Selección de idioma

¿Sigues sin entender por qué siempre te relacionas con el tipo de persona que menos te conviene?

15 mayo, 2019 a las 10:00/ por
Screen Shot 2019-05-15 at 00.29.08

A menudo se puede leer la queja habitual de quienes tienen una relación, o la tuvieron, o intentan tenerla, con personas con quienes nunca les vienen bien. Relaciones que siempre se complican de forma similar. Que a menudo provocan mucho sufrimiento. Pero en un bucle eterno, esas personas se sienten atraídas una y otra vez por ese tipo de personas, que son las que les “ponen”.

Cuando alguien me comenta que tiene ese patrón repetitivo, y prefieren leer algo o es la opción que tienen por ser mucho más barata que venir a consulta, les suelo recomendar que lean algo sobre la teoría del apego adulto.

El primer lío que suele surgir es que al decir “apego” me suelen contestar que ya han leído mucho sobre el tema, creyendo que me refiero al apego desde el punto de vista de la crianza, o desde el budismo. Y el problema añadido es que las críticas a esa crianza con apego o el budismo a veces se trasladan a la teoría del apego… cuando, por ejemplo, la crianza con apego es una elaboración de Sears a partir de las ideas de Bowlby, Ainsworth, Hazan y Shaver. La teoría del apego nos dice cómo reaccionamos; la crianza con apego es una aplicación práctica (con numerosas críticas a la “maternidad total”) a partir de la teoría del apego.

Segundo lío: pensar que la “teoría del apego” es una “nueva” manera de interpretar las relaciones afectivas. En realidad se inició en los años 60 y 70 c0n Bowlby y Ainsworth. Y se completó con el estudio en adultos realizados por Cindy Hazan y Phillip Shaver. Si se tiene poco tiempo, se puede echar una ojeada por encima al resumen de todo el proceso que se ha hecho en wikipedia. Está suficientemente estudiada. (Frente a la crianza con apego, que sí, era una “nueva propuesta” para la crianza, basada en una teoría).

Tercer lío: vivimos en tiempos de Trump, en que se cree que la teoría de la evolución y la teoría religiosa juegan en la misma liga. Tiempos en los que no hay problema en decir “pues yo no me creo que la Tierra sea redonda”, o que se haya estado en la Luna o que las vacunas sean efectivas (aparte de Big Farma y las excepciones, etc). Eso hace que se crea que la relevancia de la teoría del apego es similar a la de cualquier teoría sobre relaciones que se puede leer en blogs y reflexiones que no pasan de ser opiniones sin ningún aval ni revisión.

Cuarto lío: para quien tiene en cuenta la teoría del apego, a veces también se cree que explica TODO en las relaciones. Que es una especie de “horóscopo emocional”, y que, si te has criado con un apego ansioso, morirás con él, sin más alternativas en tus relaciones. Se puede cambiar. Cuesta unos pocos años, unos cuantos recursos y bastante trabajo, pero se puede, ahí están los casos reales para mostrarlo. Pero aunque eso se resuelva, las relaciones son un sistema muy complejo en el que intervienen muchísimas variables más, como la educación sentimental, tu entorno social, los roles sociales, la propia biografía y un larguísimo etcétera. Resumen: está bien tenerlo en cuenta si no nos olvidamos de que es parte de un cocktail más complejo.

Quinto lío: las categorías clínicas tienen lo que tienen, que son previas al sujeto, que se buscan síntomas, se diagnostica, se sigue una terapia… Conviene no olvidar que la psiquiatría y la psicología se tratan de una rama sanitaria y que, por lo tanto, su paradigma es el de sano y enfermo, frente a la diversidad humana. Hay unas perspectivas más humanistas que otras, por lo que conviene no dejarse llevar por ese enfoque y al final no intentar nada más que identificar un patrón e intentar cambiarlo. Los líos en pareja surgen en pareja y hay más elementos en juego.

Y vistos esos líos… ¿qué se puede leer sobre el tema? El primer libro que suelo recomendar es “Maneras de amar”.

 

maneras de amar

 

¿Por qué es el primero que suelo recomendar? Porque es muy barato. “Maneras de amar”, de Amir Levine y Rachel Heller (mejor la edición de books4pocket, 8 euros). Sé que para comprar ese libro hay que superar antes muchos prejuicios: la portada es terrible, la ilustración de los pájaros también, el título “Maneras de amar” también. La versión original en inglés, Attached, tiene una portada mucho más aséptica. Lo bueno que tiene el libro es que se lee en un fin de semana.

Aquí se puede leer la bio de Amir Levine, profesor auxiliar en el departamento de psiquiatría en el departamento de psiquiatría infantil y adolescente de la Columbia University, trabajando ahí también como investigador junto al premio Nobel Eric Kandel y la investigadora Dr Denise Kandel. Actualmente sigue investigando el desarrollo del cerebro adolescente en su departamento de la universidad, combinado con el estudio del desarrollo de los procesos moleculares intrínseco en adolescentes con factores de riesgo para desarrollar enfermedades mentales y formas de desarrollar resiliencia. Rachel S.F. Heller, tiene un master de la Columbia University. Trabaja con criaturas, padres y sistemas educativos como psicóloga en el sector público y también con práctica privada.

PROBLEMAS DE “MANERAS DE AMAR”:

La portada: cuesta creer que te va a aportar algo, que es para ti, que te vean comprarlo o pedirlo, que te vean con él en público…

El estilo divulgativo, que suena parecido a Cosmopolitan (sobre todo con tanto test), puede hacer creer que es algo sin la más mínima base científica o que es la última chorrada que se le ha ocurrido a alguien para opinar sobre las relaciones afectivas. Pero Amir Levine y Rachel Heller lo han hecho para vender en el mercado americano, donde se prefiere la claridad a la esdrújula, lo comprensible a lo que suene culto, el estilo protestante frente al católico.

Que esté pensado para un público mainstream (traducido a 11 idiomas). Los ejemplos que pone, cosas que chirrían pueden hacer creer que eso desatoriza todo la teoría del apego. En todo caso, puede hacer que no nos gusten Amir y Rachel (o podemos aprovechar lo que sí nos resuena). Pero hay quien o admite todo el libro entero o lo rechaza entero… y en ese caso, imposible.

El enfoque de autoayuda, que como toda autoayuda pone el peso en ti, haciéndote creer que si no lo resuelves es tu responsabilidad, sin tener en cuenta todos los factores que te sitúan donde estás, que te hacen quien eres, todas las estructuras que te han construido…. Por eso saber sobre feminismo, sociología, economía, política, ayuda a situar con más parámetros la teoría.

Creer que saber tu estilo de apego te va a hacer saber desmontarlo todo. No es tan simple. A veces, por ejemplo, esa sensación que tienes que identificas como que “te pone” en realidad es el subidón de tus emociones al intentar conectar cuando has tenido impresión de que la relación corre levemente peligro, sea por la manera en que has aprendido a relacionarte o sea por el comportamiento de la otra persona.

 

 

apego zapiain
 El plan B a “Maneras de amar” son los libros del psicólogo Javier G Zapiain, “Apego y sexualidad” y “Apego y terapia sexual”. (Hoy es su cumpleaños, me avisa Facebook…) Los dos libros tienen un enfoque radicalmente diferente al de “Maneras de amar”. Están pensados como manuales para profesionales de psicología. Son más caros (por encima de 20 euros) y mucho más largos y complicados. Zapiain es muy conocido, trabajando en intervención social desde hace muchos años. Se puede leer su biografía en su propia web.

PROBLEMAS DE “APEGO Y SEXUALIDAD” / “APEGO Y TERAPIA SEXUAL”:

Al estar pensados como manuales profesionales, son mucho más densos y requieren de conocimientos previos. Y por eso suelen ser esos libros de los que he oído “comencé a leerlo y aún lo tengo en la mesilla, a ver si lo termino”. Si Zapiain usara el lenguaje de los libros anglosajones, como el estilo cercano de Meg-John Barker, seguramente no se le tomaría en serio en su profesión o como autor.

Lo que comentaba antes, siempre está el peligro de creer que la teoría del apego lo explica todo.

Lo que comenté también antes, que es un enfoque médico, que nos lleva a dividir en sujetos “enfermos” y “sanos”, puede llevar a limitarse a buscar los patrones, en lugar de tener en cuenta todo lo que influye en los  enredos de las relaciones de pareja.

 


 

 

Aparte de esos libros, por supuesto, es posible leer sobre el tema online donde escriben otras autoras como en Cuerpomente.com/MenteSana, Aparte de esta teoría hay cientos de aproximaciones a por qué nos vinculamos a quiénes lo hacemos, intentando comprender por qué se toman malas decisiones, por qué se eligen relaciones dañinas, por qué se sigue en ellas… pero como insisto una y otra vez, es una cuestión con muchas facetas. Si fuera algo simple para lo que hubiera una solución simple, alguien habría reunido los datos y nos habría dado la solución. Al día siguiente la darían a conocer los medios de comunicación y en una semana desaparecerían las relaciones “tóxicas”. Esa es la teoría, pero la realidad requiere un trabajo más a largo plazo, desde varias disciplinas y en muchos entornos diferentes.

Aparte de la teoría del apego, obviamente, hay otras explicaciones para el misterio de elegir a las personas equivocadas. Como dije más arriba, esta teoría no lo explica todo. La literatura sobre relaciones, cultura amorosa y similares es interminable.

Toda aportación adicional sobre recursos gratuitos y fiables relacionados con la teoría del apego será bienvenida y agregada al post para que podamos resolver una de las piezas de este puzle tan complicado de las relaciones.

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo