Selección de idioma

YES, WE FUCK! (Producción del documental sobre sexo y discapacidad funcional)

30 diciembre, 2014 a las 11:00/ por
Yes_we_fuck-censura-puritana-facebook-sexualidad-discapacidad_EDIIMA20131104_0610_14

Con la diversidad funcional hay la percepción de que las personas tenemos discapacidad o no, en lugar de verlo como un espectro hacia el que, inevitablemente, nos vamos acercando poco a poco con la edad, aparte de otras circunstancias que cambian nuestras capacidades, como un accidente, una enfermedad…

prototype-leg-prosthetics-viktoria-modesta-7

Y si normalmente es un tema del que se evita hablar (enhorabuena si has llegado a este segundo párrafo), mucho más se evita el asunto del sexo cuando nos referimos a personas con diversidad funcional que tenemos a nuestro alrededor.

Si hay algo que creo que es poderoso respecto a la relación a la diversidad funcional con el sexo es poner en marcha nuestro propio deseo. No aproximarnos intelectualmente a todo este tema, no ayudar a una causa porque es navidad, por egoismo (previendo que antes o después estaremos en esa situación) o por ayudar a quien está en una situación menos favorecida que la nuestra.

El deseo, NUESTRO deseo implicado en lo que hacemos. Por eso me parecen interesantes casos como el de Viktoria Modesta (la de la foto de arriba y el vídeo de abajo), que quizá los medios de comunicación sólo quieran usar durante un tiempo para llamar la atención pero que creo que a veces tienen capacidad para crear imágenes —ampliar nuestro imaginario— respecto a lo que identificábamos como deseable.

Por la misma razón me parece tan interesante el amputee porn, devotees, disabled porn, crippled porn… En Tumbrl, por ejemplo, se puede encontrar fácilmente porno con personas con amputaciones. O en Flickr, con imágenes muy explícitas de sexo entre chicos amputee. Las personas con una atracción especial por ellas se llaman devotees, como escribí hace mucho tiempo. Si se quieren usar nombres de perversiones, la acrotomofilia es el “intenso deseo de que la pareja sea una persona amputada”. Del lado opuesto está la apotemnofilia si se desea ser la persona amputada.

Creo que es una manera explícita de ver que tener cuerpos distintos no significa renunciar al sexo. No desaparecen del mundo, sino de los medios de comunicación, de los ambientes sexuales, y se les infantiliza, o se ignora que tienen vida sexual.

Yes We Fuck es un proyecto que conocí a través de PostOp. Un proyecto de vida independiente, que son proyectos que buscan mejorar las condiciones para permitir que las personas con diversidad funcional tengan una vida independiente (frente al modelo médico-rehabilitador: “usted tiene un problema y debe rehabilitarse”). Para saber más del concepto de “vida independiente” se puede consultar la wikipedia, por ejemplo.

verkami_2da5cb48ef1121fa7f65d1fbcbe1b769

Yes We Fuck es un proyecto hecho con Antonio Centeno y Raúl de la Morena, que comparten con Post Op la visión de que

“parece clara la necesidad de romper el binomio dependencia-infantilización, términos que se retroalimentan generando un círculo vicioso que hasta ahora se ha mostrado resistente a cualquier avance ideológico y legislativo. De aquí nació la idea de hacer un documental sobre sexualidad y diversidad funcional; “Yes, we fuck!”

 

Este proyecto ha arrancado una campaña de micromecenazgo, de crowdfunding, en Verkami, para conseguir hacer posible un documental que dé a conocer este punto de vista independiente respecto a la diversidad funcional. De los 12.000 euros que se necesitan, por ahora se han conseguido poco más de 2.000 euros, por eso insisto en la campaña lo que haga falta, para poner mi granito de arena y que salga adelante. ¿Tienes algún grano de arena? Yo ya tengo la camiseta y mola mucho.

Puedes leer más y ver varios vídeos en la web yeswefuck.com

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo