Selección de idioma

La cuarta ola del feminismo
(The Guardian/Kira Cochrane)-Parte 1.

19 diciembre, 2013 a las 11:00/ por
8_mars,_Stockholm,_Sverige

Como siempre, traducción y adaptación propia. El artículo original está en The Guardian. Escrito por Kira Cochrane.

“La lucha por la liberación de la mujer nunca se fue, pero este año [2013] una nueva ola ha crecido y se ha abierto paso. Desde el principio del verano he estado hablando con activistas feministas y escritoras para un libro breve, “All The Rebel Women”, y según intentaba estar al día de las manifestaciones, marchas y charlas, mi diario se convirtió en un lío de fechas incompatibles. Era tal la avalancha que en un solo fin de semana de octubre podías asistir a la feria feminista para gente novata en Londres, al North East Feminist Gathering en Newcastle, a la marcha Reclaim the Night en Edimburgo, o al debate entre diferentes generaciones de activistas feministas en la British Library (esto tenía el aforo completo en 48 horas, se movió a una sala cuatro veces más grande y se agotaron las entradas de nuevo).

Podías haberte unido a unos de los 149 grupos de base locales de todo el país o compartido tu experiencia con la misoginia en la web que Laura Bates, con 27 años, creó en abril de 2012. Su proyecto Everyday Sexism Project (la web en España se llama “Sexismo Cotidiano“) ha demostrado ser tan exitoso que fue lanzado en 17 países en su primer aniversario este año, decenas de miles de mujeres en todo el mundo escribiendo sobre el acoso callejero, acoso sexual, discriminación en el trabajo y ataques por su cuerpo. El proyecto da cuerpo a aquella frase feminista “lo personal es político”, un ejercicio de concienciación que anima a las mujeres a ver cómo les afecta la desigualdad, demuestra que esos problemas no son individuales sino colectivos, y que por lo tanto tienen solución política. Este años 6000 historias enviadas a la web sobre acoso o abusos en transporte público —la mayoría nunca denunciadas a las autoridades— se usaron para entrenar a 2000 policías en Londres y crear una campaña de concienciación pública. En las primeras semanas, dice Bates, las denuncias de acoso en el transporte público se dispararon. Everyday Sexism tiene actualmente más de 108.000 followers en Twitter. Por supuesto, seguir una cuenta en una red social no es lo mismo que meterse en un partido político, pero para poner este nivel de compromiso en perspectiva los miembros del partido conservador británico es ahora 134.000.

Aquí tienes la cuarta ola del feminismo. Este movimiento sigue la primera ola que luchaba por el voto de la mujer, que alcanzó su punto álgido hace 100 años, a la segunda ola del movimiento de liberación de la mujer que arrasó durante los años 70 y 80, y la tercera ola declarada por Rebecca Walker, hija de Alice Walker, y otras, a principios de los años 90. Ese cambio de la segunda a la tercera ola tuvo muchas características pero a menudo se sintió como algo ampliamente generacional, con mujeres definiendo su activismo como distinto del de sus madres. Lo que está sucediendo ahora da de nuevo la sensación de algo nuevo. Es definido por la tecnología: Herramientas que están permitiendo a las mujeres construir un movimiento online fuerte, popular, reactivo. Es tan popular que a veces da un poco de miedo.  Girlguiding UK lanzó una campaña y distintivo activista este año [como los lazos por distintas causas] y una encuentas este verano entre visitantes de la web para madres  Mumsnet  mostró que el 59% se consideraban feministas, el doble de las que consideraban que no lo eran. Bates dice que, para ella, el feminismo moderno se define por su pragmatismo, inclusión y humor. “Creo que tiene realmente los pies en el suelo, que es realmente abierto” dice, “y se trata de gente diciendo “Aquí hay algo que para mí no tiene sentido, pensaba que las mujeres tenían los mismos derechos, voy a hacer algo para solucionarlo”.

Según fue avanzando 2013, se hizo imposible ignorar las quejas de las activistas feministas, en todas partes del país. Se reunieron en el exterior del Bank of England a principios de julio, la primera ola de calor, con ropa de aviadoras, suffragettes y guerreras*, organizadas por Caroline Criado-Perez, de 29 años, exigiendo entre otras cosas la representación de mujeres en los billetes de banco. [Enlace añadido por mí, de la campaña iniciada por ella en Change.org]

*Imagen de esa manifestación, en el mismo artículo en The Guardian. 

Caroline Criado-Perez

 

Se manifestaron fuera de las oficinas centrales de The Sun, organizadas por Yas Necati, de 17 años, en una manifestación contra la página 3 de The Sun, la imagen más grande de una mujer que aparece cada día en el periódico más vendido del país: Una adolescente o veinteañera en bragas sonriendo alegremente. Necati, estudiante de sexto año (curso para 16-18 años en GB), se reía tímidamente mientras me contaba sobre los montajes que enviaron al director del Sun David Dinsmore, sugiriendo cómicas, artistas y escritoras feministas para que aparecieran en su página. Uno de sus favoritos mostraba a una mujer enseñando su axila con vello azul brillante. La petición No More Page 3 comenzada por Lucy-Anne Holmes, 37, en agosto de 2012 ha sido firmada por  128,000 personas.

Ikamara Larasi, de 24, comenzó a encabezar una campaña contra los estereotipos racistas y machistas en los vídeos musicales, justo cuando el éxito Blurred Lines comenzó a ser prohibido por estudiantes en muchos campus universitarios de Reino Unido, como respuesta a su letra machista. Jinan Younis, de 18 años, co-fundó un grupo feminista en su colegio, experimentó acoso online de algunos chicos de su colegio —”el feminismo y las violaciones son algo ridículamente agotador”, escribió— y no se detuvo. En su lugar, escribió un artículo que se convirtió en viral. Cuando hablé con ella en septiembre, estaba intentando cuadrar sus turnos como teleoperadora, babysitter para el vecindario, preparándose para la universidad mientras ayudaba en una campaña para animar a crear sociedades feministas en los colegios de todo el país. UK Feminista, una organización creada en 2010 para apoyar a activistas feministas, había sido contactada por 100 personas este año, deseando empezar su propio grupo en su colegio. A finales de agosto el día nacional contra las revistas para hombres incluía 19 manifestaciones en todo Reino Unido.

Miles de feministas más unieron sus voces online. Bates y Soraya Chemaly, de 47 años, estuvieron entre las que comenzaron una campaña contra las páginas misóginas en Facebook, que incluia grupos con nombres como “violar a una zorra preñada y decirle a tus colegas que has hecho un trío”. Quienes lo apoyaban enviaron más de 60.000 tweets durante una semana esforzándose para convencer al coloso de los medios sociales que cambiase sus políticas de moderación de grupos.

Las Southall Black Sisters se manifestaron fuera de las oficinas de UK Border Agency (Agencia de control de aduanas) contra las leyes discriminatorias racistas y la propaganda, incluidas las infames furgonetas “Go Home”. [enlace propio a noticia]. También se manifestaron como muestra de solidaridad con manifestantes en Delhi, que comenzó una oleada de manifestaciones tras la muerte de una mujer que fue violada en grupo en esa ciudad el pasado diciembre, manifestaciones contra la cultura de la violación que rápidamente se extendieron a Nepal, Bangladesh, Pakistan y Sri Lanka. El African LGBTI Out & Proud Diamond Group se manifestó enfrente de Downing Street tras la imputación por la agresión sexual en el centro de expulsión de inmigrantes de Yarl’s Wood.”

CONTINUARÁ….

imagen de cabecera: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:8_mars,_Stockholm,_Sverige.jpeg

5 Comentarios a “La cuarta ola del feminismo
(The Guardian/Kira Cochrane)-Parte 1.”

  1. […] feminista como Simonetti es activista de las minorías sexuales. El problema que existe en esta cuarta ola del feminismo es lo que puede terminar de matarlo. La segmentación de audiencias reinante, es igual de grande, […]

  2. Nyan dice:

    ¿Es la cuarta oleada realmente necesaria? Si buscamos una igualdad de genero, ¿por que no buscarla en ambos generos? Se que muchas feministas dicen que el feminismo busca la igualdad por parte de ambos, pero por definicion estas afirmaciones son incorrectas. Respecto a lo de el aumento de denuncias por acoso sexual, estamos creando una sociedad de “feministas” victimistas que crecen pensando que el hombre por definicion es un machista misogeno y violador. Creo que lanzar este pensamiento es igual de sexista que cualquiera que se haga hacia la mujer y por tanto pienso que esta 4 oleada es innecesaria, y que habria que regirnos por la logica y la biologia, y no por lo “justicieros sociales”. La verdad es que me gustaria enterarme un poco mas, porque llevo toda mi vida siendo feminista, pero este ultimo año he cambiado de opinion, aunque aun sigo pensandomelo… Si pudieseis responder ;)

    • feminista dice:

      Es mucho peor…, ¿Recuerdas cuando hace décadas se escuchaba continuamente por TV “el ladrón gitano”?…, pues que los gitanos se convertían en ladrones.
      Se demostró que una chaval guitano tenía, gracias a esas frasecitas, menos posibilidades de conseguir trabajo y además tenía muchas más de convertirse en ladrón…, al cavo, pensaban, si mi amigo roba no está tan mal, “al cabo somos gitanos y es lo que hacemos”…, de allí a hacer lo mismo…, sólo un paso.

      Estudios sociológicos han visto un incremento que el 40% (un incremento del 5.000% en 20 años) de nuestras niñas de 12 años creen que los chicos deben ser CELOSOS y AGRESIVOS…, y ellos, como los gitanillos, a de cumplir con las expectativas.

      El feminismo de 4ª hola, no recuerda al machismo (que también indicaba facultades femeninas… aunque no fuera su cerebro). Ese “feminismo” que no otorga facultad alguna del hombre, recuerda a cómo hablaba a los judíos el principio del nacismo…., luego pasó lo que pasó.

    • Larissa Villarreal Villarreal dice:

      Claro que es necesaria, “la cuarta ola” como las olas anteriores respondieron a las problemáticas de su tiempo y funcionaron con los medios de su tiempo, a la vez que los transformaron, la característica más evidente de “la cuarta ola” tiene que ver con los alcances de los medios de comunicación actuales y con la circulación de información en internet. Vivo en México, un país con una cultura que tiende a ser agresiva con las mujeres (como muchos otros países) en el que fuera de ciertos círculos, hay poca apertura al debate, si no fuera por la difusión que internet permite, el trabajo de informar en cuestiones de género sería mucho más díficil, así como hacer visibles los casos de feminicidio.

  3. feminista dice:

    Siempre me he considerado feminista, me eduqué en valores de igualdad.
    Sin embargo, últimamente y cada vez más, me he enfrentado con argumentos “feministas” (yo le ponía comillas) que exponían la diferencia hombre-mujer usando términos iguales a los que anteriormente tanto peleé contra el machismo.

    Ahora lo entiendo, hay una cuarta ola de feminismo…, que es machismo puro y duro, pero que recoge todos los apoyos que el feminismo real cosechó.

    Como dijo Clara Campoamor: “«La victoria total, completa, aplastante de un bando sobre el otro, cargará al vencedor con la responsabilidad de todos los errores cometidos y proporcionará al vencido la base de la futura propaganda”

Dejar una respuesta a Música y feminismo en el 2014 ¿se nos rodó la tuerca? | ES MI FIESTA

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo