Selección de idioma

Para avanzad@s en el BDSM: Shadow BDSM (1)

27 mayo, 2010 a las 6:00/ por

“Shadowing (practicar Shadow BDSM) [paso de usar términos que compliquen saber de qué estamos hablando, como BDSM de las sombras] es básicamente psicología de la dura (con énfasis en lo de “dura”) pero no por eso se puede decir que lo físico no juegue un importante papel.
El shadow BDSM es casi lo opuesto a un mindfuck. Con un mindfuck lo que intentas es “engañar” a la mente haciéndole creer que algo va a suceder. En el shadowing o Shadow BDSM, necesitas entender que la mente ha tenido una experiencia y tú necesitas sacarla a la luz de manera que se pueda actuar sobre ella abiertamente. El shadowing se sumerge (normalmente) en el pasado de una persona y va mucho más allá de expandir unos límites. Puedo explicarlo mejor con un ejemplo.
Cuando era una niña, abusaron de mí, a menudo con un cinturón, otras con una percha, normalmente con un cepillo del pelo. Michael y yo estábamos en St. Augustine una vez, y empezó a usar un cepillo del pelo para azotarme y perdí los papeles. Suelo hacer cosas duras en el BDSM, y me gustan juegos bastante intensos, así que nunca podrías pensar que un cepillo del pelo podría ser intenso o dar miedo. Pero algo hizo “clic” en mi cabeza y en mi misma. No estoy segura y no puedo hablar por Michael sobre su reacción a la situación, pero sí sé que se sorprendió de la violencia y la intensidad de mi reacción a algo tan inocuo como un cepillo del pelo. De repente no era una mujer adulta. No tenía seguridad en mí misma, estaba insegura. Michael no estaba conmigo en la habitación. Yo tenía ocho años y mi madre me estaba pegando otra vez. No puedo explicaros lo terrorífico que fue eso para mí en ese momento. Todo pensamiento racional desapareció de mi cabeza y no pude parar de llorar o de temblar.”
————————–
El artículo que traduzco está en esta dirección.
Autor: Lady Celeste ©
Traducción y adaptación: La Mosca Cojonera (ver condiciones de licencia Creative Commons en la columna de la derecha).

6 Comentarios a “Para avanzad@s en el BDSM: Shadow BDSM (1)”

  1. Jota dice:

    ¡Hola! A mí también me alegra saber de ti, ver que sigues en activo y que ya puedo acceder a tu blog sin invitación, lo que significa que podré seguirte la pista más a menudo.
    Qué alegría, verte por mi bandeja de entrada después de tanto tiempo…

    Y respecto al artículo, cada vez es más evidente que mente y cuerpo están tan íntimamente conectados que todo lo que nos pasa en el último obedece a fenómenos de la primera.

  2. ¿? sin invitacion?
    nunca ha hecho falta para entrar a verlo…

  3. Palermo dice:

    Algo asi no roza, lisa y llanamente, los limites de la tortura a secas?

    saludos
    Horacio

  4. hay terrenos como los mindfuck, con esto o con cualquier práctica de riesgo, que necesitan que quien participa sepa muy bien lo que esta haciendo.

    De todos modos ya contaré más adelante mi opinión sobre estas cosas…. :-) paciencia! :D
    Saludos

  5. Anonymous dice:

    Qué excitante jugar a eso con un buen compañero de juego.

    uma

  6. Anonymous dice:

    Si tienes un trauma real creo que solo es buena idea revivirlo ayudado por un profesional si es necesario en la terapia.
    Como juego BDSM no creo que sea nada sano desde el punto de vista psicológico pues el BDSM es un juego de rol, con todos los códigos y seriedad que queráis, pero un juego…los traumas no tienen ni puta gracia y menos jugar con ellos; a no ser que los tengas mas que superados y te divierta vacilar con tus antiguos fantasmas (eso si podría tener algún morbo).

    Besazos,

    Erised

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo