Selección de idioma

Estudio de lesiones nerviosas en el bondage, por Esinem (repost)

14 marzo, 2013 a las 11:00/ por
Nerves_of_the_left_upper_extremity
Algunos artículos que estaban en el antiguo blog de La Mosca Cojonera en Blogger han dejado de funcionar. Así que antes de tener que lamentar más desapariciones (intentaré recuperar esas traducciones) re-publico aquí, reunidos, los posts donde traduje la primera versión del artículo de Esinem sobre lesiones nerviosas en el bondage. El original, en inglés, ya no se puede enlazar porque Esinem lo ha retirado.
 
Hace poco publicó una versión actualizada, que si hay tiempo se traducirá y que podéis encontrar aquí: http://esinem.com/articles/technique/analysis-of-box-tie-related-suspension-nerve-injuries-version-1b. Esta traducción le ha debido de gustar a Esinem porque, al final de esa nueva versión, enlaza esta traducción que hice en 2009, la que ahora recopilo.   
 

ANÁLISIS DE LESIÓN DE NERVIOS EN SUSPENSIONES CON BOX-TIE”1

He usado el término box-tie para referirme a las ataduras estilo takate-kote, rodeando brazos y tronco superior, usado en suspensiones. La intención de este documento es examinar las maneras de construirlo y posibles implicaciones para los nervios con más probabilidades de verse afectados. La primera parte examinará el estilo clásico y sus problemas inherentes. De todos modos estos peligros no son exclusivos de esta atadura y la información es de importancia para el bondage de la parte superior del cuerpo en general.

La segunda parte, aún por terminar, examinará algunos de los errores comunes al intentar realizar esta atadura y los fracasos de algunas copias occidentales.
Mientras que la mayoría de las lesiones pueden determinarse como debidas a la colocación incorrecta de las cuerdas o a una mala realización, parece que hay otras que parecen menos explicables. Espero que este documento sea la base desde la que explorar la manera en que se puedan evitar los accidentes o incluso, si este tipo de atadura o su uso pueden mejorarse. 
 
PARTE I: TAKATE-KOTE TRADICIONAL
 
Parece que hay un consenso clásico sobre su forma adoptado por los maestros japoneses de shibari que, con pequeñas diferencias, tiene los mismos principios fundamentales, que son:
 
1. Manos atadas a la espalda con los antebrazos paralelos y brazos doblados en 90º.
2. La forma simple se basa típicamente en dos cuerdas, sin contar la/s cuerda/s para la suspensión.

3. Se compone de dos “envolturas” paralelas (dos ataduras alrededor del cuerpo), normalmente de dos cuerdas, uno sobre los pechos y otro por debajo, abarcando brazos y torso. La atadura superior nomalmente con más tensión que las ataduras inferiores.

4. Una o las dos envolturas estarán apretadas sólo en el frente.
5. Algunos o todos los componentes de la atadura estarán “bloqueados” para asegurar que es una unidad independiente y que no se aprieta cuando se tire de otras ataduras.
6. Sólo las dos envolturas paralelas (las ataduras alrededor) y no las cuerdas que aprietan [cinch ropes] estarán incluidas en las cuerdas de la suspensión.
 
Además de lo anterior, puede haber algún adorno o algún trabajo estructural dependiendo de cuanta cuerda sobra. De todos modos, estos elementos componen la forma básica. Por desgracia, muchas aproximaciones occidentales no tienen todas estas consideraciones en cuenta. Como consecuencia, eso puede llevar a aumentar el riesgo. Esperamos que este documento alerte a la gente de los riesgos inherentes en algunas versiones no estandar o deducidas por ingeniería inversa.
 
 
NERVIOS DEL TRONCO SUPERIOR
A continuación sigue elementos de debate sobre los principales nervios y arterias que los alimentan, relevantes para esta atadura y, sin duda, para el bondage en general. Los siguientes términos puede ser útiles para interpretar los textos médicos:
Anterior – El frente
Posterior – Parte de atrás
Lateral – Alejado de la linea media del cuerpo
Medial – Hacia la linea media del cuerpo
Proximal – Hacia el centro del cuerpo
Distal – Alejado del centro del cuerpo
Pronation – Rotar el brazo hacia dentro de modo que el pulgar apunte al cuerpo.
Supination – Rotar el brazo hacia fuera de modo que el pulgar apunte hacia fuera.
Extension – Cuando una articulación se mantiene estirada (opuesto a flexión)
Flexion –Cuando se dobla una articulación (opuesto a extensión)
 
DURACIÓN DE LA LESIÓN EN LOS NERVIOS
Los tiempos son difíciles de calcular, pero dependerán en parte del tamaño del área en que se centra la compresión, el peso de la persona suspendida, y la presencia simultánea de compresión del riego sanguíneo. Ten cuidado con que se puede producir muy rápido un daño grave de los nervios y a menudo sin aviso previo. Ten esto en cuenta antes de experimentar con suspensión o bondage apretado.
 
  • Compresión por poco tiempo: cosquilleo y adormecimiento.
  • Más tiempo (minutos): pérdida de la función motora (neuropraxia)
  • Durante más tiempo: necesitará más tiempo de recuperación.
  • Más tiempo: Posibilidad de daño permanente (neurotemsis)
La recuperación depende de lo dañado que ha quedado el nervio. Puede llevar solo un momento si el nervio se ha comprimido suavemente. De todos modos, si la estructura del nervio está dañada, pueden necesitarse semanas o meses. Un nervio está hecho de miles de fibras nerviosas unidas en un fajo. Cada fibra rota morirá en la parte donde nace, a lo largo de las espina dorsal. Puede volver a renacer desde ahí a una velocidad de un milímetro al día. Si no se ha cortado la vaina del nervio, entonces cada una de las fibras nerviosas pueden buscar su camino a su terminación sensorial o muscular a la que estaban originalmente conectadas. En casos graves, se puede necesitar cirugía para recuperar su uso.
Imagen 1
 

Imagen 1b, indicando nervio ulnar en azul y 1c, con nervio ulnar, en rojo, en el codo.
 
Se puede ver aquí en la anatomía de Gray un sketch del cuerpo diseccionado, mostrando los nervios de la mano, aunque de todos modos las imágenes 1 y 3 muestran la información fotográfica.
Comenzando en las muñecas, hay tres nervios principales: ulnar (del lado del dedo meñique), mediano y radial (del lado del pulgar). El mediano no es realmente comprimido por las cuerdas, incluso en suspensión, puesto que descansa profundo dentro del túnel carpiano en el centro de la muñeca. Las personas con síndrome de túnel carpiano son probablemente la excepción puesto que el tejido fibroso llena ese túnel y deja menos espacio para el nervio.
 
El problema real son los otros dos nervios, radial y ulnar. Evita el hueco en la base del pulgar (punto A de imagen 1) y el hueco que notarás justo al final del hueso ulnar donde termina el antebrazo y empieza la mano (punto B de la imagen 1). En esos dos puntos los nervios pasan cerca de la superficie sobre prominencias óseas, haciendo fácil que se comprima el nervio al apretar demasiado o con algo demasiado fino, por ejemplo, cuerdas de diámetro pequeño o demasiadas pocas vueltas de la cuerda, con lo que las ataduras acaban cortando en esa zona.
 

Imagen 2: recorrido del nervio radial.

Se puede encontrar aqui un dibujo del cuerpo diseccionado, en la anatomía de Gray, mostrando los nervios del brazo. Vease imagen 2 y siguientes.
 
(Continuación de la parte 2) Siguiendo hacia arriba en el brazo, evita el “hueso de la risa”, también llamado húmero, donde el nervio ulnar pasa cerca de las prominencias óseas del final del húmero y el final del cúbito. El apretar ahí da una sensación similar a un latigazo (“hueso de la risa”) por ejemplo, cosquilleo en el dedo meñique y mitad interna de la mano (ver imagen 1b) y más importante, dependiendo del tiempo y el grado de lesión puede llevar a debilidad en los dedos y pérdida de fuerza y precisión para sujetar con la mano. Las lesiones del nervio ulnar también pueden ocurrir si el brazo está atado demasiado apretado (más de 90º) en el codo durante largos períodos de tiempo; si el brazo esta girado hacia dentro de modo que el pulgar apuntar al cuerpo, la tensión sobre el nervio ulnar se incrementa (piensa en la manera en que mantienes tu brazo al imitar el ala de un pollo o en una atadura de muñeca a parte superior del brazo).
Síntomas de lesión del nervio ulnar:

  • Sensaciones anormales en los dedos cuarto y quinto.
  • Adormecimiento, reducción de la sensibilidad.
  • Hormigueo, sensación de quemazón.
  • Dolor
  • Debilidad en la mano.
 
De nuevo, el nervio mediano, en el medio del frente del codo es difícil de comprimir, puesto que está profundo y rodeado de tejido blando, pero con la presión suficiente se puede comprimir la arteria radial, dejando el antebrazo con poco riego sanguíneo y oxígeno. Este punto está cerca de los huesos de la muñeca con la mano en posición supina, donde se toma el pulso normalmente. Esta parte es vulnerable en linea recta hasta la mitad de la distancia hasta el codo, punto en el que le protege el que hay más músculo alrededor de la arteria que va por debajo. Esto es doloroso por sí mismo, y tras unos minutos puede empezar a causar daño en el tejido. Reducir la tensión causa más dolor al volver más riego sanguíneo a ese punto.
 
Evita la parte posterior/interior del húmero (2 o 3 pulgadas bajo la axila) puesto que las ramificaciones más bajas delplexo braquial se comprimen contra el hueso de la parte alta del brazo, en este caso incluyendo el nervio medio (causando problemas funcionales graves en codo y mano).
 
El nervio radial es vulnerable en la muñeca como se ha mencionado antes. Además, tiende a dañarse donde gira alrededor del brazo entre el deltoide y el triceps, ver imágenes 2 y 5.

Imagen 5
El punto donde está más expuesto ese nervio es en el “valle” entre esos dos músculos. Puesto que es parte del plexo braquial, se puede producir compresión en ese área. Una ramificación del nervio radial cercana a la parte lateral y posterior de la muñeca pasa cerca de la superficie de la piel, ver imagen 3, y las ataduras apretadas en esa zona pueden llevar a adormecimiento de la parte trasera de la mano.
Síntomas de lesión del nervio radial:
Los síntomas puede afectar a los siguientes:
  • Mano o antebrazo (superficie dorsal, el “reverso” de la mano).
  • La zona del pulgar (superficie radial) del dorso de la mano.
 
 
Pueden aparecer los siguientes síntomas:
  • Adormecimiento de la zona, pérdida de sensibilidad, hormigueo o quemazón.
  • Dolor
  • Sensaciones anormales.
  • Dificultad para extender el brazo y el codo.
  • Dificultad para extender la muñeca.
 
 
 Imagen 3

Imagen 4, visión frontal brazo levantado, mostrando plexo braquial en axila.

Las imágenes (siguientes) muestran un tipico takate-kote. Como se puede ver, las ataduras evitan claramente el area exterior del brazo, aunque la atadura superior sujeta en el extremo superior. Algunos atadores (rigger) colocan la atadura inferior más arriba de lo que yo lo he hecho. La zona marcada debe considerarse vulnerable. Se debe prestar atención al riesgo de que cualquiera de estas ataduras se muevan hacia esa zona cuando tenga que soportar peso. 
 
 
 
 
 
Debido a la reticencia de la gente a hablar sobre sus experiencias, no tengo mucho más que contar más allá de lo que he oido “por ahí” y algunos comentarios individuales. De todos modos, he visto una mayor abundancia de lesiones afectando el nervio radial y normalmente relacionadas consuspensiones laterales. En este tipo de suspensiones, la tendencia es a afectar más al brazo inferior (el más cercano al suelo), que estará bajo una mayor presión. Me gustaría especular sobre algunas de las causas, aparte de la construcción incorrecta de la atadura.

 
  • 1. Que la atadura superior se mueva a la zona de peligro (mostrada arriba).
  • 2. Incapacidad de mover un dedo bajo la atadura superior para permitir espacio al tejido debajo. Esto asegura que los nervios no se queden atrapados por el músculo y que vuelvan a su posición normal en su “funda protectora”.
  • 3. La atadura que sujeta (cinch rope) la atadura superior presionando sobre la parte baja del plexo braquial. Creo que este manojo de nervios puede ser pellizcado entre cuerdas, costillas y el hueso del brazo. Siendo esto una posibilidad, dudo de la conveniencia de la atadura superior cuando se hace una suspensión lateral.
Aparte de los señalados arriba, no veo ningún problema con la parte de esta atadura que sujeta el brazo y el torso, cuando se aplica correctamente. El resto de las zonas problemáticas están bien lejos de los elementos de esta atadura.
De todos modos se debe vigilar la postura de las manos. Es común para los modelos cambiar mucho la posición de las manos durante la suspensión. Incluso si las muñecas se colocan una contra la otra, pueden girarse. He visto a menudo intentos de estirar los brazos llevando a terminar con ellos en posición de equis, “X”. Como se puede ver en la imagen, está en peligro de ser presionada la arteria radial. La “postura de tijera” de los brazos puede aumentar la tensión. Estas son razones suficientes para asegurar que haya la suficiente holgura en la atadura de muñeca. Después de todo, es la sujección de los brazos, no de las muñecas, lo que causa la mayor parte de la inmovilización. Ten un ojo en que no esté demasiado apretado y en las señales de incomodidad como doblar los dedos, cambio de color,….
 
Gracias a: Vitimin A, Sluttylatexboy por su aportación de conocimientos médicos y a los que han compartido sus experiencias.
Por favor escribidme con comentarios o para añadir cosas a: bruce@esinem.com
Por favor, haced circular esta información sin problema. De todos modos, sería un detalle amable el incluir una mención y enlace a www.esinem.com. Más información sobre seguridad se puede encontrar en www.esinem.com
 
—————————————————————————————-
1BOX TIE se llama a las ataduras en las que se sujetan los brazos a la espalda de la persona.
 
ADVERTENCIA: Este texto es traducción de los consejos de Esinem para realizar ataduras del tipo takate-kote, que se pueden descargar en versión original (PDF) en esta dirección. Este blog declina toda responsabilidad derivada de esta información, puesto que sólo la traducimos para ponerla a disposición del mayor número posible de practicantes de shibari. Se recomienda seguir las indicaciones generales aplicables sobre bondage y protocolos de seguridad habituales en las relaciones BDSM.
 
Imágenes procedentes del artículo original de Esinem.

4 Comentarios a “Estudio de lesiones nerviosas en el bondage, por Esinem (repost)”

  1. Mal dice:

    Hola,

    Me llevo la idea que donde hay que hay peligro en particular en las suspensiones, por la presión del peso del cuerpo, y quizá no tanto peligro en ataduras sin suspensión ¿Es esto cierto? gracias

    • moscacojonera dice:

      Eso es, con las suspensiones, según cómo se coloque la cuerda, el grosor que tenga, la posición, puede hacerse que recaiga mucho peso en un sólo punto, o que se corran las cuerdas, que se pierda el equilibrio… Siempre se piden suspensiones pero tienen su peligro.

  2. Mal dice:

    Gracias por la respuesta :)

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo