Selección de idioma

Squirting, eyaculación femenina y pis

15 enero, 2015 a las 11:00/ por
https://www.flickr.com/photos/21804434@N02/3638000219

Esta semana ha habido una corriente en twitter con el hashtag #notpee como reacción al artículo de Vice “Squirting Is Just Peeing, Say Scientists“, de Allie Conti. Y la marea llegó ayer en castellano al aparecer traducido el artículo de Allie Conti, “Según los científicos la eyaculación femenina es solo pis”. El artículo no entra a fondo en el tema en absoluto, sino que únicamente contrapone que hay algunos trabajos científicos que hablan de la próstata femenina y eyaculación femenina versus otros recientes (del 24 de diciembre de 2014) en que se habla de que básicamente es orina la composición del squirting. Sí creo que el artículo hace algo muy bien y es separar ambos fenómenos, la eyaculación del squirting. Algo que es completamente destruido por un titular que dice algo que no es cierto, que los científicos dicen que la eyacuación femenina es pis. No. La conclusión es que el squirting sí lo es, pero no la eyaculación femenina. Pero como titular les pareció más tentador.

Pero no es raro que usen ese titular: La prensa se dedica a jugar con estereotipos todo el rato; y es un hecho, comprobable en casi cualquier sitio que se lea sobre el tema, que popularmente se considera que toda expulsión de fluidos durante la actividad sexual se le acaba llamando eyaculación femenina, y para eso también tenemos otro estudio más. Y como se ve claramente en twitter. Se mezclan constantemente los términos eyaculación y squirting como si fuesen lo mismo. ¿Lo son? Parece que de esto sí que hay pruebas suficientes desde hace tiempo de que no lo son.

https://www.flickr.com/photos/theenmoy/8285976137

https://www.flickr.com/photos/theenmoy/8285976137

En el resumen del estudioNew Insights from One Case of Female Ejaculation” de Alberto Rubio-Casillas y Emmanuele A. Jannini, de octubre de 2011, diferencian ambas cosas y, una pista para diferenciar squirting y eyaculación: La composición química. “Mientras que el primero [el squirting] tiene las características de la orina diluida (densidad: 1,001.67 ± 2.89; urea: 417.0 ± 42.88 mg/dL; creatinina: 21.37 ± 4.16 mg/dL; ácido úrico: 10.37 ± 1.48 mg/dL), la segunda [eyaculación femenina] es bioquímicamente comparable a algunos componentes del semen masculino (antígeno prostático específico o PSA: 3.99 ± 0.60 × 103 ng/mL)”. Concluyen que “la eyaculación femenina y el squirting son dos fenómenos diferentes. Los órganos y mecanismos que los producen son claramente diferentes. La eyaculación femenina real es la expulsión de un fluido muy escaso, espeso y blanquecino proveniente de la próstata femenina, mientras que el squirting es la expulsión de un fluido diluido desde la vejiga urinaria”.

En el estudio más reciente, el origen del artículo de Vice, “Nature and Origin of “Squirting” in Female Sexuality“, del 24 de diciembre. Se amplía ese estudio: “Durante la estimulación sexual, algunas mujeres describen una emisión de una considerable cantidad de fluidos por la uretra, un fenómeno llamado “squirting”. Hasta la fecha, la naturaleza y origen del squirting siguen siendo controvertidos. En esta investigación, no sólo analizamos la naturaleza bioquímica del fluido emitido sino también exploramos la presencia de cualquier líquido pélvico que pudiese resultar de la excitación sexual y explicase la masiva emisión de fluidos”.

El estudio lo hicieron con “siete mujeres, sin anormalidades ginecológicas y que describían recurrentes y masivas emisiones de fluido durante la estimulación sexual, a quienes provocaron excitación sexual”. (Recuerda a las escenas de Masters of Sex…) “Se realizaron escáneres de ultrasonidos pélvicos después de orinar voluntariamente (US1) y durante la estimulación sexual justo antes (US2) y después (US3) del squirting. Se encontraron urea, creatinina, ácido úrico y PSA (antígeno prostático específico) en las muestras de orina antes de la estimulación sexual (BSU) y después (ASU) y de la muestra misma del squirting (S)”. Confirmada con el escáner que la vejiga estaba vacia y después de un tiempo variable de excitación, el escaneo número 2 (US2) demostró cómo se volvía a llenar la vejiga de manera notable y el tercero (US3) demostró que se había vaciado de nuevo. Los análisis bioquímicos de la orina antes de la estimulación sexual, del squirting y de después de la estimulación sexual mostraron niveles de urea, creatinina y ácido úrico similares en todas las participantes. Aunque no se detecto PSA (antígeno prostático específico) no se detectó en seis de las siete participantes antes de la estimulación sexual, este antígeno estaba presente en el squirting y en la orina posterior a la estimulación sexual de cinco de las siete participantes.  Con eso concluyen que “el squirting es fundamentalmente una emisión involuntaria de orina durante la actividad sexual”, aunque con una cantidad pequeña de secreciones unidas al fluido emitido.

 


El punto G: Beverly Whipple

De todos modos, ojo, lo que dice el estudio que cita Vice no es nuevo, sino que tiene su origen en…. ¡1981!. Algo prácticamente igual dijo la Dra Beverly Whipple (aquí arriba en un documental sobre su trabajo sobre el punto G, y diferenciando el squirting de la incontinencia, eso si, el documental mezcla squirting y eyaculación). Según Beverly Whipple, “lo que llamamos eyaculación femenina y que analizamos y publicamos, es cerca de una cucharilla (entre 3 y 5 cc) de un fluido que parece leche desnatada diluida en agua. Muchas publicaciones nuestras y ajenas muestran que ese fluido tiene su origen en la próstata femenina (lo que se solía llamar la glándula Para uretral o glándulas de Skene). Los últimos datos revelan que el squirting que se describe como eyaculación femenina es orina diluida con algunos de los fluidos de la glándula prostática femenina”. Lo comentó en tres documentos:

  • Orgasmic expulsions of women: a review and heuristic inquiry” en Journal of Sex Research de Belzer, EG. (1981);
  • con Addiego, F; Belzer, EG; Comolli, J; Moger, W; Perry, JD; Whipple, B. (1981) en “Female ejaculation: a case study“, también publicado en Journal of Sex Research;
  • y Whipple, B. con Perry, JD en 1981 también con “Pelvic muscle strength of female ejaculators: evidence in support of a new theory of orgasm“. Journal of Sex Research
Fuente: http://kounoooz.his-forum.com/t90-topic

Fuente: http://kounoooz.his-forum.com/t90-topic

 

El trabajo de Beverly Whipple fue ignorado y rechazado por gran cantidad de colegas. Hizo falta esperar al detallado trabajo anatómico de Helen O’Connell de 1998 en adelante para entender mejor las relaciones entre las diferentes estructuras anatómicas involucradas. Como ella comenta, la uretra perineal está anidada en la pared anterior de la vagina y rodeada en todas direcciones de tejido cavernoso (erectil) excepto en su parte posterior, donde conecta con la pared vaginal. “La vagina distal, el clítoris y la uretra forman una entidad integrada cubierta superficialmente por la piel de la vulva y sus elementos epiteliales. Estas partes tienen una vascularización compartida y terminaciones nerviosas, y durante la estimulación sexual responden como una unidad”.

Desde luego, como experiencia personal (sólo como testigo, obviamente) puedo confirmar que eran “emisiones” involuntarias. Pero hay otra cosa que, para mí, deja obviamente claro que eyaculación femenina y squirting son dos cosas diferentes (basándome en mi estudio de dos mujeres, que tampoco va tan mal si en estos estudios parten de entre una y siete mujeres): La cantidad de fluido expulsado es imposible que quepa en las pequeñas glándulas que se ven en todas las ilustraciones de las glándulas de Skene.

Lo bueno con este tema es que el tiempo juega a nuestro favor, cuanto más tiempo pase más estudios se irán sumando y más se irá sabiendo. Aún así me resulta curioso lo que se gasta para investigar planetas a años luz de la tierra y no interese investigar algo que está entre las piernas. Pero ya se sabe la penalización que sufre todo lo relacionado con el placer: Pertenece a una esfera tabú y seguramente ningún fondo buitre ni organización ni fundación filantrópica querrá mojarse —jeje— con el tema del squirting o cualquier cosas relacionada con los genitales, el sexo y el placer.

 

1 Comentario a “Squirting, eyaculación femenina y pis”

  1. curioso dice:

    sin pretender competir con la ciencia, aporto mi diluída experiencia de consumidor de videos porno, fundamentalmente de masturbaciones femeninas, con una visualización a estas alturas de miles de corridas… deduciendo un porcentaje no desdeñable de falsas corridas con acompañamiento de los falsos flujos que los productores quieran añadir al guiso, lo cierto es que a la vista, es fácil distinguir el squirting de la eyaculación, tanto por la procedencia, como el caudal, la consistencia y el color (lamentablemente no tengo datos del olor, que también interviene en el asunto)… se pueden dar simultaneidades asimismo, con lo cual, el tema se complica, pero vamos, los investigadores tienen en la red material de sobra para sacar ciertas conclusiones, si atenuaran su querencia por lo “científicamente correcto”

    saludos!

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo