Selección de idioma

VPH, el virus del papiloma humano

10 septiembre, 2014 a las 11:00/ por
384102992_f8eea859d6_z

Hoy día, gracias a Google, podemos tener mucha información sobre cualquier tema. Lo malo es que a veces hay muchas opiniones diversas sobre un tema y acabamos con más confusión que cuando comenzamos a informarnos. Por eso creo que, en ocasiones, es más útil resumir que ampliar información. Eso es lo que sucede, por ejemplo, con el VPH o virus del papiloma humano.

 194024495_26145426df_z

Resumen rápido ¿Es peligroso?¿Debo darme prisa?¿Debo vacunarme?

Primero, un oportunísimo artículo sobre el VPH. Aunque recomendamos leerlo completo, extraemos una parte para no acribillar con demasiada información de entrada:

“Para la doctora Barranco, experta que lleva años enfrentándose a casos de VPH, “esta infección ha pasado de ser un secreto muy bien guardado, del oscurantismo para proteger a los hombres y ocultar sus infidelidades, a un estado de alarma y de auge máximo y ahí han tenido que ver intereses económicos por la vacuna y no por la salud de las mujeres”. Barranco considera que tras la alarma excesiva por el VPH se encuentra el suculento negocio de la industria farmacéutica. Además, explica que “ahora se muestra la verdad de forma despiadada y hasta cruel y juzgadora y las mandan directas a la vacuna cuando no se conocen siquiera las consecuencias de la misma”.

Aunque los datos deberían conducir a la calma, hay una gran desinformación y mucha alarma entre las mujeres. Según datos de la Xarxa de Dones per la Salut, el Virus del Papiloma Humano constituye una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, que contraen en algún momento de su vida el 70% de las mujeres sexualmente activas y que, con la misma facilidad, lo eliminan. El 92% de las infecciones son superadas por el sistema inmunitario sin necesidad de intervención. El 8% que persiste tiene un desarrollo muy lento, unos diez años para producir lesiones precancerosas y otros diez hasta convertirse en cáncer de cuello de útero. Es perfectamente detectable mediante una citología y lo recomendable, una vez detectado, es hacer seguimiento cada seis meses, según los casos. Se puede intervenir si no desaparece para eliminar las células alteradas y que no degenere en cáncer, pero se trata de un virus fácilmente controlable.”

El artículo habla no sólo de las medidas médicas, sino que tranquiliza sobre el VPH (frente a la alarma interesada en torno a este tema) y alerta sobre el proceso culpabilizador que se suele realizar contra las mujeres que dan positivo. Por eso el artículo se llama “Estate tranquilita, que ya bastante has hecho”.

 2825069064_ab29d07512_z

Recomendaciones médicas:

Antes de nada, antes de leer en internet e informarse (o liarse), creo que es mejor aclarar que el mejor sitio para informarse es tu centro de salud especializado en infecciones de transmisión sexual. Centros de atención de infecciones de transmisión sexual en España. Lamentablemente no sabemos de directorios de sus equivalentes en América Latina.

También se puede ir al centro de salud habitual y pedir que nos hagan examen, análisis y nos envíen a la especialidad correspondiente en caso de detectar algo.

Hay quien prefiere (por problema de horarios, porque prefiere no preguntar en su centro de salud porque ahí también va su familia o porque tiene el dinero para hacerlo) ir a centros privados. En ese caso siempre hemos confiado en OpenHouse (en Barcelona y Madrid). No porque hagan análisis mejor que nadie, sino porque la información siempre estaba adaptada a grupos con una actividad sexual mayor a la media, a personas mayores de edad con más de una pareja sexual, con prácticas de más o menos riesgo y no culpabilizan a nadie.

 

Open House.

Las recomendaciones de Open House son (estos contenidos son © de Centro Médico Openhouse S.L.U.):

6942724788_6457c0a6eb_z

Para mujeres (sin VIH)

La mayoría de la infecciones de papilomavirus no tienen consecuencia en una mujer sin tener VIH a la vez. A lo largo de nuestras vidas sexuales nos infectamos con cepas de papilomavirus y nos hacemos resistentes a la mayoría, eliminándolas naturalmente del cuerpo. El virus puede producir verrugas genitales pero también puede estar presente sin ningún síntoma.

  • Se ha observado que el cáncer de cuello de útero se produce principalmente por infección con cepas oncogéncias del papilomavirus.
  • Por tanto, las mujeres visitan con regularidad a su ginecólogo para hacerse estudios llamados citología para detectar cualquier cambio lo antes posible y tratarlo.
  • La presencia de una cepa oncogénica precisa una revisión semestral y no anual, por lo que es recomendable hacer un estudio de estas cepas. Hay 40 cepas de papilomavirus que se transmiten por vías sexuales. Los tipos 16, 18, 31, y 45 se consideran las más peligrosas.
  • La detección de papilomavirus es muy fácil. Consiste en frotar la zona con un bastoncillo de algodón.
  • Ninguna persona infectada pasa directamente de tener células normales a tener células cancerígenas. Siempre hay cambios intermedios (displasia) que son justo los cambios que se pueden vigilar.
  • Si se detectan estos cambios, se iniciará un tratamiento para impedir que empeore la situación y proteger tu salud .

Positivo para cepas oncogénicas: Requiere incrementar la frecuencia de citologías (de bianualmente a semestralmente)
Negativo para cepas oncogénicas: Puede que se haya infectado en el pasado pero ahora ha eliminado el virus
Como prevenir el cáncer de cuello de útero: Estudio de papilomavirus, citología con regularidad, utilizar condones

14781583112_9d98d37945_b

Para hombres (sin VIH)

  • Para hombres que son VIH negativo
  • La existencia de cepas oncogénicas del papilomavirus (que pueden producir cáncer) ocurre tan infrecuentemente en los hombres VIH negativos que no tenemos que considerar su presencia relevante.
  • No solemos realizar pruebas de estas cepas en hombres (sin VIH) por los motivos explicados en la tabla que aparece a la derecha:

Positivo para cepas oncogénicas: No suele amenazar la salud del hombre. Su pareja podría haberse infectada pero haber eliminado el virus
Negativo para cepas oncogénicas: Puede que se haya infectado en el pasado y lo haya transmitido a su pareja, pero ahora él ha eliminado el virus
Como proteger a sus parejas: El uso del condón reduce algo el riesgo, pero la mejor manera de proteger a nuestras parejas contra el cáncer de cuello de útero es animarlas a realizar revisiones con el ginecólogo cada año.

 6813314147_9dca299253_z

En hombres VIH positivos:

  • Existe una frecuencia muy elevada de infecciones anales con cepas oncogénicas de papilomavirus, incluso si no practicas sexo anal receptivo.
  • Se ha apreciado un incremento en el número de casos de cáncer de ano en este grupo de hombres.
  • En la salud pública no existe un plan de acción bien estudiado ni acordado sobre cómo manejar estos casos.
  • Queremos ofrecerte la posibilidad de realizar un estudio anual de presencia de cepas oncogénicas o, en caso de su detección, un estudio de citología anual para asegurarte que no haya presencia de cambios pre-cancerígenos.
  • De esta manera, se puede detectar lo antes posible cualquier anomalía que nos podría hacer pensar que ha empezado un proceso cancerígeno.

 

En mujeres VIH positivas:

  • Existe una frecuencia muy elevada de infecciones con cepas oncogénicas de papilomavirus, tanto en el cuello de útero como en el ano, incluso si no practicas sexo anal.
  • Se ha apreciado un incremento en el número de casos de cáncer de ano y de cuello de útero en este grupo de mujeres.
  • Es imprescindible realizar un seguimiento exhaustivo por parte de su ginecólogo, incuyendo pruebas de citología anal anualmente.

5242100122_f7b0c39d39_z 

Y todo esto esquematizado sería:

  1. Contagio de todo el mundo de VPH, es lo normal contagiarse, el contacto de la piel lo transmite.
  2. El cuerpo lo elimina de manera natural en el 92% de los casos
  3. Hay un 8% de cepas determinadas (40 tipos distintos, entre ellas 16, 18, 31, y 45) que pueden producir cáncer.
  4. Si se tienen cepas oncogénicas (que pueden producir cáncer) hay que incrementar la frecuencia de citologías de cada dos años a cada seis meses.
  5. Nunca se produce una transformación de las células de un día para otro. Tarda 10 años en causarse lesiones precancerosas y otros diez en convertirse en cáncer de útero.
  6. El cáncer se evitará con estudio y control del VPH, tratamiento, citologías y condones.
  7. En los hombres rara vez amenaza su salud
  8. En el caso de ser VIH positivo, se dan casos de cáncer de ano en hombres y mujeres, incluida citología anal anualmente.

 

IMAGENES

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo