Selección de idioma

Lo que cuesta poner algo en marcha

23 febrero, 2013 a las 11:00/ por
6a00d83451b31569e2017ee8407661970d-500wi

El post original, de Seth Godin, va sobre cómo es la montaña rusa de emociones al publicar un libro. Yo, la verdad, creo que aunque lo podría poner bajo el título de gestión, es una manera de verlo que vale para cualquier cosa: Poner una fiesta en marcha, abrir tu tienda, empezar tu negocio, diseñar esa app que se te acaba de ocurrir, proyectos activistas que pones en marcha… ¿Incluso un bebé?. Es la montaña rusa de poner algo en marcha en lo que tienes mucha ilusión, algo que esperas que se difunda, que vaya adelante…y a lo mejor parece que no funciona tan bien como esperabas. @CaterinaMedicea me pasó el enlace aplicándolo a otra cosa que un libro, pero seguro que no tienes problema en adaptarlo a alguna situación que te toca directamente. 

Creo que además es interesante porque, ojocuidao*, en España somos especialistas en el punto 1… Emoción, emoción, intentarlo un par de veces… unas cañas… olvidarse del tema… dejarlo un poco apartado… ¡OH, TENGO OTRA GRAN IDEA!. Emoción, hagamos algo! Empecemos! Mañana a las 10… ¿Mañana? Yo no puedo. ¿Por la tarde?¿Y por la noche?. Bueno, quedamos por la noche y es in-cre-i-ble pero ¡¡se me acaban de ocurrir otras dos ideas más!!. Y así, se revolotea de una idea a otra pero no se acaba perfilando y terminando la primera. Porque planificar, reunirse, entregar, valorar… ¡uy, vaya rollo!. Yo creo que en España (¿o el Mediterráneo?) somos especialistas en deprimirnos en el punto 2. O si no, de no superar el 4. Igual soy pesimista y no lo veis así…

“Quizá te ha pasado algo parecido a esto. Esto va acompañado1 de un gráfico de cómo es lo de escribir un libro, siendo la alegría el eje Y con el tiempo en el eje de abajo.

1. La frenética alegría de la invención. Aparece la idea, es brillante, es perfecta. No puede esperar para contarla.

2. El primer golpe de la realidad. Ahora que le he lanzado la idea a alguien (y ahora la pelota está en mi tejado), la realidad de qué hay que hacer aparece exactamente cuando la alegría de la emoción desaparece.

3. ¡Espera! La pausa épica de la realidad. No es tan malo como creía. Veo el camino, creo. Aún tengo un problema, por supuesto, pero quizá…

4. El terrible golpe de atascarse. Ese camino que veia no funcionó. Los datos no los tenemos. La gente que importaba ha dicho que no. La gente en puestos decisivos ha dicho que no. No veo ninguna magia. Snif.

5. Subidón. Esta es la razón por la que empecé a hacerlo. Las promesas hechas fruto del punto 1 me han ayudado a superar el golpe terrible y las luces empiezan a aparecer, y mi movimiento, mi incansable movimiento puede que sea contagioso. No hablemos de esto, que no quiero que se desvanezca.

6. Las dudas del cerebro reptiliano2 justo antes de publicar. Veo las notas que me han mandado de vuelta, todas las correcciones, la cara no-tan-entusiasmada de alguien en quien confiamos y lo ha leído… Estoy buscando en todas partes pistas que me avisen de la tragedia inminente y sí, hay están.

7. Darse cuenta de que no es lo suficientemente bueno. Esta es una de las cimas de la montaña, pero no la más alta que va a haber que superar. Optimistas bienvenidxs. No es perfecto, pero va a salir, buena suerte.

8. Depresión post-parto. “¿Por qué no has leído todavía mi libro?”.

9. Vida. Y este es el largo camino, el libro en el mundo, oir que el libro sigue impactando a la gente diez años más tarde de haberlo publicado. Los adornos de la pomposa inauguración ya se han quitado y no hay nadie ya para escribir una reseña mordaz, porque el libro está solo, llegando a la gente, difundiéndose y existiendo.

Y entonces, a veces, el punto 1 vuelve a suceder. O no.”

—————————————————————————————————————————–

*Expresión habitual en tuiter 

1 Leido por RSS no se ven las imágenes, deberás entrar en el post para poder ver el gráfico. O ver la del post de Seth Godin.

2 El cerebro reptiliano es una manera de llamar a los instintos más básicos e inconscientes, como el miedo.

Aclaraciones sobre este post:

1. Todos los derechos son de Seth Godin, obviamente. Si me diese el toque para que quitase el post, lo quitaría.

2. La fuente original del texto es su blog: http://sethgodin.typepad.com/seths_blog/2013/02/the-roller-coaster-of-shipping.html

3. Me puse en contacto con él en su momento por si le parecía bien que yo tradujese diariamente sus posts al español. Hasta ese punto me gusta lo que escribe, y cómo lo escribe. Me comentó que no tenía manera de asegurarse que sus textos eran traducidos con el sentido que él le quiere dar. Cierto. Puedes escribir algo y presupones la reacción al leerlo en tu idioma, pero ¿en otro?

4. Así que esto es una traducción “no oficial”, que sólo hago por el interés que creo que tienen muchos de sus consejos. Si os interesa lo que comenta, tiene libros traducidos al español: Hazlo, ¿Eres imprescindible?, Tribus, La vaca púrpura… 

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo