Selección de idioma

Un nuevo evento fetish
(o el complicado trabajo de organizar
eventos fetish en España)

4 mayo, 2015 a las 11:00/ por
Screen Shot 2015-05-03 at 22.01.05

Para quien no lo sepa, eventos fetish se le suele llamar a esos en que lo que importa son los materiales de la ropa que se lleva, en los que dominan el látex, cuero, PVC, ropa militar, steampunk… y un amplio etcétera que se va ampliando con el tiempo. Son esos en los que avisan en la web, carteles, flyers… “Estricto código de vestimenta”. Ahora ya no son sólo los materiales sino que hay quienes resuelven la situación con la imaginación y los resultados son buenísimos, muy atractivos, estimulantes. Son eventos que, vistos por quienes no suelen ir a esos eventos, se suele considerar estética “sadomaso”, como se dice en el ambiente mainstream. Pero que es más amplio que eso y no necesariamente todo el mundo que asiste a esos eventos practica BDSM, o ni siquiera hace demostraciones BDSM en público, sino que disfrutan exhibiendo su ropa, sea por lo que ha costado, sea por la imaginación que le han aportado. Y sabiendo que hay una cierta carga erótica en el ambiente.

 

Experiencias propias y ajenas

Mientras que organizar eventos fetish con un aforo por debajo de 100 personas es relativamente sencillo, la cosa se complica cuando quieres reunir varios cientos de personas, algo que sé por experiencia propia y experiencia ajena. Por experiencia propia lo sé de las DevotionFetclub (que dejaron de tener ese nombre porque ya estaba registrada la marca) en las que JR, LS y yo introdujimos algún espectáculo y actividad, más allá de convocar para unas copas y jugar. O la última DevotionFetclub, en la que, al ser en junio, hizo que contratar aire acondicionado portátil industrial se comiera cualquier posible beneficio…

Flyer de DevotionFetclub 6, con Rocío Ciarán como modelo.

Flyer de DevotionFetclub 6, con Rocío Ciarán como modelo.

 

La otra experiencia propia fue organizar la primera (¿y única?) Torture Garden Madrid, junto con Xpartacus, en octubre de 2013. Creo que en su momento no nos quejamos mucho en público, porque la verdad había mucho que agradecer a todo el mundo que asistió, llevando una ropa de gala, un derroche de imaginación, flipante. Pero la verdad es que traer al equipo de Torture Garden —se tiene que contratar a la vez los DJ/fundadores, los espectáculos y el show de moda de látex— costó unos cuantos miles de euros, lo que de nuevo hizo imposible que hubiese ningún beneficio económico. De lo que allí hubo quedaron pruebas, afortunadamente, gracias a Laura Chiang, que lo grabó y a toda la gente que participó en el vídeo, algo que en España no es tan fácil…

El último intento fue la Zombie Fetish Party, colaborando con MFetiche (ropafetish.com), que, al no hacerla usando el sistema de entradas que conozco, que suelo usar en eventos con entrada (y que simplifica mucho las cosas), quedamos en manos de unos gestores del local que eran cualquier cosa menos honestos. La mayoría de las personas que gestionan locales han sido muy buena gente durante estos años, pero ha habido alguna gente que eran de lo peorcito que te podías echar a la cara. Ese fue uno de los locales. De ese evento hay fotos y de nuevo Laura Chiang estuvo grabando… pero las pocas ganas de recordar el evento han hecho que yo no hiciese mi parte en hacer el segundo vídeo. (¿Igual este verano es momento de retomarlo?)

 

bfw-printed-banner1

¿Experiencias ajenas de eventos fetish de más de 100 personas? El que recuerdo es Barcelona Fetish Weekend, el intento dos años seguidos de la pareja Kristian y Bella Harper que, tras perder dinero en la edición de 2011 y 2012, decidieron abandonar la idea. No olvido que tampoco consiguieron sintonizar y encontrar una buena manera de colaborar con la red de personas interesadas en el fetish en Barcelona con lo que al final, claro, si intentas poner en marcha proyectos grandes sin contar con nadie más… es más complicado. O imposible.

 

Un nuevo intento: Iberian FW

En 2015 hay un nuevo intento. Y todo mi respeto para él, antes de que se celebre y sin tener ni idea qué tal estará el evento. Sé lo imposible que es en un país donde varias razones complican mucho que estos eventos funcionen. Sobre todo el número de personas potencialmente interesadas, porque hasta hoy, lo máximo que he visto reunido fueron casi casi 400 en Torture Garden Madrid. Pero también influye lo que cuesta la ropa de látex, que no es para nada barata, suele costar más de 100 euros cualquier prenda… y si alguien te la quema con un cigarro, se engancha con una pulsera o un bolso, si se estropea, se te rompe, ya se te ha amargado la noche. De todos modos cada día hay opciones más baratas. Si a eso le sumamos lo enrarecido que está en España el ambiente hacia el sexo no convencional y la necesidad de anonimato mayor que en el resto de Europa… eso da como resultado que no se tiene un ambiente muy favorable para que sea una buena idea organizar un evento así en este país.

IFWGENERALLOW

El programa completo para todo el fin de semana

El nuevo intento se llama Iberian Fetish Club. ¿Será pata negra? Iberian porque esta edición será en Barcelona, pero habrá otras en Lisboa. Me pregunto qué harán si se celebra de nuevo el Lisbon Fetish Weekend o si colaboran con el evento local. Lo organizan Diego de la revista BeDeSeMe, a quien conozco, y The BlackSheep Group, que no sé quiénes son. Aún faltan 31 días hasta el evento, así que sospecho que volveré a hablar del evento antes de que se celebre, cuando vaya teniendo más información de qué incluye, quiénes irán… Por ahora se puede ir viendo la información en su web y en Facebook y, por supuesto, en Fetlife, como lo llamaban el otro día, la versión BDSM de Facebook.

Buena estrategia incluir a toda la península, y con comunicación en inglés. Ampliar público. Que se reuna gente de más sitios… Sinceramente, ojalá salga bien. No sé si todo el mundo, pero buena parte de quienes organizamos estas cosas las hacemos porque nos harta que sólo en Europa haya estos eventos donde, sí, ya lo sabemos, van no cientos, sino miles de personas. Pero no todo el mundo se puede permitir ir a Clinic, a Demonia, a Torture Garden en Londres, a Wasteland en Holanda y las otras muchas que hay y hacen que se nos caiga la baba de envidia. Al final suma bastantes euros el gasto de avión (por mucho que sea Ryanair) + gastos de que si comes, que si un café, que si un tren/metro/taxi + que si comprarle-una-botella-de-vino/invitar-a-unas-rayas/invitar-a-cenar a tus colegas por haberte prestado o hacerte un hueco en su casa + la entrada del evento + las copas extras que te bebas o las sustancias extras que te compres… + la ropa. Lo dicho, ojalá salga bien esta vez y queden ganas de repetir otras muchas… Viviendo en la “Era Post-50 sombras” ¿será posible que un evento así se estabilice en España? Yo cruzo los dedos. Incluso los de los pies.

La pre-party

La pre-party

 

 

La party

La party

 

Y para acabar tocando un poco las narices (lo del nombre de “la mosca cojonera” no es casualidad :P) podían haberme preguntado cual era la tipografía del logo original, que es gratuita, la Kilogram. Lo digo porque sospecho que la querían usar y por eso eligieron una que se parece pero que, la verdad, se lee peor y es mucho más “plana” al componer titulares… :-) De nada :P

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo