Selección de idioma

¿Vives en una burbuja? La prueba del gintonic

2 noviembre, 2021 a las 9:00/ por
coctail_gin_tonic_summer_party-1179371.jpg!d

Cierra los ojos un momento. Piensa ¿Qué porcentaje, de las personas que beben alcohol, crees que beben gin tonic? La solución, más abajo.

A veces no nos damos cuenta de que vivimos en una burbuja. Creemos que nuestra imagen de la realidad es la misma que tiene todo el mundo. Un ejemplo que me encuentro a menudo es el poliamor y no monogamias: la gente que está en ese ambiente (sea por sus relaciones, su activismo o su trabajo) cree que TODO el mundo está teniendo relaciones abiertas, cuando en realidad sólo existe en un porcentaje muy alto entre hombres que tienen relaciones con hombres (como relación abierta),  y va creciendo en las mujeres con relaciones con mujeres. Pero hay muchas relaciones heterosexuales (fuera de tu burbuja) que siguen viendo “abrir la relación” como algo muy extraño, raro y que no les interesa en absoluto.

Para que sean conscientes del sesgo, a veces hago la pregunta del gintonic a quiénes asisten a mis talleres: De las personas que beben alcohol ¿cuántas crees que beben gintonic? Según el ambiente en el que se muevan, hay quienes me han contestado un 90%, un 60%…

El porcentaje real (según los datos de Kantal Worldpanel 2015) es de un 7,4%. El otro dato que he oído venía de una agencia de publicidad, que basándose en los datos de las distribuidoras de bebidas, el consumo de ginebra era de un 12%. DOCE POR CIENTO. Muy lejos de la impresión que se tiene en el día a día.

Por eso no es tan raro tener el mismo sesgo con el poliamor y no monogamias: No eres consciente de estar en un entorno muy diferente del resto de la población, de relacionarte con grupos con una composición muy poco común. Los números más generosos (si aplicamos los estudios de EEUU a nuestro país y asumimos que son porcentajes semejantes) indican que el 20% de la gente ha tenido alguna vez algún tipo de acuerdo no monógamo. Insistamos: ALGUNA vez ALGÚN TIPO de acuerdo. Con una definición tan vaga, es fácil llegar a números tan altos, si eso también incluye acuerdos tácitos (son otro tipo de acuerdo) en los que cada persona tiene sexo con otras personas pero sin comentar nunca nada con su pareja. Los números más manejados, por Jaqui Gabb por ejemplo hace unos años, situa el número de personas con una relación poliamorosa en el 3,5%.

De todos modos, sí es una idea que se ha popularizado. Ha llegado a los medios y, con ese nombre tan tentador -poliAMOR- para conseguir clics y público, es un tema del que no solo se habla muy a menudo, sino que, conforme va pasando el tiempo, es mayor la proporción del número de personas que se lo plantean como una opción a investigar. Y dado que se cree que es fácil, no es raro que un gran número de profesionales de psicología, sexología, asesoramiento y acompañamiento se lo encuentren cada vez más.

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo