Selección de idioma

Si no sufro, no es amor
(o desaprender los celos)

11 marzo, 2014 a las 11:00/ por
elpais

De vez en cuando me publican artículos en El Pais, ahora con mi otro nombre. Antes me publicaron otro, “Poliamor, manual para principiantes”, bajo el nombre de La Mosca Cojonera, pero les ha parecido que mejor con el de miguel vagalume. Así que allá lo va. En esta ocasion sobre los celos me han publicado “Si no sufro, el amor no ha sucedido (o mejor desaprender los celos)“. Aparte de enlazarlo, lo copipego aquí, no vaya un día a desaparecer el otro…

9409014491_7aea236e94

“Cuando a alguien se le habla de poliamor o de cualquier otro tipo de relación no monógama, lo primero que le preocupa son los celos. “Yo no sería capaz de ver a mi pareja con otra persona”, dicen casi todos, casi siempre. Los celos son esa palabra a la que se recurre como un resorte para justificar lo que se hace al sentir que aparecen, o lo que no se puede hacer para intentar evitar. O el arma arrojadiza preferida entre quienes acaban de empezar en el poliamor. “¡Tienes celos!”, como si fuese un delito.

Los celos, en realidad, no se refieren a nada concreto. ¿Qué se siente?. Para uno/as es una sensación de inseguridad, o miedo a que su pareja les abandone. Para otro/as:  ira, tristeza, competitividad, territorialidad… Creemos que todo el mundo habla de lo mismo al nombrar los celos, pero en realidad cada persona se refiere a algo distinto.

Los celos cotizan alto, mucha gente los considera una buena señal. No es raro, cuando se tiene el modelo de Romeo y Julieta como la expresión máxima del amor: la historia entre una niña de 13 años y chico en torno a los 20, que empieza un domingo y se acaba el jueves siguiente, y en donde mueren seis personas. El amor como drama.

Hay quien prefiere que los culebrones derivados de los celos y esa visión dramática del amor sigan siendo parte de su paisaje habitual. Es como quien cree que esforzarse en el trabajo solo puede consistir en trabajar dieciséis horas y casi no dormir, o quien no siente que se ha ido de vacaciones si no ha sufrido mosquitos y alguna desgracia más. Si no sufro, no ha sucedido. La aventura y la lucha heroica han de incluir parte de sufrimiento para ser admirables.

6001282592_25d94eab6b

Frente a la herencia monógama, feliz de sus dramas y de su convencimiento absoluto de “no puedo cambiar”, están los colectivos poliamor, los de redes afectivas, de anarquías relacionales, de relaciones abiertas, de la no-monogamia afectiva.

Una de las partes más útiles de adentrarse en las relaciones abiertas es replantearse lo que creíamos obvio y aprender dos cosas respecto a los celos: una, que lo que estamos sintiendo son avisos de parte de nuestra mente, nuestras emociones, de facetas personales a las que debemos prestar atención. La segunda, que esos celos se pueden desaprender.

Los celos son un radar magnífico para avisarnos dónde tenemos problemas, para saber a qué cosas debemos prestar atención, para conocer nuestros puntos débiles. ¿Por qué nos intranquilizan tanto?

¿Pensamos que él/ella va a tener mejor sexo con otra persona? ¿Pensamos que por una noche con otra persona nos va a dejar? ¿Pensamos que por verse habitualmente con la otra persona va a querer irse a vivir con ella?

Esas preguntas siempre despiertan la cara opuesta: nos obligan a mirar de frente nuestra propia relación: ¿estamos cuidando de nuestra relación? ¿estamos cuidando de nuestra pareja como hacíamos hace tiempo? ¿sentimos conexión emocional?. Y a nuestro ego: ¿tiene mejor cuerpo que yo? ¿parece más sexual? ¿tiene más dinero? ¿tiene más reconocimiento profesional? ¿es más popular?

2996430347_87a2dd1f0c

Sentirlos no es algo criticable, pero podemos querer cambiar cómo nos sentimos con ellos y para eso es útil desaprenderlos.

Eso sí: da igual que tengamos toda la intención de cambiar la manera en que nos sentimos. No se van a ir si intentamos ‘borrarlos’. Los celos no son una aplicación para el móvil que nos hemos descargado. Los celos y el resto de sentimientos afectivos están ahí desde antes de que seamos conscientes, desde cuando éramos bebés y no teníamos ningún filtro para aceptar o rechazar lo que aprendíamos. Son nuestro sistema operativo, están ahí desde antes que pudiéramos pensar sobre ellos. Es la ‘teoría del apego’ de John Bowlby y los estudios de Mary Ainsworth.

La teoría del apego, muy resumida, consiste en que la manera en que construimos nuestros vínculos emocionales dependen del tipo de vínculo que tuvimos desde los seis meses hasta los tres años con la persona que nos cuidaba, vínculo que se suele establecer con una sola persona. Y la teoría es que a determinados cuidados siempre se corresponde un comportamiento determinado. Y así surgen comportamientos seguros, evitativos, ambivalentes, desorganizados y todas las mezclas posibles de esos rasgos.

Entonces, ¿en qué consiste desaprender los celos?. Cuando se acaba de entrar en los ambientes poliamor y similares se suele entender, erróneamente, que consiste en dejar de sentirlos. Se cree que no sentir celos es algo de lo que sentirse orgulloso, algo que da cierta superioridad moral. Pero como dice Marcia Baczynski, querer dejar de sentir celos es tan inútil como plantearse que se quiere dejar de sentir tristeza. Es una emoción, simplemente, y ahí seguirá.

Para cambiarlo hace falta un trabajo más en profundidad que dedicarle un fin de semana o leer un libro de autoayuda. Por mucha pereza que dé, es un trabajo que nos llevará mucho más tiempo, como otras cosas en la vida, como especializarse en un trabajo, mejorar la forma física o dominar el yoga. Pero teniendo eso en cuenta ¿por qué no querrías aprender a sentirte mejor respecto a los celos?

Cuando desaprendes los celos no consigues que desaparezcan. Lo que aprendes es a manejarlos, a entenderlos y a reaccionar de otra manera. Y normalmente de una manera más beneficiosa para todas las personas implicadas.

Un esfuerzo que no todo el mundo está dispuesto a hacer y sobre el que algunos, quizá dentro de un tiempo, nos preguntemos si no hubiera valido la pena intentarlo, para ser más felices haciendo las cosas de otra manera.”

——————————————

http://www.flickr.com/photos/29378383@N04/4291365972/

http://www.flickr.com/photos/theslowlane/6001282592/

http://www.flickr.com/photos/panayotis/2996430347/sizes/m/in/photostream/

8 Comentarios a “Si no sufro, no es amor
(o desaprender los celos)”

  1. Alejandro Almeida Sanchez dice:

    Hola Mosca,

    Como la mayoría de las veces, brillante, me ha encantado tu artículo. Qué me recomendarías leer para desaprender los celos?

    • moscacojonera dice:

      @Alejandro yo obviamente recomiendo leer Etica Promiscua, no porque lo haya traducido, sino al revés, me empeñé en que se tradujese por lo valioso que es. De todos modos, si no quieres comprarlo en el blog, mira a la derecha, hay etiquetas o tags.

      Busca hacia el final, abajo, “THe Ethical slut, extractos traducidos”. Ahi puedes encontrar muchos extractos de la primera edición de The Ethical Slut, y hay sobre los celos (aunque el libro también incluye ejercicios prácticos).

      También te interesará la etiqueta de “Opening Up traducido”, hay unos posts llamados “celos y otras emociones intensas” o algo así.

      Usa también el buscador, bajo el logo, a la derecha, poniendo celos…
      Espero que eso te ayude! :-)

  2. Éste es el comentario que dejé en BlogEros:

    Muy buen artículo, muy informativo y que invita a reflexionar. Creo que está claro que los celos son un fenómeno biológico, ya que en muchas especies animales existe una competición por las hembras (y a veces también por los machos). Los celos parecen estar mediados por los neuropéptidos oxitocina (que establece el comportamiento monógamo) y vasopresina (que establece la territorialidad y la posesión de la pareja en los machos). En las personas existen dos tipos de celos: los de sexo y los de amor. Pero está claro que los celos se pueden superar. Hay muchas personas que rara vez los sienten. En el poliamor hay que superar tanto los celos de sexo como los de amor. No sólo tienes que ser capaz de ver que la persona a la que quieres tiene relaciones sexuales con otras personas, también tienes que tolerar que se enamore de otras personas. Que quede claro: el poliamor no es follar con cualquiera, eso se llama promiscuidad. El poliamor consiste en establecer relaciones afectivas de la misma intensidad que las de la pareja tradicional con más de una persona al tiempo. Con todas las responsabilidades que eso conlleva… No vale decir “te quiero mucho” y luego dejarla tirada cuando más te necesita.

  3. Noelia dice:

    Muy bien artículo y explicación clara y concisa del origen de los celos y la necesidad de desaprenderlos. ¿Es posible una segunda parte con unos pasos prácticos generales sobre como desaprenderlos? ;-)

    • moscacojonera dice:

      @Noelia, te comento lo mismo que a @Alejandro: yo obviamente recomiendo leer Etica Promiscua, no porque lo haya traducido, sino al revés, me empeñé en que se tradujese por lo valioso que es. De todos modos, si no quieres comprarlo en el blog, mira a la derecha, hay etiquetas o tags. (aunque también veré si puedo hacer una guía rápida para desaprenderlos :-)…)

      Busca hacia el final, abajo, “THe Ethical slut, extractos traducidos”. Ahi puedes encontrar muchos extractos de la primera edición de The Ethical Slut, y hay sobre los celos (aunque el libro también incluye ejercicios prácticos).

      También te interesará la etiqueta de “Opening Up traducido”, hay unos posts llamados “celos y otras emociones intensas” o algo así.

      Usa también el buscador, bajo el logo, a la derecha, poniendo celos…
      Espero que eso te ayude! :-)

  4. no existe la posibilidad de dejar de sentir celos o aprender a hacer un uso adaptativo de los mismos de manera independiente al modelo de relación.
    nuestras relaciones heternormativas tienen en los celos uno de sus pilares y éstos le son, por tanto, consustanciales.
    el único medio de superar el estado de padecimiento de celos es superar también éste modelo de relación.
    la recién nacida AGAMIA conlleva esta transformación:
    http://www.contraelamor.com/search/label/AGAMIA_7%20celos

  5. Alejandro dice:

    Hola de nuevo,

    Gracias a todos.La verdad es que da gusto leer tanto y tan bien sobre este tema. Enriquecedor.

    Ale

Dejar una respuesta a Hermes Solenzol

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo