Selección de idioma

La competencia es buena

29 mayo, 2013 a las 11:00/ por
4743524943_5010ec11fd_z

Ahora hay un poco de “ruido” en Fetlife (la red social para bdsm, fetichismo y perversiones mil) sobre el tema de que el 8 de junio coincidan dos fiestas, una de Libertad y la DevotionFetclub que organizo. Dos fiestas que se supone que, según quien, considera que se dirigen al mismo público.

¿Qué creo yo? Pues cosas que hay he dicho en más ocasiones: Por un lado que en realidad es que nos solemos dirigir siempre al mismo público, al Club de los Cien. ¿Solución al número, a la cantidad? Llegar a otras personas, llegar más lejos. Lo probamos con Diverse y salió muy bien, 200 personas en una fiesta que mucha gente resumió como muy divertida, muy buen rollo y muy respetuosa. Cosa normal en otros casos, pero era la primera fiesta de Golfxs “en abierto” y sorprendió gratamente que, en calidad, también saliese tan bien. Si nos anunciamos siempre usando los mismos medios, si siempre invitamos a nuestras amistades, normal que la convocatoria no crezca. ¿Os imagináis a cada una de las discotecas de Chueca invitando sólo a la gente de su círculo de amistades?. Veremos si el sistema funciona para que ese nivel de convocatoria se mantenga o si fue cosa de una vez.

Creo que el drama este de fiestas que coinciden o que no tiene algo de infantil… Imaginemos al grupo de 100 amiguetes y los cumpleaños de las personas de ese grupo. Habrá semanas sin fiestas de cumpleaños, habrá veces que coincida… ¿Qué se hace si coincide? Pues se intenta arreglar si hay buen rollo, o cada cual convoca a su pandilla, no hay más drama. Creo que el problema no está en que coincidan fiestas (que SIEMPRE va a pasar) con lo de confundir comunidad y amistad. Podemos estar en la misma comunidad pero eso no significa necesariamente que se colabore para que salgan ganando las dos partes. Esto también es como las amistades, los amores, las colaboraciones en otro tipo de proyectos: Es la relación a largo plazo la que va retratando a todo el mundo. Un rollo de una noche te puede engañar sobre qué busca y qué no, pero si convives con esa persona, antes o después se acaba sabiendo si esas dos personas tienen proyecto en común o no. Y así, pasando los años, ya sabes con quién te puedes meter en la misma cama y con quién no. Si te engañan una vez es su responsabilidad, pero si lo hacen dos veces ya es responsabilidad tuya por idiota. Y vamos, esas peleas las hay en todas partes, Londres, Berlín, París… cualquier sitio que admiramos por su ambiente nocturno, se parece. El ambiente gay se arranca los ojos para competir por su clientela…y eso que hay mucha más gente.

La competencia, como digo, es buena. El querer que no haya competencia ninguna, competir contra todas las alternativas parecidas que aparezcan es lo que llamo “síndrome Polaroid”.  Una empresa muy llamativa en su momento, una empresa con “no menos de 25 abogados en patentes, que han construido una muralla de 1000 patentes alrededor del proceso Polaroid.(…)  hasta un nivel sorprendente Polaroid no tiene competidores directos”. ¿En qué terminó eso? En bancarrota tras bancarrota, primero en 2001 Polaroid (uncluida la marca) se vendió, dejando de vender cámaras en 2007 y materiales en 2009. La empresa anterior siguió bajo el nombre de “Polaroid Corporation” que….llegó a la bancarrota en 2008.

Es buena… hasta cierto punto. Si sólo te fijas en lo que hace el resto para competir, al final harás lo que el resto hace. Como dice mi gurú Seth Godin, competir contra nosotrxs mismxs es más difícil, requiere más valor y nos lleva a ideas más valiosas.

Y en este caso, en realidad, ya lo hablamos Libertad y yo. Ella ha decidido que hace eventos el segundo sábado de cada mes. Eso de decidir por cuenta propia fijar un día tiene lo bueno de que el resto de la comunidad sabe cuando no hacer un evento para no coincidir con el suyo…o cuando quiere hacerlo, para contraprogramar. Y la verdad, una fecha regular facilita al público no olvidarse del evento. En mi caso ya le comenté las razones a ella y bueno, tenemos claro que aunque no intentamos contraprogramar a veces puede pasar… ¡Qué halago más bueno que la gente quiera ir a los dos eventos!. Para mí no es una mala señal, sino buena, de que se quiere ir a todo. Mejor eso a tener una ciudad muerta, algo que no sería fácil con lo complicado que nos lo hacen, cada día un poco más.

——-

La imagen salió de aquí

1 Comentario a “La competencia es buena”

  1. Esther70 dice:

    Si yo lo que no entiendo es que las cosas pasen de “debate” a “peleas y falta de respeto” Si los organizadores no se pelean porque los que asisten o asistimos si? ainsss

    Algunos queremos ir a ambas :D claro! pero si ese día cumple los años mi hermana… No creo que sea para tanto

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo