Selección de idioma

Estudio de lesiones nerviosas en el bondage, parte 1 (parte superior del cuerpo), versión c (última revisión). (3)

14 marzo, 2014 a las 11:00/ por
6422_Wrap-positions-628x770

Sigo traduciendo el texto, actualizado, sobre lesiones nerviosas en el bondage, escrito por Esinem. Hoy toca la tercera parte. Se pueden leer aquí la parte 1 y aquí la parte 2 

El texto original se puede ver en la web de Esinem.

 

Nervios del torso

 Hay que resaltar que cada persona es diferente, no sólo por fuera sino también por dentro. Por lo tango, este documento sólo da unas orientaciones generales. Esas diferencias pueden ser importantes. Un ejemplo extremo es la dextrocardia situs inversus en la que la posición de los órganos internos está invertida, incluido el corazón. La posición de los nervios y su vulnerabilidad varia de unas personas a otras. Basta comparar el recorrido de las venas visibles en algunas e nuestras amistades para ver cuánto varían. Sospecho que los nervios no son muy diferentes en el grado de variación, por lo que los diagramas sólo pueden dar una idea aproximada muy general. A eso se suma que el peso y el nivel de protección que da el músculo o la grasa serán otros factores que influyan. La valoración individual debe sumarse a las recomendaciones de este estudio; y aún así, esto no garantiza la seguridad. Las suspensiones, especialmente las de estilo japonés, son juego extremo [edge play]. ¡No son SSC, son RACK! Piensa en ellas como en un deporte de riesgo con los mismos riesgos potenciales. Antes de copiar a las personas profesionales de esto, considera que son profesionales porque tienen una gran preparación y tienen modelos a prueba de bombas. Tener una moto no te convierte en Evel Knieval… ¡e incluso él tuvo accidentes!

 

Cuando se esté valorando una persona para ser atada, se deben tener en cuenta las siguientes áreas:

  • Historial médico, ej. cualquier punto débil, lesiones anteriores que puedan ser relevantes.
  • Detalles sobre cualquier entumecimiento o problemas relacionados con nervios. Es especialmente útil si saben por qué sucedió o cual fue la causa.
  • Las lesiones en los nervios pueden ser acumulativas. Un traumatismo repetido probablemente reduzca la funcionalidad.
  • Lo bien que tolere las ataduras para la suspensión durante el trabajo de suelo.
  • Que el grosor de la cuerda y número de vueltas de la cuerda (wraps) sugeridas como apropiadas para su peso, tono muscular y masa corporal. Puede haber una gran diferencia entre atar tu super-en-forma modelo profesional de bondage o Don/Doña Corriente. Sé consciente de que una cuerda más gruesa no significa necesariamente más seguridad, aparte de ofrecer fortaleza añadida en aplicaciones críticas como las principales líneas de suspensión (la cuerda natural no es fuerte ni predecible). La desventaja es más bulto y nudos más grandes, que pueden clavarse en los nervios u otras zonas sensibles. La zona con más riesgo en este caso es el plexo radial y braquial (parte superior interna del brazo/axila).
  • Puedes aprender mucho buscando con cuidado puntos sensibles de los nervios. Fíjate si son puntos o sensibilidades inusuales.

 

Plexo braquial

Plexo braquial

¡IMPORTANTE! Pide siempre feedback durante el tiempo que se esté atando, especialmente si hay sensaciones inusuales, aunque parezcan insignificantes, y actua RÁPIDO si pudieran ser un problema. He visto casos en que se produjo la lesión probablemente porque quien ataba pensaba que sabía más de lo que sabía o que podría solucionarlo sobre la marcha. Lo segundo requiere mucha habilidad e instrucciones muy precisas de la persona atada. En caso de duda, ¡desata!.

A continuación se muestran los nervios principales con ilustraciones —y las arterias que los abastecen— relevantes para estas ataduras y, sin duda, para el bondage en general.

Los siguientes términos pueden ser útiles para interpretar los textos médicos:

  • Anterior: Parte frontal
  • Posterior: Parte trasera
  • Lateral: Lejos de la linea central del cuerpo.
  • Medial: Cerca de la línea central del cuerpo.
  • Proximal: Cerca del centro del cuerpo.
  • Distal: Lejos del centro del cuerpo.
  • Pronación: Girar el brazo hacia dentro de manera que el pulgar apunta hacia el cuerpo cuando la personas está la posición anatómica estándar. Ver más abajo.
  • Supinación: Girar el brazo hacia fuera de modo que el pulgar apunta en dirección opuesta al cuerpo cuando la personas está la posición anatómica estándar. Ver más abajo.
  • Extensión: Cuando una articulación se mantiene estirada (opuesto a flexión)
  • Flexión: Cuando una articulación está doblada (opuesto a extensión).

 supination-pronation_medical512

 

Fuente de las imágenes

 Traducción y adaptación, miguel vagalume.

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo