Selección de idioma

¿Por qué tener dos relaciones a la vez es (potencialmente) tan inestable?

5 enero, 2021 a las 11:23/ por
7

Un error muy común en relaciones no monógamas (de cualquier tipo) es creer que tener dos relaciones simultáneas multiplica por dos lo que sucede cuando se tiene una. En realidad, lo multiplica por siete.

En realidad hay siete sistemas (siete “frentes”, siete espacios). Son siete relaciones simultáneas en las que suceden cosas, permanentemente, y lo que sucede en cada uno de esos espacios afecta a los otros seis. Por eso, algo aparentemente manejable, como tener el doble de alegrías, tristezas, responsabilidades, satisfacciones y disgustos en realidad siempre es más complicado de lo esperado.

¿Por qué siete, en lugar de dos?

Imaginemos que Ana tiene dos relaciones: Bea y Carlos. Ana es el vértice. Bea y Carlos no tienen relación entre sí. Es decir, no son una trieja, no se acuestan entre sí ni se implican a tres bandas. Pero Bea sí sabe que Ana tiene una relación con Carlos y Carlos sí sabe que Ana tiene una relación con Bea.

¿Qué siete relaciones hay?

1. La relación de Ana con Bea

2. La relación de Ana con Carlos

3. La relación de Bea con Carlos: Sea cual sea el tipo de relación que tengan entre sí, van a afectar a las otras dos relaciones. Si se odian y no se dirigen la palabra, las cosas se harán muy complicadas. Si Bea y Carlos se llevan bien, también afectará a todas las relaciones. Si tienen una visión más colectiva, como una red, buscando que haya una retroalimentación positiva entre los tres miembros de la relación, también se notará.

4. La relación de Bea con el par Ana+Carlos: Como se vaya sintiendo Bea, lo que piense de la relación, también se verá afectado por la relación que haya entre ella y el par Ana+Carlos ¿es bienvenida cuando se juntan Ana y Carlos?¿cómo se entera de los cambios?¿van de vacaciones siempre a tres?¿cómo se deciden los planes?¿conviven?¿no conviven?¿quién convive con quién? Miles de pequeños detalles cotidianos también afectarán a todas las relaciones a la vez y a la red (polícula) en su conjunto.

5. La relación de Carlos con el par Ana+ Bea: Lo mismo, en la dirección opuesta.

6. La relación de Ana con el par Bea+Carlos: Las emociones, sensaciones, experiencias, expectativas que Ana tenga sobre cómo se caen de bien o mal, cómo colaboran o no, si se odian o se acaba transformando la naturaleza de su relación, también afectará.

7. La relación Ana+Bea+Carlos: La relación como grupo también afecta a cada una de las otras seis relaciones y esas seis relaciones afectan a esa relación como grupo.

 

La existencia de todas esas relaciones simultáneas es una de las razones (pero no la única) por la que las cosas se pueden complicar tanto cuando se está en el nivel más básico de las relaciones simultáneas. Cuántas más personas sumemos a la red, más se complican las interacciones. Si hay una retroalimentación positiva en todas ellas, el resultado es muy bueno… pero cuándo las cosas se complican, hay malentendidos, diferencias y las mil cosas que pasan en la vida, los problemas también pueden escalar muy rápido. Esto es parte de lo que cuento en los cursos que daré este año (como talleres, como formación, como cursos…) y que también nos viene muy bien tener presente quiénes vemos esto muy a menudo en consulta. Y para quienes lo aplican en su vida diaria, espero que esto les resulte útil para entender algunas de las cosas que pasan en no monogamias. Esta no es la única explicación de todo lo que suceda, sino que hay que sumarlo a la personalidad de cada cual, a sus dinámicas en las relaciones, su forma de vincularse, sus experiencias anteriores y, en general, todo lo que va formando parte de nuestra biografía.

 

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo