Selección de idioma

¿Qué recompensas tiene dominar?

16 noviembre, 2020 a las 9:00/ por
thenewtoppingbook

“Le preguntamos a varias personas que dominan sobre qué recompensa obtenían de dominar: gracias a todas las personas que han participado por la lista que incluimos a continuación. Recuerda: cuando leas una lista de las cosas que excitan a otras personas, algunas te excitarán y otras no. No te preocupes, es prácticamente imposible que a alguien le excite todo lo que aparece en esta lista; hay unas pocas que nosotras no hemos experimentado nunca.

EMPATÍA
En lo más alto de la mayoría de listas de todo el mundo está el “subidón por la conexión”, la excitación que se siente al empatizar con la respuesta de tu bottom* a la intensidad física, emocional y sexual de la sesión. Una de las personas entrevistadas describió esa sensación como navegar en las sensaciones de su bottom.

Sin duda es una perogrullada del SM que la persona bottom es la parte que recibe la mayor parte de la estimulación. Si la empatía no funcionara tan bien, dudamos que a nadie le excitara dominar en absoluto, o si nos parecería que dominar no es más que trabajo sin nada de diversión. Pero la verdad es que nos puede estimular intensamente lo que la otra persona está experimentando. A las dos nos fascina que experimentemos un orgasmo enorme (o varios) después de unas horas de una dominación muy técnica, cuando llegamos a la parte de la sesión en que el foco está puesto en nuestro orgasmo, como si se hubiera estado acumulando más y más en nuestro interior, esperando a que tengamos el tiempo para disfrutarlo.

En el BDSM, la empatía se nos presenta como una paradoja maravillosa: como tops en nuestro rol, se nos pide a menudo mostrarnos como una persona fría, cruel e insensible, cuando de hecho lo estamos pasando maravillosamente bien con una empatía tan profunda que llega a parecerse a la telepatía. Por lo que creemos que, contrario a la opinión de quienes no saben del tema, el sadismo y la dominación consensuados son sobre todo actividades empáticas.

 

brain_mind_psychology_idea_hearts_love_drawing_split_personality-1370218.jpg!d

CREATIVIDAD
Otro disfrute de la dominación citado a menudo es la oportunidad de emplear nuestra creatividad. Podemos ser quién escribe el guion, quien produce, quien dirige y quien actúa en el papel protagonista, todo a la vez. Tenemos delante un trozo de arcilla maleable -la persona bottom- con quien podemos crear la escultura de nuestras fantasías. Disfrutamos de nuestro ingenio, nuestra capacidad, nuestra habilidad y nuestros destellos de genialidad. Ejercitamos nuestra intuición para imaginar qué haremos con esta persona en particular o cómo hacer que hagan lo que queremos. Podemos cumplir nuestra fantasía como queremos, jugar a las muñecas con gente de verdad: durante un rato podemos hacer que el mundo sea exactamente como queremos que sea. Jugamos a ser dios.

 

GRANDEZA
Cuando dominamos, nos sentimos grandes. Puede que no sea buena idea actuar con esa grandeza en las interacciones de nuestra vida diaria, y normalmente no puedes abrumar a otra gente sin su permiso. Cuando dominamos, tenemos un rol que consiste en ser una persona importante y poderosa.  Y cuando tu bottom responde a nuestro rol como gigantes, cuando nos ofrecen su confianza, su adulación y su fe tal como nos vemos en nuestras fantasías… Cuando nos vemos enormes en los ojos de la persona a quien dominamos ¡qué reflejo tan deslumbrante!

 

cat_sleeping_stuffed_toy_hug_relax_pet-1240973.jpg!d

CUIDADO
Janet recuerda algunas de sus fantasías infantiles en las que ella hacía cosas terribles a personas diminutas, a las que después podía acunar como muñecos. Cuidar es una gran parte de lo que hacemos, y la combinación de cariño y crueldad es una de las formas de llevar a la persona dominada a lo más profundo.

¿Cómo sirve de recompensa el cuidado para la persona que domina? Bueno, la persona que domina, de nuevo, es grande, y en una sesión puede ser aún mayor al poner en práctica una especie de hipercuidado, arropando a la persona que dominamos, casi como su pudiéramos absorberla. Como tops que cuidan podemos poner en práctica nuestros roles de Buena Madre o de Buen Padre, quizá de una manera que no pudimos experimentar en nuestra infancia, y así podemos reescribir la historia. En el espacio de la sesión podemos desencadenar y reinterpretar traumas y también poder ser la buena figura parental que cura las heridas. Muchas de las sesiones más profundas psicológicamente incluyen un cuidado intenso. Y en un mundo en el que la energía del cuidado puede escasear, puede ser un disfrute crear un entorno donde podemos saborearlo en abundancia.

 

BULLYING
En el BDSM podemos interpretar partes de nuestra personalidad que no describiríamos como bonitas: quien abusa, la villana o el villano, la figura inquisitorial, la figura brutal, quien traiciona… Lo malo. Y popular. Mira películas mainstream o ficción, desde bestsellers a mitología clásica, y comprueba que todo el mundo adora a un buen personaje malvado. Esos personas malvados tienen grandeza. Suficientemente grandes para cargar con todos los males del mundo, y crear todo el dolor y problemas que una persona a que le gusta ser dominada le gustaría sufrir.

¿Y qué podrías ser más prohibido que nuestra maldad? La mayoría la hemos aprendido de nuestras familias y nuestra cultura, o quizá de nuestras naturalezas más primitivas y primarias, que no están muy civilizadas. Muchas personas ve casi todas las relaciones como interacciones entre víctimas y quienes les oprimen, por lo que al dominar manifestamos nuestra faceta opresora con lo que la persona dominada puede interpretar el rol de víctima, y ambas podemos tener una poderosa y erótica experiencia. El SM nos da una forma segura de estar en el mundo con nuestra faceta opresora interiorizada, esa querida faceta abusona que tenemos en nuestro interior.

 

camera_security_monitoring_big_brother_control_surveillance_camera_video_surveillance_supervision-491100.jpg!d

CONTROL
Otra recompensa poderosa que obtenemos de dominar es la oportunidad de tener el control. Podemos ser “control queens” con permiso de la otra persona, incluso animándonos a serlo. Si disfrutamos de que nos sirvan, el mundo parece un lugar mucho más feliz y calmado cuando tu café por la mañana está exactamente a la temperatura que te gusta, justo con la cantidad que quieres de leche y azúcar. Y hay un disfrute extra en saber que tus necesidades y deseos están resonando en la cabeza de tu amante, incluso cuando no estás allí para expresarlas.

 

HABILIDAD
Muchas personas que dominan que solían ser sobre todo la parte dominada hablan de una fuerte motivación de poder hacerlo bien: Si alguna vez has sido la parte dominada que pensaba que ese nudo estaba demasiado flojo, y que si tu pusieras otra cuerda exactamente desde aquí hasta allí la tensión en el muslo se liberaría y las piernas estarían perfectamente sujetas y abiertas, seguro que entiendes algunos de los disfrutes del control.

El SM es un deporte técnico, y mucha gente erotizamos la oportunidad de ser competente, de crear una atadura perfectamente equilibrada, o de crear una escena de privación sensorial perfectamente cronometrada, o coreografiar una sesión en la que haya un viaje psicológico realmente profundo. Y cuando haces eso bien, disfrutas controlando la sesión y a las personas a quienes dominamos, con un universo a nuestro alrededor que, en ese momento, es exactamente como lo queremos. Qué satisfactorio.

 

puzzle_match_fit_missing_hole_blank_play_task-893336.jpg!d

AUTOCONOCIMIENTO
Una historia común -”cautiverio sin escapatoria”, “subasta esclavista”, “castigar por mala conducta”, esas historias clásicas que nos acurrucan al dormir pueden ser la punta del iceberg de profundos arquetipos psicológicos que no vemos claramente, como un sueño o una visión. Interpretar esos roles puede ser una forma de ver esa visión de forma más clara, y desarrollar un personaje en el SM puede ser un proceso con el que aprendemos más sobre quiénes somos. La reacción de las personas a quienes dominamos se convierte en el espejo en el que nos vemos más claramente, y al coreografiar la experiencia de esa persona dominada y estiramos un poco nuestros propios límites, creamos constantemente nuevos espejos en los que podemos vernos aún más. Las posibilidades son realmente infinitas.

 

*Dossie y Janet prefieren usar top y bottom, en lugar de llamarlas persona dominante y sumisa, porque top y bottom dejan claro que es un rol, que no necesita en absoluto estar relacionado con la personalidad de esa persona, sino que son roles que se han erotizado y los que se disfrutan más, como algo no necesariamente ligado a la persona de forma esencial.


 

 

Traducción de extractos de The New Topping Book (Guía práctica para la dominación erótica), de Dossie Easton y Janet Hardy. Edición 2003. Todos los derechos propiedad de Dossie Easton y Janet Hardy (Greenery Press). Todas las traducciones se van enlazando en el índice, publicado en el blog, donde según el color se indica qué partes están traducidas (negro) y cuales no (rojo). Traducción: miguel vagalume.

Esta traducción sigue a la hecha en su momento de The New Bottoming Book, Guía práctica para la sumisión erótica, reunida en esta web.

El libro en inglés se puede encontrar en webs de venta online y hay ediciones anteriores en formato PDF en internet.

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo