Selección de idioma

Seguir adelante a pesar de la miseria

23 enero, 2018 a las 11:29/ por
https://www.flickr.com/photos/tobanblack/8012517848/

 

Tenemos la costumbre de vivir en la utopía. Por eso tantísima gente nos dedicamos a llevar adelante proyectos con la esperanza de que las cosas mejoren en algún sentido. Sin esa esperanza, imposible. Pero esos planes, esos intentos, esas propuestas, esos proyectos en los que se ponen todas las esperanzas, esa energía que debemos reunir para dar un paso cada día no existen en el vacío, en un limbo donde nada les afecta. Se dan en la realidad de pagar los recibos, de poder hacer la compra sin medir cada euro, de tener que pagar alquileres imposibles…

Los medios hablan ahora del tema, pero lleva ahí una década. En los últimos 12 años se ha repartido la riqueza, pero de manera desigual: Quien más tenía, sigue teniendo más y más, mientras que las clases más bajas cada día tienen menos. Explicando este gráfico de manera muy simplificada, la línea gris son las clases más altas y la roja, las más pobres, cada vez con menos ingresos y más deudas. Como lo resume el Barómetro Social (barometrosocial.es), “ la desigualdad de la riqueza se ha doblado en 12 años. Las deudas ahogan a los hogares empobrecidos.” (En el artículo se puede ver esta información muy muy ampliada y con todos los datos).

 

Fuente: Barometrosocial.es

Fuente: Barometrosocial.es

 

Si tienes alguna duda si eres de esos “hogares empobrecidos”, lo eres si te ves en la necesidad de sobrevivir al año con menos de 8,200 euros. Es el “umbral de la pobreza” que se indica en medios tan anarcorojoperroflautapodemitas como Expansión. Quizá te parezca raro serlo con esos ingresos al año, cuando te ha parecido siempre lo normal… Así quizá te sea más fácil entender por qué cuesta tanto llegar a fin de mes (o a mediados, o pagar todos los recibos). Lo que pasa es que llevamos más de una década así y, claro, cuando no se ha conocido otra cosa…

Con eso sabes la situación que ocupas, como clase, en España. A eso hay que sumar otras variables que pueden hacer tu vida más complicada, como ser joven o mujer. Hay datos de sobra en internet que muestran como el paro es inmensamente mayor entre la población más joven y que la precariedad es más abundante entre ellas. La manera que tengo siempre de resumir el país en que vivimos es recomendar verse la película “Los Santos Inocentes”, dirigida por Mario Camus. Es útil para ver lo enraizada que está en nuestro país esa mentalidad de que quien te da trabajo vea “normal” que le tengas que dar las gracias, que debas conformarte con lo que tienes y que no tengas que morir bajo un puente.

Pero a eso sumemos un factor del que hablo siempre y ahora viene a cuento: La miseria a la que nos hemos acostumbrado en el sur de Europa. Para saber nuestra situación real respecto a otros países “desarrollados” se creó hace unos años el Indice de Crecimiento Inclusivo, una especie de medida del crecimiento de los países pero no como el PIB (dividiendo entre cada habitante del país) sino indicando, entre otras cosas, cómo se reparte ese crecimiento, las oportunidades… Es decir: Puede haber recuperación pero, si la hay ¿por qué no me está llegando nada? Pues por lo que explica el gráfico de arriba (están aumentando su patrimonio e ingresos quienes tenían más) y el gráfico de abajo, aparecido ayer en El País. Y ahí se ve que, de 29 países “desarrollados” en el mundo ¿quiénes están al final?¿en cuáles se ha repartido esa recuperación de manera más desigual? ¡Qué casualidad! Los que se llamaron con desprecio PIGS (Portugal Italy Greece Spain).

 

Fuente: El Pais 22.01.18

Fuente: El Pais 22.01.18

 

 

¿Y hay alguna esperanza? Pues eso ya depende de cada cual… Entre quienes ven la botella medio llena o medio vacía, en este tema yo suelo ser de quienes piensan que la botella ya se la han llevado hace tiempo, que no tenemos ni una botella vacía. Cuando hablan de luz al final de túnel, soy de quienes piensan que me gustaría saber dónde está el túnel, porque más bien lo veo como un muro sin salida… Yo sigo viendo todo esto dentro del mismo tsunami conservador que empezó en 1973, como reacción a lo que una vez fueron ideales de paz mundial, de terminar con la pobreza, de una humanidad más justa… Está explicado en La Doctrina del Shock, un documental de poco más de una hora, que está en youtube, tanto doblado, como en version original subtitulada. Desde 1973 el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han ido “exprimiendo” la riqueza de cada país por el que han ido pasando hasta dejar cada país en la ruina. Pasaron por Latinoamérica, por Rusia y los países del Este… y ahora nos toca a Europa. Frente a todo a ese panorama me temo que no tengo ninguna esperanza de que la cosa cambie… Parecía que la cosa iba mal con Reagan y ahora está Trump recortando derechos que pensábamos que era imposible recortar, saliéndose de acuerdos que nos parecen un mínimo. Parecía que Rusia iba mal… hasta que vemos la persecución de gays, la prohibición del Orgullo… Pensábamos que el reparto de riqueza estaba mal, pensábamos que los países del sur podíamos salir poco a poco de la ruina, que España podía dejar atrás el subdesarrollo social que ha mantenido a las mujeres encargadas de cuidar de todo el mundo que el Estado se niega a cuidar… y en lugar de eso vemos que se van exterminando más y más proyectos no gubernamentales, asociaciones, las ayudas que solucionaban un poco la desigualdad, se recorta precisamente en los programas destinados a mejorar un poco la vida de quienes peor están, de a quienes representa la línea roja del primer gráfico. Me temo que la solución no tengo ni idea donde está.

La única solución que he encontrado para mi es la de inspirarme en la mentalidad anterior a ese tsunami conservador, recoger todas las propuestas de mejora que hubo hasta ese momento, sea la sexología de principios de siglo, sea el Berlín de los años 20, sea esa “gente rara” de la Bahía de San Francisco de quien no dejo de aprender, de los movimientos sociales hoy día, de los activismos, de las amistades que nos cuidamos mutuamente… y seguir tomando aire de esos pulmones colectivos intentando poder respirar profundamente, con tranquilidad, pronto. Cuanto antes.

 

https://www.flickr.com/photos/41639606@N06/8471931702/

https://www.flickr.com/photos/41639606@N06/8471931702/

2 Comentarios a “Seguir adelante a pesar de la miseria”

  1. Kris Linça dice:

    Tienes toda la razon. Yo también pienso lo mismo. Voy comprando libros(de segunda mano) sobre las utopias desde finales del siglo XIX hasta 1979. Sobretodo sobre paganismo, pero también sobre antropologia, animalismo,y anarquismo. También sobre tribus urbanas, sobre sexualidad (of course), etc. Soy una fan de la epoca de entre 1956 y1979. Desde “Howl” de Ginsberg, hasta “Reclaiming” del area de la Bahia de San Francisco.

  2. Juan dice:

    Es duro porque lo vemos desde la nuestro eurocentrismo, y a muy corto plazo, además del sesgo cognitivo hacia el pesimismo generado por tener más acceso a información y noticias que antes. Lo cierto es que a mediano y largo plazo los avances han sido muchos y duraderos en Europa, aunque hayan decaído desde una época dorada de bienestar tras la posguerra. Pero donde más se ven los avances recientes a nivel social y económico es en los países menos desarrollados, donde hay menos hambre y pobreza, menos enfermedades, menos guerras y más avance de derechos humanos. Un texto de Ursula K. Le Guin traducido esta semana tras su muerte ilumina mucho todo esto:

    “Porque sois seres humanos os vais a encontrar con el fracaso. Os vais a encontrar con la decepción, la injusticia, la traicion y la pérdida irreparable. Veréis que sois débiles donde pensabais que erais fuertes. Trabajaréis para tener posesiones y os daréis cuenta de que os poseen ellas a vosotras. Tú misma te hallarás -como sé que ya te ha sucedido- en lugares oscuros, sola y asustada.

    Lo que espero de ti, de todas mis hijas y hermanas, hermanos e hijos, es que seais capaces de vivir ahi, en ese lugar oscuro. Vivir en ese lugar que nuestra cultura del éxito niega, y que lo llama un exilio, algo inhabitable y ajeno.

    Pero es que ya somos ajenas. Las mujeres como mujeres somos casi siempre excluidas, ajenas a las autodeclaradas normas sociales masculinas. Donde a los seres humanos se les llama Hombres, donde los únicos dioses respetables son masculinos, donde la única dirección es hacia arriba. Es su tierra: vamos a explorar la nuestra. Y no hablo de sexo, sino de un universo entero donde cada hombre y cada mujer sean su propio ser. Hablo de la sociedad, de este mundo de hombres donde la competición, la agresividad, la violencia, la autoridad y el poder están institucionalizados. Donde, si queremos vivir como mujeres, se nos obliga a practicar cierto separatismo. (…)

    Así que lo que espero de vosotras es que lleguéis a vivir ahí, no como prisioneras, avergonzadas de ser mujeres, cautivas con consentimiento de un sistema social sicópata. Sino como nativas. Que os sintáis en casa ahí, que tengáis vuestro hogar, seais vuestra propia ama, tengáis una habitación propia. Que hagáis lo que hacéis, lo que se os dé bien, ya sea arte o ciencia o tecnología o liderar una empresa o limpiar habitaciones, y cuando os digan que es un trabajo de segunda porque es una mujer la que lo hace, espero de vosotras que les mandéis a la mierda y que mientras se vayan allá por el camino os den el mismo salario por el mismo trabajo. Y espero que viváis sin la necesidad de dominar, y sin la necesidad de ser dominadas.

    Espero que nunca seáis víctimas, pero espero que no tengáis poder sobre los demás.Y cuando os llegue el fracaso y la derrota y el dolor y la oscuridad espero que recordéis que la oscuridad es vuestra tierra, donde vivís, donde no se libran guerras y no se ganan batallas, sino donde se halla el futuro. (…) No desde arriba, sino desde abajo. No en la luz que nos ata, sino en la oscuridad que nos nutre, donde los seres humanos crían almas humanas..”

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo