Selección de idioma

¿Y tú qué piensas de Femen?

11 octubre, 2013 a las 11:00/ por
Viñeta_El Roto2009elpais

Me he decidido a escribir sobre el tema porque me preguntó ayer Elisa, de mehanviolado.com. La pregunta la hizo simplemente por tener más datos para saber qué pensar de ellas. Y las respuestas de las personas a quienes nos preguntó fueron variadas: “Imposibol”, “”Pues por un lado bien pero por otro mal pero todo lo contrario, ¿o no?”, “It’s very difficult todo esto”…

Así que ¿qué pienso de Femen? Pues una mezcla de 3 fuentes.

Por un lado, la primera opinión tuve la suerte de oírsela en directo a Nuria Varela, de quien me encantó la manera tan poco polarizada de explicarlo cuando le pidieron su opinión sobre ellas en el Campo de la Cebada. En resumen dijo:

  • Tiene mucho sentido el grupo en el país donde surgió Ucrania, por el tráfico de mujeres destinadas a prostitución que hay (más concretamente, según Beatriz Gimeno “surgió como organización con el objetivo prioritario de luchar contra la legalización de la prostitución  que el gobierno de Ucrania planeaba llevar a cabo con motivo del campeonato de fútbol en 2012 y  con el objetivo de que la compra de servicios sexuales se convirtiera en un delito“. Es decir no sólo tráfico sino con el fin de prostituirlas, y ahí veo el sentido ese de que parezca que hay casting para que sean guapas, delgadas, blancas…
  • Por un 1 euro… dígame usted el nombre de grupos feministas que conozca que no sea Femen. ¿Complicado, verdad?. Ya lo dice ella en su blog. El objetivo de que un grupo muy pequeño sea muy conocido y salga en la prensa continuamente lo han conseguido, mientras que grupos con mucho más trabajo a sus espaldas y más apoyo social no se conocen. Ya tenemos la solución, como dice la Filósofa Frívola…: “Me imagino que si quieren mas tiempo en el telediario las mujeres asesinadas podrían ser rubias y ponerse una corona de flores en la cabeza.”

La otra opinión es de la revista de referencia para mucha gente, Pikara Magazine (sí, se nota, soy hooligan de Pikara), Femen ¿por qué nadie está con ellas?. Está escrito por Beatriz Gimeno, otro de mis referentes habituales. El artículo me parece que vale la pena de arriba a abajo, por eso no lo copio (no tendría mucho sentido copiarlo completo) así que os recomiendo leerlo, que tenéis todo el fin de semana por delante… 

Y la tercera opinión, directamente en contra (con matices), es de la filósofa frívola de nuevo… Si tenéis problemas de comprensión lectora (como tanta gente) o vais con prisa, se resume en el último tuit de @luzhilda aquí: https://twitter.com/luzhilda/status/388021849248268288, es decir, la crítica a “su organización interna, que son patrocinadas por marcas de lencería, Jed Sunden, sionismo“. Con más lujo de detalles lo cuenta en Madriz.com: “La pluma activista”. Y sé el odio que despierta a menudo @luzhilda, pero conviene no olvidar lo que dice: “NO PONTIFICO, ni sobre feminismo ni sobre nada, DOY MI OPINIÓN.”

Lo que resumido quieres decir, tiene unas cosas buenas y otras malas. ¿Apetecía que yo tuviese una opinión radicalmente a favor o radicalmente en contra?. Pues me temo que no… ¿Discrepancias con ellas? Muchas. Por ser antitrabajo sexual (aunque la perspectiva desde Ucrania igual es muy distinta), por su visión islamófoba, por lo del hombre de los castings, por muchas cosas. Pero me pasa con esto como la política. No soy ¿esencialista?.

No busco el partido perfecto o el movimiento perfecto, porque por ese camino creo que no se llega a ninguna parte. Soy incapaz de sentarme esperando al partido perfecto, al movimiento perfecto, a la solución perfecta. Me parece útil como utopía a la que se apunta para saber qué dirección llevar, hacia dónde vamos. Pero desaprovechar toda oportunidad de avanzar por el camino mientras no llegan cosas mejores me parece un error. Por eso, trasladado a la práctica por ejemplo, en política, prefiero colaborar con los movimientos sociales al mismo tiempo que voto a la que me parece mejor opción o la más cercana a mi punto de vista, para no facilitar con la abstención que salgan los dos partidos de siempre. Lo mismo que me parece razonable verle todas las facetas criticables que tiene Femen, al mismo tiempo que no desautorizo un movimiento entero, que además tiene muchas muchas facetas y grupos distintos. No creo que sea como el Barcelona o el Madrid, Mac o Windows, blanco o negro.

Porque mientras estamos mirando a esa estrella polar que nos ilumina, mientras soñamos con ese nirvana de un mundo maravilloso en el mundo que tenemos alrededor el Frente Nacional gana (ganaría) las elecciones en Francia. O tres millones de personas en España deben vivir con 300 euros al mes, o menos.

Y sigo creyendo en lo que decía Wilhelm Reich en “La psicología de masas del fascismo” de la Europa de los años 30: Que mientras el fascismo utilizaba cualquier sistema para conseguir gobernar (mentir, utilizar el miedo, movilizar los instintos más básicos, manipular…), la izquierda* intentaba convencer utilizando sólo la razón, obviando que en el ser humano hay partes más oscuras, no es todo razón. Wilhelm no olvida las burradas que se hicieron en Rusia tampoco, sino que insiste en que allí se pensaba que, quien llevaba la contraria, quien pensaba distinto, era porque se equivocaba. Es decir, que si se le explicaba bien, lo iban a entender e iban a cambiar de bando, iban a darse cuenta de su error. Esa izquierda sólo se dirigía el mensaje a una parte de la persona: La parte lógica, la inteligencia, el raciocinio…. olvidando dirigirse también a la parte mítica, básica, reptiliana, espiritual, gregaria… Ya sabemos cual fue el resultado en los años 30. Y me parece de nuevo que estamos cometiendo errores muy parecidos. 

Por eso no me parece mal que haya movimientos que intentan llegar por medios que me parezcan criticables a unos objetivos que quiero defender. Prefiero eso a criticar públicamente a quien está más cerca de mi lado. Prefiero apoyar varios movimientos que apuntan en la misma dirección, aunque me obliguen a elegir uno de los dos. Prefiero eso a dejar hueco para que avancen, precisamente, los movimientos que tengo muy claro que no quiero que se difundan más de lo que ya lo hacen.

No digo que sea la mejor manera de defender mis ideas. Cada cual, obviamente, lo hace a su manera. Sólo digo que es la única manera en que soy capaz de hacerlo. Por eso leo al mismo tiempo a Nuria Varela, Beatriz Gimeno y la filósofa frívola… 

*A estas alturas para mí la izquierda son los movimientos o partidos que se ocupan de intentar equilibrar la balanza entre quienes tienen más poder y quienes tienen menos, mientras que la derecha la veo como la tendencia a proteger a quien más tiene (defendiendo la libertad total, ejem, pero claro… una lucha “libre” entre tú y  Emilio Botín ya sabes quien va a ganar…), a que cada cual se busque la vida, mientras que se adoptan medidas discrecionales (por ejemplo, caridad en lugar de justicia social, como en “Plácido”) para los grupos minoritarios en cualquier sentido.

La imagen es de El Roto, a quien idolatro.

8 Comentarios a “¿Y tú qué piensas de Femen?”

  1. A vuelapluma:

    1. La puñetera verdad es que la única oposición cívica y en cualquier caso la más valiente y audaz a los regímenes autoritarios que han sustituido las dictaduras comunistas en la antigua URSS son esas jóvenes, oposición que ha de hacerse extensiva al creciente poder de las Iglesias ortodoxas de esos países. Es muy meritorio.

    2. Personalmente soy partidario de la legalización de la prostitución, aunque también radicalmente contrario a la prostitución impuesta, que no es lo mismo, y creo que la hostilidad de Femen lo es contra la explotación sexual, que nada tiene que ver con la libertad de quien opta por disponer de su cuerpo como manifestación de la autodeterminación de la voluntad.

    3. Hay que buscar nuevas formas de protesta. En la sociedad de la microinformación, de los flashes y de los impactos en 140 caracteres, hay que ser raudo. Y además, quizá, como cantaban Kortatu, “cuando todo está perdido lo que queda es molestar”. Hay que ser más que impactante epatante, y Femen lo consigue, cuela su mensaje con eficacia.

    4. Sí: cuelan su mensaje. No sus tetas, no. Consiguen que se hable de lo que se pintan en sus tetas, o que al menos se lee. En toda Europa por fin se sabe que en España hay una regresión en los derechos reproductivos y/o sexuales de las mujeres, y esa “Marca España” hay que boicotearla.

    5. Por si queda alguna duda sobre la efectividad de las campañas de Femen: enseñar las tetas gritando “el aborto es sagrado” escandaliza a los fachas (a los de derechas y las autodenominadas “de izquierdas”). Quieren escandalizar porque quieren subvertir el orden moral, y a eso yo me apunto.

  2. Elisa dice:

    Gran artículo :) Al final, a pesar de sus aspectos criticables, lo cierto es que no puedo negarles mi apoyo. Y es que a veces parece que las feministas nos pasamos más tiempo tirándonos de los pelos unas a otras que intentando avanzar juntas en la dirección correcta.
    Por esto de añadir al debate, aquí hay un artículo muy crítico que mete el dedo en la llaga de su falta de intelectualidad: http://mondediplo.com/blogs/the-fast-food-feminism-of-the-topless-femen

  3. moscacojonera dice:

    Ya Elisa, pero pasa lo mismo en la izquierda… Que al final se va separando en grupos que cada uno defiende que su visión es la buena, la auténtica. Y se olvida que, SIN RENUNCIAR A LA IDENTIDAD DE CADA GRUPO, se pueden hacer alianzas estratégicas…

  4. caterinamedicea dice:

    Yo lo resumí en un tuit que decía algo así como
    MACHISMO >>>> Feminismo con el que no me siento identificada.

    Osease, que vamos a dejar de darnos de hostias en la trinchera y disparar al otro lao, joer. Que luego obviamente tenemos nuestras diferencias y yo con una feminista de la diferencia de los 70 tengo poco que ver, pero por lo menos es feminista!

  5. Indel dice:

    Yo tengo sentimientos encontrados. No tengo una opinión definitiva.. lo cual es un vacío que me produce un poco de angustia.

    Quizás viéndolo como “art activism” sea aceptable.. Sacan en los mass media el tema, es cierto. Por lo visto lo de salir en la tele es una meta incuestionable.

    Pero hay cosas que también he visto y no me gustan: http://www.psyops.fr/2013/03/14/femen-operation-suwen_international-istanbul/

    Además, no estoy seguro de que la batalla de salir en los medios (de información) a cualquier precio justifique los medios (de hacerlo). “The revolutión will not be televised”. De hecho, yo tengo mucha prevención con este tipo de éxito de marketing: si te sacan y encima no es para injuriarte, es que inevitablemente algo estás haciendo mal.

    Sin embargo, es un hecho que muchas de estas mujeres se enfrentan a cárcel y represión y con dos ovarios, y eso es más de lo que hacemos muchos que nos autodenominamos activistas.

    Pero, por otra parte, @Luzhilda tiene una gran influencia moral en mí..

    Resumiendo, que tendré que seguir con mi vacío.

    Como nota al margen, cada vez tengo más claro que el principal problema de la izquierda -voy a emplear ese término sin rodeos- es que no sabe quién es ella misma, pero tampoco sabe bien quién es el enemigo, o hasta dónde llega. Buscar la propia identidad es el primer paso, y en esas estamos. Por eso nos angustiamos en debates sobre si femen es de los nuestros o es el enemigo.
    Ellos, en cambio, tienen clarísimo su identidad.
    Lo llevamos crudo!

  6. […] las conocen. Entonces pasad por el blog de @lamoscacojonera, que hay información muy variada: ¿Y tú qué piensas de FEMEN? Si alguien tiene curiosidad por mi opinión, de todo lo que he leído sobre el grupo feminista, con […]

  7. d dice:

    Las Femen, un grupo de mujeres tetudas, gritando como locas. No hay nada más machista y estúpido; y encima tienen el descaro de decir que luchan por las mujeres. A mi que no me pongan en su lucha.
    Hasta ahora no han existido grupos de mujeres que le planten cara a la idelogía feminista, pero, es muy posible que las cosas comienzen a cambiar.
    No tiene sentido lo de las Femen, porque la ley del aborto apenas ha sido modificada; sólo han cambiado la edad, de los 16 años han subido a los 18 años.

  8. name dice:

    Y apenas han modificado la ley del aborto porque han querido; no por presiones de ningún grupo feminista.Porque el pp, ha expulsado a los provida de su partido político.

Dejar una respuesta a Elisa

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo