Selección de idioma

Nudocentrista (por Esinem)

16 octubre, 2012 a las 11:00/ por
Screen Shot 2012-10-15 at 19.14.37

¿Te aburre mirar cuando practican bondage? Igual es fácil de entender, leyendo a Esinem… “Puedes ver a quienes no han desarrollado esto por la absoluta concentración que muestran cuando atan y la manera en que se centran en los nudos, sin darse cuenta apenas de su pareja. Es aburrido experimentarlo y más aburrido mirarlo.”
Traduzco su post reciente en su blog, “Knot Focused”.

“Uno de los principales problemas que me encuentro en quienes practican bondage es que a menudo se vuelven “nudocentristas”. Con esto quiero decir dos cosas: Primero, que confunden el kinbaku1 con hacer nudos y, segundo, se centran en los nudos olvidándose de su pareja. Así que centrémonos en los dos temas.

Para el kinbaku hay que aprender un par de nudos básicos pero aprenderse de memoria el libro de nudos de Ashley o conseguir una medalla de los Scouts no ayuda mucho. Valoraría más el tener experiencia bailando tango que, como el kinbaku, se trata de expresar pasión y emoción. La cuerda es simplemente una herramienta para transmitir esa energía. El ejecutar meticulosamente los más de sesenta pasos de un box-tie de Osada no va a hacer que tu pareja se derrita en tus brazos sin ese intercambio, al menos que te haya tocado  alguien que es yonki de las cuerdas y que se calienta con solo mirarlo. No te equivoques, se trata de usar la cuerda para provocar, controlar, dominar, exponer, manipular o para el SM. Esto requiere que uses la cuerda con cuidado, de como un ejercicio técnico. Se debe buscar el grado correcto de velocidad, tensión y fuerza con la actitud apropiada. Piensa sobre lo que vas a transmitir. ¿Ternura?¿Un control y dominación firme pero suavemente a la fuerza?¿Dolor?¿Vergüenza?¿Un sentimiento de vulnerabilidad?¿Una pasión arrebatadora?. Por supuesto, pueden mezclarse y alternarse. Me han dicho a menudo que no saber lo que va a pasar puede ser muy excitante. En cierto sentido es como el principio de muchas artes marciales de mantener en desequilibrio a tu oponente. Con las cuerdas, puede ser un desequilibro físico, al empujar o tirar de tu pareja o atarla así, y un desequilibro mental a través de lo inesperado. Intenta evitar la predictibilidad, especialmente con las personas que son atadas a menudo. Sacar a relucir cada vez los mismos trucos viejos es como hacer el amor siempre de la misma manera, usa la creatividad.

Centrarse demasiado en los nudos o las ataduras mismas es el resultado de la falta de familiaridad y de práctica. Demasiado a menudo lxs estudiantes quieren apresurarse para aprender el siguiente nudo para su repertorio sin haber aprendido correctamente los que se les han enseñado. Esto tiene dos resultados negativos: Para empezar, acelerar el aprendizaje significa que el perfeccionamiento se pierde y aparecen los errores. No puedes aprender un correcto takate-kote en los aproximadamente 40 minutos que me han permitido en algunas clases a no ser que seas algún tipo de prodigio natural con las cuerdas, ni puede aprenderlo de un libro como “Complete Shibari”. En el segundo caso, se han omitido muchas cosas y las ilustraciones tienen serios errores. Por ejemplo, no se menciona las importancia crítica de la tensión de las ataduras envolventes [wraps]. Las fotos de ejemplo son tan malas que las uso para poner a prueba a mis estudiantes y ver si son capaces de detectar los errores, como ataduras desequilibradas, ausencia de pequeños rozamientos [compacted frictions], ataduras demasiado apretadas en las muñecas y haberse equivocado al hacer nudos que no deben apretar. En mi opinión una educación correcta de alguien que sabe atar correctamente es un pre-requisito básico. Es muy fácil aprender una versión alterada que es el resultado de errores que se han ido colando. He pasado varios días estudiando el takate-kote de Osada Steve de primera mano y aún así aprendí mucho de las sesiones posteriores. Debo de haber atado miles de veces pero siempre hay algo más que aprender. A partir de ahí, es cosa tuya practicar hasta que puedas atar con los ojos vendados. Sólo cuando eres capaz de atar sin pensar debes pasar al siguiente paso. Si te estás preocupando por la atadura, estás centrándote en los nudos y no estás pensando sobre tu pareja. Piensa qué es mejor ¿que tu amante sea regular y pase torpemente por todas las posturas del Kama Sutra o que tu amante sea capaz de saber qué está haciendo con una variedad menos amplia?. Este es el segundo problema, por lo que practicar es esencial para desarrollar una “memoria muscular” que significa que no tienes que pensar sobre ello. Es la misma habilidad que te permite atar los cordones de tus zapatos automáticamente o a un soldado desmontar y volver a montar su arma en la oscuridad. Cuando tienes qué pensar cómo lo hiciste es señal de que estás alcanzando ese nivel. Puedes ver a quienes no han desarrollado esto por la absoluta concentración que muestran cuando atan y la manera en que se centran en los nudos, sin darse cuenta apenas de su pareja. Es aburrido experimentarlo y más aburrido mirarlo. Recuerda, ¡asegúrate que no ser nudocentrista!”


1 “Desde un punto de vista puramente léxico, shibaru (縛る) es el verbo “atar”, tal cual, que nominaliza como “atadura” o shibari (縛り); mientras que kinbaku (緊縛) está formado por los kanji que significan respectivamente “tenso” y “atar”, con lo que significaría “atar fuertemente“. A partir de aquí empiezan las valoraciones estético-místicas de cada cual).” [fuente]

2 Nudo-centrista: Knot focused. Concentrándose en los nudos en lugar de en la pareja o modelo.

4 Comentarios a “Nudocentrista (por Esinem)”

  1. Esinem dice:

    Foto: Navidad en “Casa Esinem” :-)

  2. Desafecto dice:

    Me alegra que lo diga un maestro. Cuando estas técnicas se convierten en un fin en sí mismo algo se ha perdido en el camino.

  3. Amarna dice:

    Maravilloso post, Mosca :) ¡da gusto leerte!

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo