinculación de los mismos también lo es, pues comparte con ella la cosificación, el usar y tirar: las personas y los cuerpos como puro objeto de consumo, como entes substituibles.” Porque no se trata de cuerpos ni de objetos, se trata de amar a más personas. ¿Cuando alguien tiene varios amigos a alguien le parece extraño? ¿Piensa que por tener más de un amigo significa que no quiere lo suficiente a ninguno de ellos?¿Piensa que sus amigos son de usar y tirar porque si fuera algo real y sincero entonces sólo tendría un amigo? Quien ama a sus amigos entiende lo que digo. El amor significa compromiso y lealtad, no exclusividad, y al criticar este modo de vida con esos argumentos muestras que no entiendes que se pueda tener una relación sana sin un compromiso por parte de la otra persona para no hacer sexo con nadie más. El ímpetu, el imperativo está en el sexo, en una parte mínima, diminuta, enana del total de una relación. Por supuesto que hay compromiso, lo hay para otras muchas cosas, hay un compromiso que parte de la propia pareja (de cada una de ellas) Igual que con tus amigos te comprometes a ciertas cosas a veces de modo tácito y otras explícito. Las relaciones monógamas tienen sus ventajas, la tranquilidad, la facilidad de uso, el no comerse la cabeza, todo está claro, todo es sencillo no hay demasiadas variantes en una ecuación de dos y se vive muy tranquilo… Yo he tenido relaciones monógamas que han sido estupendas, he períodos de soltería promiscua, y he tenido/tengo relaciones con lo que yo llamo “amantes”. Los amantes no han dejado nunca de serlo incluso cuando he tenido o han tenido ellos pareja, en esos periodos la parte del sexo se anula porque hemos adquirido un compromiso con otra persona pero el único motivo por el cual se anula es ese, el compromiso adquirido. Las ganas siguen. ¿Ser capaz de sacrificar algo que te apetece hacer sólo porque a otra persona le molestaría que lo hicieras es quererla más que elegir no hacerlo? ¿Hasta dónde hay que sacrificar para demostrar que amas al otro? No me parece tan difícil hacerlo pero sí me parece absurdo. Ya está bien del concepto cristiano del sufrimiento y el sacrificio en el amor. Yo no me lo creo, puedo sacrificar el sexo con otros sin ningún problema, pero igual de “malo” me parece desearlo que hacerlo, es que simplemente me parece absurdo y sin sentido ese sacrificio y creo que es mucho más profundo el acompañar a una amiga a una intervención quirúrgica en lugar de ir a ese concierto para el que tenías entradas hace meses o llevarle sopa cuando está enfermo y pasar de la fiesta de disfraces, quedarte consolándolo cuando podías ir a hacer snow o regalarle flores cuando está triste. Esos son sacrificios que sí tienen sentido, no son caprichosos y demuestran amor. Mis amantes son mis amigos y son los que me apoyan cuando estoy mal, los que me ayudan cuando lo necesito, los que me llaman cuando me necesitan… son relaciones mucho más profundas y duraderas que cuerpos vacíos de usar y tirar y lo siento mucho si alguien no es capaz de comprender esto porque sus celos son más grandes que su amor, pero esto es posible. Nadie dijo que fuera fácil, pero es posible.

    Es normal que mucha gente no lo entienda porque no son capaces de pensar diferente. Los que pensamos así desde siempre, llegamos a estas conclusiones solitos, sin ayuda de nadie, porque las sentimos así, nadie ha venido a la puerta de casa a vendernos nada como sugiere el artículo. ¿Que no es tan bonito como lo pintan? Pues claro que no, eliges un camino en el que muy poca gente está dispuesta a acompañarte, la mayoría de las personas quieren una pareja “normal” y si no estás dispuesta a ser esa persona, se alejan de ti sin más, se aleja de ti gente a la que querías porque no están preparados para vivir así o simplemente no les gusta. Nadie dijo que fuera fácil. Los que elegimos esta vida nos arriesgamos a la soledad eterna y las mujeres como bien menciona quien escribe ese artículo, nos arriesgamos además a ser tildadas de muchas cosas, pues bueno, vivir de acuerdo con tus principios y con lo que sientes, ser honesta contigo misma, eso no ha sido fácil nunca, es lo que hay, la vida que uno elige no es gratis, nadie dijo que fuera fácil y es obvio que la sociedad no está lista aún para estas cosas, aunque hable de ellas, no las entiende. Dentro de 200 años tal vez sea normal y no haya que dar explicaciones a nadie sobre lo que una hace con su coño y sus emociones, mientras tanto, que hablen lo que quieran, no vamos a dejar de ser quienes somos porque a algunos les parezca mal. Nadie dijo que fuera fácil, y no lo es.

    • Guido dice:

      Kenia te apoyo em todo lo que dices. Hay un gran diferencia en los que se suben al carro del poliamor porque les permite continuar siendo como son, monógamos, infieles, egoístas, machistas, etc. Pero justificando sus actitudes con la máscara de moda.
      Por otro lado están los que siempre han sentido la no monogamia como un estilo de vida, llevada desde el corazón, la ética y el altruísmo. Estos últimos seguiremos relacionándonos igual cuando la moda del poliamor pase o cuando los términos evoluciones. Hay que relacionarse de una forma ética, honesta y amorosa, sin importar si es con una o más personas. Repartir amor y cuidados pero seleccionar exigentemente a los merecedores.
      No está demás mencionar que no puede existir el poliamor sin crecimiento personal, espiritual y feminismo.

  15. James dice:

    Amén. Nada más que añadir.

  16. […] del modelo de relaciones que lleva vigente (¿cuánto tiempo?), hay que avanzar con cautela, tratar de reprimir un entusiasmo exacerbado y evitar dar lecciones de superioridad moral al resto del mundo. Porque el modelo a través del […]

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo