Selección de idioma

Heteronormapatriarcapitalifalocentrismo

14 diciembre, 2015 a las 18:18/ por
https://www.flickr.com/photos/nickgb/3670982596/

Lo bueno de haber pasado por profesiones diferentes como he pasado yo es que a veces te permite ver cosas que cada profesión ve normales… y no lo son tanto.

DISEÑO

En diseño a veces sale alguien corrigiendo a clientes o a colegas de profesión, “Eso no se llama logo, se llama isotipo“. Porque hablando con propiedad, logotipo sólo debería usarse cuando sólo son letras el símbolo que identifica a una empresa. Copipego de una web de diseño:

Logotipo o logo: Este término, a pesar de ser el más común, suele ser el peor utilizado, ya que a menudo es confundido con términos como marca o imagotipo. Realmente sólo sería apropiado hablar de logotipo cuando nos refiramos a formaciones de palabras. Logo significa palabra. Por tanto, no son logotipos todos aquellos identificativos formados por símbolos o iconos junto al texto, sólo aquellos que se limiten a la mera tipografía.

Isotipo: El isotipo se refiere a esta parte simbólica o icónica de las marcas. En branding, hablamos de isotipo cuando reconocemos la marca sin necesidad de acompañarla de ningún texto. Etimológicamente “iso” significa “igual”, es decir, se intenta equiparar un icono a algún aspecto de la realidad. Isotipo sería únicamente un símbolo, y además éste sería entendible por sí mismo.

Imagotipo: Un imagotipo es un conjunto icónico-textual en el que texto y símbolo se encuentran claramente diferenciados e incluso pueden funcionar por separado.

Isologo: En este caso, el texto y el icono se encuentran fundidos en un solo elemento. Son partes indivisibles de un todo y sólo funcionan juntos.

Mientras que puedes ser útil todas esas distinciones entre imagologos y timotipos en artículos académicos o entre colegas de profesión, no tiene sentido estar hablándole a la gente de la calle, a tus clientes o quienes no están en esa profesión de tantos detalles. Cuando se te quedan mirando con esa mirada vacía, en silencio… simplemente no entienden de qué hablas. Si hablas normal va a ser más fácil para todo el mundo.

 

https://www.flickr.com/photos/photocapy/173713329/

https://www.flickr.com/photos/photocapy/173713329/

 

TRADUCCIÓN

Las diferencias entre traducciones, interpretaciones, traductorados son otra fuente de líos. Aunque es útil a la hora de definir correctamente qué se está haciendo o la hora de tarifarlo para cobrarlo, distinguir entre diferentes tipos de traducción e interpretación es algo que, lejos de significar que la gente está confundida, simplemente significa que hay tareas diferentes que es útil tratarlas como tal dentro de la profesión. Da impresión de que todos los tipos de interpretación que hay es algo que no es urgente que pase a formar parte de la cultura popular.

 

SEXOLOGÍA

Lo divertido es cuando llegas a un campo profesional nuevo y te encuentras que se vuelve a repetir el mismo patrón: Que, como sus directores de máster cuestionan qué se quiere significar con la palabra sexual aplicada a todo y empiezan a hablar de sexuación y sexuados… , creen que deben hacer lo mismo. Lo que no deja de ser una cuestión de libertad personal, de elección, puedes usar las palabras que quieras obviamente. Lo divertido está cuando ves a alguien corrigiendo a otra persona diciendo que, “no, no, sería más correcto que usases «sexuados»”

 

ACTIVISMO

Y lo mismo pasa en el activismo, de cualquier tipo.Ya lo han comentado feministas varias, sobre cómo se están encontrando todo perdidito de etiquetas y palabros que cada día entiende menos gente.  Me recuerda siempre al palabro del manifiesto del Santo Concilio Cabaretero que oi una vez a Natalia Cament: Heteronormapatriarcapitalifalocentrismo.

 

 

Mientras que la jerga es útil para que una determinada profesión o especialistas sepan exactamente de qué están hablando, y para reconocerse entre sí determinados colectivos (“como molamos, qué palabros usamos”), en general valen para muy poco cuando se intenta hablar con gente de la calle, con nuestras madres. Como las patologías del DSM, se esté de acuerdo con ellas o no, estaban pensadas para usar entre especialistas en lugar de decir toda una serie de síntomas. Entre especialistas, no para que las usase todo el mundo.

A ver si se consiguió que los curas dejaran de hablar latín y que se simplificase el lenguaje administrativo para que ahora, otra vez, vayamos a complicarlo todo de nuevo… Nos será muy útil usar los términos precisos, pero nos valdrá de poco para que nos entiendan quienes no son parte de nuestro colectivo.

 

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo