Selección de idioma

Orden sexual, deseo reproductivo, heterosexualización, inferiorización y generización #mastersexologiaincisex

11 noviembre, 2014 a las 11:00/ por
3082190581_9a75c3b07b_z

Otra dosis del máster de sexología de Incisex. Lo último que he leído interesante es la máquina del orden sexual social y deseo reproductivo, y por lo tanto heterosexual, como el “normal”, sobre el que se construye la normalidad.

Y construye toda una realidad gracias a varios mecanismos: No sólo crear heterosexuales, sino CREAR HETEROSEXUALIZADORES. Que nos encarguemos de reproducir los mismos esquemas en nuestra descendencia, en un orden que tolera la homosexualidad. Y consigue que funcione ese mecanismo mediante dos herramientas

  • La INFERIORIZACIÓN: Lo que no es hetero es inferior. Se superioriza lo normal e inferioza lo “no normal”.
  • La GENERIZACIÓN: NO ha habido neutralidad en la producción social del deseo de hombres y mujeres. Se ha construido a varones como ubicuamente deseantes y a ellas para ser deseables (para desear ser deseadas).

3069685391_8eb9da3857_o

Y este es el texto completo de las notas que tomé en el máster.

“En sociedad se ponen límites al deseo y el placer, se crea un ORDEN SEXUAL cuyos fundamentos son el FUNDAMENTO REPRODUCTOR y FUNDAMENTO ROMÁNTICO, que se han aliado a lo largo del tiempo.

Deseo reproductivo: Configura el orden en el que, de los deseos posibles, se erige un deseo como el conveniente: El reproductivo, que significa que he de desear a aquellas personas con las que la reproducción sea posible, lo que lleva a que el desarrollo sea un patrón heterosexual, debo inducir una sociedad en la que el deseo sea heterosexual.

El paradigma heterosexual no es sólo que el deseo reproductivo haga posible que hombre y mujer se deseen. La construcción social de la heterosexualidad no es la creación de heterosexuales, sino la creación de heterosexualizadores. Se conduce a la descendencia a ser hombre o mujer. Somos cómplices activos del proceso de la heterosexualización a través de la construcción social de la normalidad. Se fabrica heterosexualidad, se tolera la homosexualidad.

103964414_52538608ee_z

¿Cómo funciona el proceso?¿Cómo se garantiza la eficacia de esa construcción? Poniendo en marcha un proceso instrumental y eficaz que es la inferiorización: Se consigue hacer que se vea que quien no es hetero es inferior, superioriza lo heterosexual, inferioriza lo no hetero: la homosexualidad es una identidad inferiorizada. Superioriza lo que se considera “normal”, inferioriza lo que se considera “no normal”.

El deseo reproductivo también es responsable de un segundo fenómeno: La generización: 

NO ha habido neutralidad en la producción social del deseo de hombres y mujeres. Se ha construido a varones como deseantes y a ellas como deseables. Se han creado dos géneros diferentes y distantes. La carga deseativa es asimétrica. A unos se les crea para ser ubicuamente deseantes y a ellas para ser deseables (para desear ser deseadas).

Es una de las batallas principales del siglo XXI: La REGENERIZACIÓN. Reconstrucción de lo masculino y lo femenino distribuyendo la condición de sujeto/objeto sin asimetría.”

NOUVEAU DESORDRE AMOUREUX COUVERTURE

Para seguir ampliando sobre este tema se puede leer esta entrevista a Marcos Sanz (el profesor de quién tomé esas notas) sobre el libro de Bruckner y Finkielkraut, “El nuevo desorden amoroso”, como opuesto al “nuevo orden sexual”. ¿Y qué es el nuevo orden sexual?¿Qué es el nuevo desorden amoroso? Yo es que le encuentro algo interesante en cada párrafo…

“(…)en los últimos años 60 y primeros 70 se ha establecido una nueva arquitectura ordenada de la sexualidad. Es lo que podemos calificar como la cristalización definitiva en orden de todo lo que han supuesto Masters y Johnson. Y dos, que hay un nuevo orden sexual, y hay nuevos sacerdotes del nuevo orden sexual, que son —dice Wolton— los médicos y los sexólogos, a los que junta totalmente. En cierto modo también los psicólogos, con mayores o menores conflictos entre ellos, con complicidades. Es un nuevo orden sexual que consolida lo que luego Bruckner y Finkielkraut llamarán las aritméticas masculinas, los placeres mensurables.

¿Qué significa el nuevo orden sexual? Que se ha sustituido el viejo orden sexual, que tiene que ver con un viejo orden sexual reproductivo, no especialmente tolerante, que acoge el placer, pero que, acogiendo el placer en el orden, lo somete a las reglas del orden: lo ordena. Es por tanto imprescindible entender El nuevo desorden amoroso como respuesta al nuevo orden sexual.

(…) Bruckner y Finkielkraut creen que la única manera de producir desorden en el orden sexual es sustituir el orden sexual por el orden amoroso: que el amor sea el que ordene

2053005905_bb6a1b4bbf_z

 

(…) ¿Cuál es el hallazgo, o uno de los hallazgos de El nuevo desorden amoroso? Que nos propone una inmersión interna en la sexualidad y no una inmersión externa en el contexto de la sexualidad. Lo que El nuevo orden sexual y los demás han estado proponiendo es ver la sexualidad desde fuera. Lo que Bruckner y Finkielkraut nos proponen es hacer un análisis rigurosamente semántico de cómo es la sexualidad. Y a partir de ahí descubrir la relación sexual codificada. Lo que ellos descubren es, primero, que la sexualidad tiene un inevitable sesgo masculino. Primer elemento clave, primera luz roja que se enciende: Mujeres, 1977, el nuevo orden sexual os reclama. El nuevo orden sexual, que es un orden masculino y dictado por los varones, os reclama. Está en condiciones de reclutaros para que forméis parte del orden; más aún: os necesita. Porque ya tiene las condiciones para acoger en cierto modo vuestro placer, siempre y cuando ese placer sea parecido, semejante, homogéneo al placer de los varones, que actúa como placer generalizado, como modelo universal de placer. Pregunta a las mujeres: ¿vais a querer como modelo de sexualidad una sexualidad que no puede ser modelo? ¿Vais a querer como modelo de sexualidad una sexualidad miserable, que es la sexualidad de los varones? Por lo tanto, primera llamada, primera luz roja. Ya se dan las condiciones -es lo que dice el libro- para que a las aritméticas masculinas se le sumen unas aritméticas femeninas. Ya se dan las condiciones para que los placeres mensurables que han sido en su origen masculinos sean también femeninos. Vosotras veréis.

(…) el lugar donde se da el coito más matrimonial es el encuentro. Esta es la paradoja. Y el lugar donde se destruye la relación sexual codificada y se inventa la sexualidad es la relación. Esta es la paradoja. Por eso el nuevo desorden necesita ser amoroso.”

 

Aquí se puede leer la entrevista completa.

IMAGENES

1 Comentario a “Orden sexual, deseo reproductivo, heterosexualización, inferiorización y generización #mastersexologiaincisex”

  1. “Hacer un análisis rigurosamente semántico de cómo es la sexualidad”. Supongo que eso quiere decir aplicar los métodos del desconstruccionismo post-modernista a la sexualidad. ¡Fantástico!

    Y esos libros, ¿dan algún tipo de evidencia a todas esas teorías? ¿Qué criterios de falsificabilidad tienen? ¿O son puras pajas mentales (nunca mejor dicho)? ¿Se admite la disidencia, la crítica, las preguntas?

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo