Selección de idioma

¿Qué hacer si algo sale mal en una sesión siendo tú la persona que domina? (2)

4 septiembre, 2014 a las 11:00/ por
5754766455_1fb2c969af_z

Accidentes físicos

“A menos que tengas tan buena puntería como Annie Oakley y sólo tengas sesiones con bottoms con una salud perfecta, es razonable esperar que puedan aparecer problemas físicos durante tu sesión. Pueden ir desde azotes que caen fuera de donde debían o pinzas que se sitúan sin querer sobre algún nervio hasta infartos y convulsiones.

Si el problema físico se debe a un error tuyo, la manera de manejarlo depende del tipo de sesión que estás teniendo. Es obligatorio, de todos modos, que reconozcas de alguna manera que ha sido tu error. Si tu bottom piensa que no eres consciente de que has metido la pata, empezará a preguntarse de qué otras cosas no eres consciente y perderá su confianza en ti.

9775795781_c87439656d_z

Si simplemente estáis explorando sensaciones, no tiene nada malo decir “¡ups!” o “¡perdón!”. Pero si se supone que eres una mistress experta o un torturador terrorífico, no es posible hacerlo. A veces, simplemente poniendo tu mano en el lugar dónde se cometió el error y frotando suavemente la piel es suficiente para que tu bottom sepa que eres consciente de que no se ha provocado la sensación que se pretendía provocar.  Si estás ejerciendo un rol cruel, puedes probar con una frase como “Sí, eso ha dolido ¿verdad?” (la risa malévola es opcional).

Si cometes demasiados errores, o son demasiado graves, tu bottom puede querer parar la sesión ¿y quien puede culparle? Pásate mucho tiempo con tu bottom decidiendo cómo procesar tus errores y si usar de nuevo esa técnica o no, sea hoy o nunca. Luego dedica mucho tiempo a practicar esa técnica, sobre ti o sobre un objeto inanimado, de manera que no cometas muchos errores la próxima vez.

6853592302_5320a1ebfa_z

Si el error es tal que necesita primeros auxilios, no te mantengas en el rol. Para la sesión y vete a por tu botiquín. Tu bottom y tú podéis decidir a medias si retomar la sesión desde el punto en que la dejasteis o no.

Recuerda, el contrato implícito que asumes cuando aceptas dominar a alguien es que cuidarás de su bienestar tan bien como del tuyo durante lo que dure la sesión. Si enferma o se hiere, tú estás al cargo, y quienes dominan bien se toman esa responsabilidad en serio. Muy pocas veces te encontrarás con emergencias auténticas en tu sesión: Las comunes suelen incluir náuseas y/o vómitos; los menos comunes (¡afortunadamente!) incluyen convulsiones e infartos. Prepararse para esas emergencias es propio de tops responsables.

8616895919_acba45b422_z

No ates a una persona que está de pie a no ser que sepas cómo la tumbarías si se desmaya, algo que no es tan raro que ocurra. Los mosquetones o broches de pánico y los cabestrantes (polea mecánica) pueden ser útiles. Ten a mano una cizalla, tijeras o un cuchillo de manera que puedas liberar a una persona con problemas en máximo 3o segundos a un minuto. Averigua antes de la sesión la dirección y teléfono del servicio de urgencias más cercano. Te recomendamos seriamente recibir formación para primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP). Algunas ciudades grandes [en EEUU] ofrecen formación en primeros auxilios y RCP sólo para practicantes de BDSM y kink, pero incluso si la tuya no lo hay, contacta con la Cruz Roja y asiste a uno o más de sus cursos”.

237778238_8368801fa7_z

—————————————————————–

Traducción propia de un fragmento de “The New Topping Book”, de Dossie Easton & Janet W. Hardy. El ebook está en Amazon por 8 euros. El formato kindle se puede leer en el ordenador, el móvil, tablet; no hace falta tener kindle, solo hace falta bajar de Amazon la app gratuita Kindle , o de iTunes, Google Play… 

 

IMAGENES

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo