Selección de idioma

Es tu entorno más cercano
el que te ahogará (si es poco flexible)

17 junio, 2015 a las 11:00/ por
keep-calm-i-m-different-7

 

En nuestra vida nos sucede algo muy lógico, pero muy llamativo: A las personas a quienes nos cuesta más contar nuestros gustos, orientación, identidad, prácticas, etc es a nuestro entorno más cercano, a quienes queremos más, a quienes nos quieren más. Son precisamente los vínculos que más valoramos, las personas que más pesan en nuestra vida y, por eso, es la gente que más tememos perder. Tienen (o creemos que tienen) unas expectativas puestas sobre nuestras ideas, gustos, principios, imagen…. y como todo el mundo tiene —afortunadamente— algunas contradicciones en su vida, se encuentra que eso, precisamente eso, no lo puede contar a quien tiene más cerca. Por eso contamos nuestra vida entera a personas que conocemos en un tren, en unas vacaciones…

 

https://www.flickr.com/photos/harrypotts/4658883885/
https://www.flickr.com/photos/harrypotts/4658883885/

 

Por ejemplo, suele ser una pregunta habitual en el ambiente poliamor: ¿Y cuando le digo yo a alguien con quien estoy ligando/empezando que prefiero la no-monogamia a la monogamia?… Y, aunque depende muchísimo de las circunstancias de cada cual, lo habitual es decir: Cuanto antes. Porque te puede doler que esa persona que acabas de conocer te rechace por lo que le acabas de decir… pero más te dolería el rechazo de tu pareja con la que llevas años, de tu familia, de tus amistades más cercanas, de tus colegas activistas… Lo mismo pasa con otras cosas, como si te gusta el BDSM, si eres trans, si eres queer, si eres gay en un entorno heterosexual, si eres bisexual en un entorno gay/lésbico, y así se puede ir yendo de colectivo en colectivo. Cuanto peor tolere la diversidad, cuanto peor sea capaz de convivir con la diferencia cada uno de esos entornos, cuanto menos flexible sea, más miedo tendrás a contar algo que se separa de lo “admitido” en cada uno de ellos.

 

 

 

Ya se sabe qué sucede cuando te separas de lo que opina la mayoría en tu grupo/familia/amistades/etc: Sufrirás presión para que te comportes como el resto y, si no lo haces, se te expulsará del grupo… excepto si con tu postura —con una serie de condiciones— consigues que se replanteen lo que han decidido sin demasiada reflexión (algo que no siempre se decide así). Lo que sucede en los grupos, en las relaciones humanas son interacciones muy complejas, donde se pueden sumar reacciones que no sabemos ni por qué las tenemos/tienen, donde influye la tolerancia a la discrepancia que haya en nuestra cultura, la que sea, en la que vivimos (poca, en la española), en la capacidad de convivir con la tensión sin resolverla inmediatamente (poca, en la española), en la capacidad de opinar distinto sin que se acabe en drama (poca, en la española), en la capacidad de superar esos dramas (mucha, en la española, unas cañas y ya está, excepto casos extraordinarios)…

 

Por eso es algo que se utiliza siempre —ahora que está reciente lo de Zapata— para algo muy muy antiguo: Divide y vencerás, en el caso de que haya grupos enfrentados, como sucede en política por ejemplo, para provocar enfrentamiento y que se vayan perdiendo apoyos dentro de su entorno, pero también en cualquier otro grupo. ¿Cómo se consigue hacer perder apoyos internos al PSOE? Recurriendo al debate sobre si independencia de Catalunya o no, provocando enfrentamientos con el partido socialista de Catalunya y entre miembros del PSOE. ¿Cómo se consigue lo mismo en Izquierda Unida? Con el debate sobre si presentarse a las elecciones dentro de la “marca” de Podemos o no. ¿Cómo se consigue con “candidaturas de unidad popular”? Dividiendo esa “unidad popular” con los debates más polémicos que haya a mano planteándolos de la manera menos precisa posible, con los menos matices posibles… Prostitución sí o no, humor negro sí o no, subir impuestos o bajarlos, que haya más funcionarios o menos, si más protección a las mujeres maltratadas o no, con qué edad se puede abortar sin permiso de quien tenga la patria potestad… ¿Cómo se consigue en el Partido Popular? Preguntando si condenan los campos de concentración (había más que los del listado “oficial”) y los asesinatos masivos que existieron durante años después de la guerra (que siguen sin condenarlo…). En política es previsible un estado de constante intento de “divide y vencerás” durante los próximos cuatro años como mínimo.

 

 

¿Y fuera de la política? Pues sucede lo mismo: Cualquier debate que polarice mucho, que suela terminar en síes y noes innegocibles, en blanco y negro sin matices, en un “conmigo o contra mí” (falacia del falso dilema se llama eso) tiene el potencial de romper uniones/grupos/colaboraciones/colectivos —afortunadamente muy diversos— que seguramente son muy dispares en ese tema pero que tienen muchos puntos en común en otros muchos terrenos y que podrían hacer la colaboración muy provechosa para todo el mundo… Y ahí, obviamente, entra en juego la capacidad de cada unión/grupo/colaboración/colectivo para gestionar cada diferencia que tengan. Porque afortunadamente, cuanta más diversidad haya dentro de un grupo, más diferencias habrá… Y diferencias irreconciliables no existen tantas, excecpto si se sigue esa tendencia que se ve a veces a plantear falsos dilemas uno tras otro para irse dividiendo en grupos impares menores de tres.

Sea la gente más cercana que tengamos, sea nuestra familia, nuestras amistades, nuestro colectivo… cuanto más flexibles sean, mejor vivirá cada persona miembro de ese grupo. Y mejor soportará ese grupo cada discrepancia, como ya contaba el cuento del junco y el roble. O la misma Física: Un cuerpo es capaz de absorber más energía, acumurla y devolverla cuanto más flexible es…

 —-

La fuente de la imagen principal, la de Keep Calm es sd.keepcalm-o-matic.co.uk/i/keep-calm-i-m-different-7.png

 

 

 

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo