Selección de idioma

Las series de televisión y el poliamor: modas, estereotipos y sorpresas

5 febrero, 2020 a las 9:11/ por
grace frankie

Como suelo decir, el poliamor se ha convertido en un cambio de mentalidad, como lo fue el divorcio. La anarquía relacional lo será en 2020 cuando Oveja Roja publique el libro dentro de poco, como una pieza a sumar al de la Vasallo. Y otras formas de relacionarse se irán aceptando según nos vayamos alejando más y más del modelo matrimonial para toda la vida donde sólo hay dos personas hasta que se mueren. Puede parecer que hace mucho que existe el divorcio, pero en nuestro país existe el divorcio de mutuo acuerdo desde 2005 (poder divorciarte porque no quieres seguir en esa relación, sin tener que acusar, obligatoriamente, a nadie de nada). Y ya existían y existen muchos modelos de familias en realidad: seguir la crianza con tu ex, convivir con relaciones anteriores, decidir convivir con tu ex que ahora no está tan bien de salud, pasar a ser parte de nuevas crianzas de tus nuevas relaciones…

Todos esos cambios se han reflejado en las series de televisión, que han visto que es un tema que interesa y mucho. Si alguien esperaba que hiciera un largo listado de películas y series relacionadas con el tema, no lo haré. Esos inmensos listados hace imposible saber cuáles son más relevantes y cuáles son otro “triángulo amoroso” más. Hay mil películas que están relacionadas con el tema de una forma y otra. En IMDB, por ejemplo, tenéis este listado de 135 películas. Y a mí, sinceramente, esos listados siempre me han valido de poco, excepto encontrar que tenemos apuestas interesantes desde los años 30, Una mujer para dos (Design for living) ojo, que incluye spoilers… El tema para una película que me aporte algo no es tanto si se lian tres o cuatro personas simultáneamente, sino que me gustan especialmente unas y me parecen irrelevantes estereotipos como “Tú, Yo y Ella” de Netflix.

 

grace frankie

La serie que más me gusta en este momento es “Grace y Frankie”. Para quien no la conozca, es la serie sobre dos matrimonios heterosexuales, con dos hijos uno, y dos hijas el otro, en el que los dos maridos comienzan una relación entre ellos y se divorcian de sus esposas. A pesar de eso, toda la red se sigue relacionando toda la serie.

Una serie perfecta para ver muchos matices, transiciones entre relaciones, formas de tratarse, el cuidado de la red, los lios de comunicación en la red (especialmente bueno para eso el capítulo “Los secretos”). Ahí creo que se aprende más sobre las diferentes formas de relacionarse, y la flexibilidad que hace falta, en lugar de series y películas más estereotípicas sobre el tema. Y no, nunca se menciona la palabra poliamor.

La otra serie que ha tocado el tema es “La que se avecina”. Sí, ya sé que todo todo mal. Pero confío en la habilidad de quien la vea online para saltarse el resto de historias e ir directamente a la historia de la pareja, que tiene una niña, que comienza una relación de convivencia temporal con una chica. La historia a tres se ve brevemente en el capítulo 10 de la temporada 11, pero se desarrolla de forma interesante en Capítulo 11, capítulo 12 y capítulo 13. Siendo una serie, la historia a tres pasa rápidamente de trío a relación poliamorosa ¿Dónde está el interés? Pues por los guiños culturales (como la relación necesaria de pareja entre Sartre y Simone de Beauvoir, pero las contigentes con terceras personas), pero sobre todo por el desarrollo acelerado a las complicaciones cuando cada persona busca un modelo diferente de relación, como el lío de la convivencia o el momento en que la nueva chica deja caer la idea de qué pasaría si quisiera tener una criatura con el chico… Una opción posible que pocas relaciones contemplan.
SPOILER: Se resuelve de la manera habitual en relaciones a tres donde ya existía una relación previa.

 

wanderlust-playlist-1

Aparte de esas dos, la serie que me gustó mucho también es Wanderlust, también en Netflix ¿Qué me ha gustado de esa serie? El que van tomando decisiones muy habituales y erróneas. Poniendo límites que no se prevé cómo van a ser. Me produce mucha ternura la serie por lo humanamente que lo retrata.

 

PELICULAS

Aparte de eso hay películas que siempre he recomendado, no por el trabajo de actores y actrices (cada cual tiene sus preferencias) sino por la manera de plantearlo. En ese sentido siempre me ha gustado la manera de hacerlo en Dieta Mediterránea, ya escribí sobre ella en el blog hace un año. donde tampoco se pronuncia nunca la palabra poliamor.

Y como documental, me parece que aporta algo más que lo típico el que ha hecho la directora gallega Xudit Casas, Amar en libertad. Se proyecta en Madrid el 14 de febrero. Estos son los datos por si os interesa verlo.

14 de febrero 2020: Proyección y coloquio con la directora Xudit Casas y modera el Colectivo Poliamor Madrid. Hora: 22:00. Lugar: Cine Artistic Metropol. Dirección: Calle Cigarreras, 6. 28004. Madrid, España. Metro: Acacias / Puerta de Toledo (L5) y Embajadores (L3). Autobuses: 34, 36, 62, 116, 118, 119. Cercanías: Pirámides ó Embajadores. La entrada cuesta 6 €. En taquilla no se aceptan pagos con tarjeta de crédito. Consigue tu entrada on-line aquí: https://entradium.com/events/amar-en-libertad-2019

Lo muy acertado de ese documental, creo yo, es que NO incluye la vida diaria de nadie como en un zoo. Esos intentos siempre salen mal, porque se intenta que se VEA en lugar de que se ENTIENDA dónde está el cambio. Y entonces les dicen a los miembros de la relación, que se toquen, se acaricien… lo que termina pareciendo una comuna, un trío que folla a tres… y claro, la realidad es mucho menos visual. Eso le pasó a Samantha Villar hace años, que había poco morbo que enseñar. Espero que estos pocos ejemplos ayuden a saber más sobre el tema, sin tener que sacar conclusiones después de ver 150 películas :-D

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo