Selección de idioma

En política, o se avanza o se retrocede.

3 mayo, 2019 a las 10:40/ por
https://www.flickr.com/photos/eyesplash/8542522902/

Estando como estamos entre campañas electorales, nacionales el pasado 28 de abril, y locales-europeas el 26 de mayo, y con los cambios que ha habido, me parece que debo poner mi grano de arena*: cada vez que se abre un debate sobre cuestiones que ya están claras (o deberían estarlo), lo que consigue quien comienza ese debate es que no se vaya más adelante de dónde estamos. Por ejemplo: quienes odian la ley de violencia de género, sin duda van a buscar mil razones para cuestionar la aplicación de una ley que sigue teniendo mucho que mejorar en la realidad, aunque quien no lo conoce crea que es tan simple como denunciar y punto.

Esto hablaba en tuiter hace unos días con alguien (si ella quiere que ponga su nombre, ampliaré la captura para que se vea, pero ya sabemos del bullying de twitter, así que prefiero pecar por exceso de precaución)….

Screen Shot 2019-05-03 at 09.57.13

Sé que habrá a quien le parezca excesivo entrar en prisión por saltarse la orden. No tengo ninguna duda de que, quien piense eso, no tiene nadie cercano que necesite una orden de alejamiento. No me refiero a quien tiene una familiar que tiene una amiga que conoce a alguien… No me refiero a quien pueda debatir durante obras sobre el tema porque sabe mucho. Me refiero a quienes tengan un mínimo de humanidad y alguien a su alrededor que sufre ese miedo realmente, no en teoría, no como debate. Que tiene que soportarlo todos los días, a todas horas. No el rato que apetece debatir en redes sociales para tener la atención del público.

En política (incluyo el activismo, movimientos sociales, etc) no vayamos a conformarnos con que las cosas no vayan hacia atrás (al menos, yo no). Las cosas están suficientemente mal en nuestro país como para pensar que es posible dar un paso atrás. Para quien no se acuerde: el 70% de quienes trabajan por cuenta ajena en nuestro país cobran menos de 25.000€ brutos al año. Eso influye directamente en las condiciones de vida de cada cual. A eso sólo hay que sumarle los muchos recortes que se han hecho en servicios públicos, para hacer obvio la desprotección en aumento de la mayoría de la población. Cada cual que lo luche por los medios que le parezcan más adecuados, pero que hace falta avanzar en lugar de tener debates infinitos para mí está claro.

Quienes no estamos dentro de la norma ya lo tenemos lo suficientemente complicado como para abrir cada día un debate sobre temas que no son objeto de debate. O no deberían. Una señal del tiempo en que vivimos es que es posible abrir un debate sobre si la Tierra es plana, lo que nos lleva a antes de la Grecia clásica, donde ya sabían que era redonda. A partir del siglo I d.C. era una idea extendida. Tonterías como la Tierra plana. o los cinturones de castidad en las Cruzadas, por ejemplo, son tonterías inventadas en el siglo XIX para hacer aparecer al Imperio Británico, en su esplendor en ese momento, como muy avanzado. Si hemos llegado a ese punto de retroceder intelectualmente dos mil años… no dejemos que quienes han retrocedido nos marquen sobre qué temas debemos hablar y cuáles no. No retrocedamos dos mil años cada vez que admitimos como algo razonable debatir sobre alguna de esas cuestiones.

En mi cabeza se ha desarrollado la respuesta automática: cada vez que alguien plantea un debate sobre algo suficientemente debatido, sé que es la señal de dejar de hablar y ponerse a trabajar para hacer avances en ese terreno.

 


 

*Si alguien no entiende la relación entre sexo y política, como mínimo, le invito a leer un par de párrafos sobre interseccionalidad.

Fuente de la imagen

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo