Selección de idioma

Personas negras y poliamor

10 enero, 2018 a las 14:34/ por
ethical slut third Screen Shot 2017-08-14 at 12.18.31

 

Estoy traduciendo la tercera edición de The Ethical Slut (Etica Promiscua). Tiene capítulos nuevos sobre consentimiento, contenidos sobre asexualidad, sobre no binarismo y hay un apartado que se llama: “Black and Poly”. De nuevo, como comentaba ayer, se puede caer en la obviedad de pensar que “black” es “negro”… pero no exactamente. En EEUU y Reino Unido es fácil usar “black” para un colectivo muy diverso porque… un leve tono de piel más oscuro te hace dejar la categoría de “piel blanca” para caer en ese amplio grupo de “personas con una piel que no es blanca” (también pasa en países nórdicos como Dinamarca, pero no sé que palabra usan como equivalente a “black”). Es decir, en inglés cotidiano no usan comúnmente todos los matices que usamos en españa, por ejemplo. He titulado esto “personas negras” para que se parezca lo más posible al original. “Racializadas” es el término más usado a nivel activista, pero significaría empezar a re-interpretar el original que estoy traduciendo.

Otra expresión que usan en inglés en “PoC” o “People of Color”, no como eufemismo (no es el equivalente del uso “blanco” de “gente de color”) sino como postura activista para llamar la atención sobre la discriminación que se sigue sufriendo por mucho que se pretenda argumentar que no hay ninguna. Lo que sucede en nuestro país es que precisamente a quienes designa ese concepto no están nada a gusto con la expresión “gente/personas de color”. En su lugar se prefiere usar “personas racializadas”, llamando la atención sobre el hecho de que es una cuestión cultural que se te vea de una raza u otra y todo lo que de ahí se deriva. Obviamente la piel tiene un color u otro, pero prueba a irte a vivir a Dinamarca y verás cómo cambia la percepción que tienen/tienes de ti respecto a la que tenías viviendo en españa. Que se lo digan a Lille Skvuat o Miguel Obradors (y otros que conozco, de un barcelonés indignado por ser llamado negro en Reino Unido).

Hay que tener en cuenta que el texto recoge cómo se vive en EEUU. No quiere decir que sea la experiencia sobre la que nos tenemos que guiar, pero sí puede valer para quien no se ha dado cuenta, que desde los 70 las pieles de quienes se definen como poliamorosas son en un 99% blancas y que no ha sido hasta ahora cuando eso ha empezado a cambiar. Y ayudará a tener los oídos más abiertos para recoger las experiencias de las personas racializadas.

Así que allá lo va (después de la foto), el texto tal cual irá en la publicación de la nueva edición de Etica Promiscua (antes de la última corrección por la editorial).

 

ethical slut third Screen Shot 2017-08-14 at 12.18.02

 

Personas negras y poliamorosas

Estas son algunas de las ideas sobre el poliamor y la manera en que funciona en las comunidades negras de nuestras amistades Ron y Lisa Young, que co-fundaron el grupo internacional de apoyo Black & Poly (blackandpoly.org), que amablemente nos han permitido incluir este extracto de su libro, que se publicará en breve, “Love: A Black Love Revolution”.

“Muchas de nosotras no estamos buscando “alguien extra” para tener sexo sin compromiso y cariño de vez en cuando; podemos ver la libertad y apertura del poliamor como clave para nuestra supervivencia. Para muchas personas de color, de todos modos, es fácil conectar a un nivel superficial pero un vínculo complejo y el amor romántico son muy jodidos. Esta es la razón.

Imagínate intentar amar a alguien cuando todo a tu alrededor está sistemáticamente organizado para separaros. Para las personas negras, primero fue la esclavitud, luego las leyes Jim Crow* (Leyes de segregación racial), luego las prestaciones sociales y ahora el encarcelamiento masivo: No hemos tenido tiempo para concentrarnos en el amor. No hemos tenido tiempo para acomodarnos mutuamente de manera confortable. Por supuesto, tenemos amor, familia y comunidad dentro de nuestras casas, pero sacar esos sentimientos a la calle pueden ser un problema muy serio.

Nos han enseñado que para sobrevivir en este mundo, debemos ser fuertes… pero eso no funciona para relacionarnos mutuamente. Nuestra cultura nos ha dicho que mantengamos unos límites fuertes para protegernos: Que no nos destrocen, se aprovechen, nos roben lo indispensable como seres humanos y que nos despojen de nuestra dignidad. Este miedo a menudo nos lleva a rechazar todo lo que nos pone en situaciones vulnerables, redirigiendo nuestra atención lejos del hecho de que sólo mediante la vulnerabilidad podemos encontrar la auténtica fuerza, crecimiento, belleza y sobre todo amor.

Como personas negras, nos enviaron aquí como objetos. Mediante el poliamor, recibimos la única y feliz oportunidad de definirnos nosotras. No queremos ser vuestros “Machos Mandingo” ni vuestras “Princesas de Ébano” o solamente asistir a vuestras fiestas sexuales. Queremos que se nos respete como iguales cuando se trata de construir algo real, poliamoroso y tangible. Vemos que el amor es abundante en la comunidad y a veces sentimos ese amor expandirse e incluirnos.

Pero todavía hay una inmensa brecha entre nuestra comunidad y las comunidades poliamorosas blancas ¿Cómo vamos a superar esa brecha?”

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo