Selección de idioma

La causa secreta de las peleas en foros (guerras de flames o flame wars)

10 octubre, 2013 a las 11:00/ por
7749967052_dcf8cd6a36_z

Pensaba que había traducido este artículo, porque para mí es de esos que cito casi una vez a la semana. ¿De qué va el artículo? Pues de por qué las luchas interminables en (sobre todo) los foros son como son, cuál es la causa de que sean así. Yo dejé los foros y me pasé a los blogs precisamente porque me cansaban mucho las discusiones en foros. El título original del artículo de Wired es “The secret cause of flame wars”…pero lo he cambiado porque igual hay quien no sabe lo que es una “flame war”. Es de 2006 pero sigue valiendo hoy día.  Conviene tenerlo en cuenta con los emails, los comentarios en prensa online, los comentarios en facebook y los whatsapps… Espero que os ayude a tener menos discusiones tontas por escrito.

Para saber qué es podemos recurrir a un copipega de wikipedia en su apartado de “flame wars“: 

“Una flame war (guerra de flames) es una serie consecutiva de flames escritos por varios usuarios que se responden los unos a los otros, enviados a grupos de discusión electrónicos como usenet, listas de correo u otros de Internet. Hay ciertas características de las comunicaciones electrónicas que ya han sido mencionadas como originadoras de flame wars. No es fácil transmitir por esa vía las expresiones faciales o entonaciones de voz que pueden usarse para moderar el tono de un mensaje en la comunicación oral. Además, existe normalmente un tiempo de retardo entre el momento en que se transmite el mensaje y el momento en que se lee su réplica. Esas dos características pueden causar un “bucle de retroalimentación positiva” en el que la intensidad emocional de un mensaje electrónico se incrementa hasta niveles extremadamente altos.

Alternativamente, las guerras de flames pueden ser instigadas de forma deliberada por trolls de Internet.

Jay W. Forrester describió un fenómeno que suele ocurrir en las guerras de flames, en el que los participantes hablan más allá de ellos mismos. Cada participante emplea un modelo mental diferente: debido a diferencias fundamentales en sus suposiciones sobre lo que una palabra o concepto particular significa, ambos se dedican en realidad a discutir sobre dos conceptos diferentes creyendo que es el mismo.”

Aclarado qué son las flame wars vamos al artículo que explica la causa y que, como resumen podría ser: 

    • Solemos creer que en el 90% de los casos sabemos el tono con que nos están diciendo algo por escrito cuando en realidad es de un 50%. Es decir, tan acertado como si lo decidimos echando una moneda al aire.
    • Quien se calla y no responde parece que se ha rendido, por eso nunca termina la discusión.

Vamos allá:

La causa secreta de las flame wars (por Stephen Leahy)

“No trabajes demasiado”, me escribió hoy una compañera de trabajo en un email. ¿Era sincera o estaba siendo sarcástica?. Creo que lo sé (sarcástica) pero probablemente me equivoco.
De acuerdo con el reciente estudio publicando en el 

Journal of Personality and Social Psychology, sólo tengo una probabilidad del 50% de  I’ve only a 50-50 chance of averiguar el tono de cualquier email. El estudio muestra también que la gente piensa que han interpretado correctamente el tono de los emails que reciben el 90% de las veces.

“Así empiezan las flame wars”, comenta el psicólogo Nicholas Epley de la Universidad de Chicago, que realizó una investigación con Justin Kruger  de la Universidad de Nueva York. “Las personas estudiadas estaban convencidas de que habían entendido correctamente el tono de un email cuando de hecho sus probabilidades no eran mejores que acertar por casualidad”, dice Epley.

Los investigadores reunieron a 30 parejas de estudiantes de universidad y le dieron a cada estudiante una lista de 2o frases sobre temas como la comida del campus o el tiempo. Asumiendo que el tono era serio o sarcástico, un miembro de la pareja debía escribir las frases a su acompañante, quien debía averiguar con qué intención se había dicho e indicar la seguridad que tenían de su respuesta.

Quienes enviaron los mensajes predijeron que el 80% de las veces sus parejas interpretarían su tono correctamente. De hecho quienes los recibieron acertaron solamente algo más del 50% de las veces.

“La gente a menudo piensa que el tono o la emoción de sus mensajes es obvia porque “oyen” el tono que quieren darle mientras lo escriben”, explica Epley.

Al mismo tiempo, quienes leen los mensajes inconscientemente los interpretan basándose en su estado de ánimo en ese momento, en sus estereotipos y expectativas. A pesar de esto, las personas objeto del estudio pensaban que interpretaban acertadamente los mensajes nueve de cada diez veces.

La razón para que suceda esto es el egocentrismo, o la dificultad de algunas personas para separarse de su propia perspectiva, según Epley. En otras palabras, la gente no es tan buena imaginando cómo será interpretado un mensaje desde el punto de vista de otra persona.

“Un email es muy fácil de malinterpretar, lo que no sólo dispara las flame wars sino también las demandas”, comenta Nancy Flynn, directora ejectiva del   e-Policy Institute y a autora de manuales como “Reglas para emails” (E-Mail Rules) y “Reglas para mensajería instantánea” (Instant Messaging Rules). Muchas empresas luchan contra las demandas surgidas a raiz de emails entre colegas de trabajo. “La gente escribe cosas completamente estúpidas en emails de trabajo”, comenta Flynn”.

 Fuente de la imagen: http://www.flickr.com/photos/79996062@N08/7749967052/

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo