Selección de idioma

Ser transexual no significa tener una enfermedad mental

6 diciembre, 2012 a las 11:00/ por
Screen Shot 2012-12-05 at 18.37.20

Algo que quizá te parezca obvio. Pero que no lo era hasta ayer mismo.

El martes nos reunimos un grupito para cenar y, pasando de un tema a otro, Franky nos contó, resumida, su historia. Nos contó cómo se pasó dos años soportando el pésimo trato de la unidad de género (tratarlo de “ella” una y otra vez, entre otras joyas). Cómo, al final, consiguió el tratamiento hormonal a cambio de culminar todo ese proceso con un pequeño trámite: Firmar un papel donde admitía que sufre una enfermedad mental.

Como dice Educadiversa (visto via LES-HOM), “en este país su derecho a sentirse hombre o mujer está reconocido desde 2007. Pueden cambiar de nombre legalmente u operarse para tener genitales del otro sexo, pero sobre el papel padecían una enfermedad. No por el dolor causado por sentirse mujer viviendo en el cuerpo de un hombre o viceversa, sino por el mero hecho de ser transexual. El estigma se sumaba al rechazo social, la incomprensión o el largo tratamiento al que muchos de ellos se someten y que incluye repetidas intervenciones quirúrgicas para adecuar su aspecto al del sexo deseado.”

Esto se acaba de solucionar el pasado 1 de diciembre, al eliminarse la transexualidad como enfermedad mental de la “biblia de la psiquatría”, el manual diagnóstico, el DSM que ahora está en su quinta edición, DSM-5. Sólo se sigue manteniendo la disforia de género (“angustia que sufre la persona que no está identificada con su sexo masculino o femenino”), quizá un paso intermedio como se hizo con la homosexualidad. El DSM-5 se publicará en marzo de 2013.

Este cambio respecto a la transexualidad pone fin a la campaña por la despatologización que comenzó el 7 de octubre de 2007 y que dos años más tarde se convierte en la campaña STP-2012 (Stop Trans Pathologization-2012) para la retirada del DSM, de la que se podían ver banners en el blog de la Mosca cuando estaba en blogspot y posts sobre el tema.

Si lo pensamos un poco, todos estos cambios, el que dejen de ser enfermdades es muy reciente… La homosexualidad desapareció como enfermedad mental en 1973. El término se retiró definitivamente en 1986. El BDSM, aunque sigue en el DSM-IV, ya necesitaba ser el único medio de satisfacción durante más de 6 meses e impedir una vida normal de la persona que lo sufre. Como señala la wikipedia, algunos países han ido más allá y han eliminado el BDSM completamente de su lista de enfermedades. En 1995, Dinamarca, el primero de la Unión Europea. Le siguieron Suecia en 2009, Noruega en 2010 y Finlandia en 2011. Actualmente se pide la retirada del DSM de todas las parafilias.

Puedes leer más del tema aquí.
Fuente.

La imagen, del orgullo LGBT en México.

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo